Mundo Obrero

AZÚCAR AMARGO

Los trabajadores del Ingenio San Juan reclaman deuda salarial y denuncian fraude empresarial

Por segundo día consecutivo los trabajadores del Ingenio San Juan tomaron una parte del predio para reclamar por sus sueldos adeudados. La empresa Tecnocontrol dejaría el ingenio con millones de pesos de deuda.

Jueves 1ro de marzo | Edición del día

Casi un centenar de trabajadores del Ingenio San Juan decidieron tomar parcialmente las instalaciones de la fábrica para exigir una respuesta inmediata ante la falta de pagos correspondientes a la zafra 2017.

La deuda que mantiene el arrendatario Lucas Teran con los trabajadores del ingenio supera los 11 millones de pesos. En algunos casos hay trabajadores que tienen hasta seis meses pendientes por cobrar, incluido el aumento salarial del 2017 nunca reconocido por la patronal, y liquidación de aguinaldo y vacaciones.

Para la empresa (Tecnocontrol SA) la zafra 2017 fue récord en venta de azúcar y alcoholes. Los trabajadores afirman que se vendió hasta lo que por ley debe ser resguardado para el pago de los salarios, la “estiba obrera”, que representa nada menos que un aproximado de 200 mil bolsas de azúcar.

Según el testimonio de los trabajadores, en sus últimas apariciones Lucas Terán se limitó a decir que “no tiene plata para los pagos” y que “está a la espera de que el gobierno le autorice un préstamo".

Crónica de un fraude anunciado

Tras varios años de administración fraudulenta por parte del grupo Altarmiranda-Omil,
la empresa Tecnocontrol SA se hizo cargo del arriendo del ingenio en 2016, con la ayuda del gobierno provincial y en una negociación de la que participó Darío Monteros, intendente de la Banda del Río Salí, quien comprometió al municipio a cubrir una deuda de 9 millones de pesos a cambio de quedarse con un importante predio del ingenio, sobre el que posteriormente se especuló, en plena campaña electoral, con la construcción del estadio único de Tucumán.

La decisión de la jueza Dalla Fontana de convalidar el arrendamiento por tres años a Tecnocontrol SA llamó la atención, cuanto menos, ya que se trata de una pequeña empresa dedicada a la venta de repuestos e instalaciones industriales con 7 empleados registrados y sin ninguna experiencia en el negocio azucarero, aunque si en la licitación de obras públicas, como la del Monumento al Bicentenario.

Entre los trabajadores se corre el rumor de que se trataba de una pantalla, el testaferro de algún otro empresario o funcionario del gobierno con intereses directos en el Ingenio San Juan.

Un año y medio después la historia de los arrendatarios que llegan al ingenio para su administración fraudulenta con apoyo del gobierno provincial, se vuelve a repetir.

Lucas Teran deja un ingenio con deudas con la AFIP, EDET, SAT, que rondarian los 133 millones de pesos. Al día de hoy tiene todos los servicios cortados, la situación del ingenio es alarmante. Las tareas de mantenimiento están interrumpidas por lo que peligra el inicio de la molienda.

Para los trabajadores a la deuda salarial se suma la incertidumbre sobre la continuidad de sus puestos de trabajo. Con esto la lucha de los trabajadores del Ingenio San Juan se suma a la de los trabajadores de los principales ingenios de Salta y Jujuy contra los despidos. Por eso en medio de la olla popular no dejaron pasar la oportunidad para dedicar un mensaje de apoyo a los obreros del Ingenio La Esperanza que vienen luchando contra 338 despidos y la persecución del gobierno de Gerardo Morales.

En un marcado contraste, la FOTIA y FEIA se negaron a aportar al fondo de lucha que trajo a Tucumán una delegación de trabajadores despedidos del Ingenio La Esperanza el pasado 20 de enero.

Con la mira puesta en los acuerdos que pueda alcanzar con un futuro arrendatario, la FOTIA, que mantiene intervenido el Sindicato del ingenio, viene impulsando reuniones para presentar a Juan Carlos Crovella, un empresario que en 2016 quizo hacerse cargo del ingenio dejando afuera a la totalidad de los contratados y anticipando jubilaciones.

Juan Carlos Crovella: el nuevo arrendatario?

El titular de la FOTIA y Secretario de Trabajo de la provincia, Roberto Palina, ha confirmado el interés de Juan Carlos Crovella en el arrendamiento del ingenio y las tratativas en curso con el vice gobernador Osvaldo Jaldo.

Este empresario ya tuvo problemas con los trabajadores del Molino San Patricio, en Entre Ríos, por la sistemática demora en el pago de los salarios y por maniobras fraudulentas como el sistemático cierre y cambio de razón social del molino para licuar deudas.

Crovella no es un desconocido para Roberto Palina, que en 2005 lo denunciaba por incumplimiento en los aportes previsionales y de la obra social de los 280 obreros del Ingenio Aguilares.

Por aquel entonces afirmaba en La Gaceta que "hasta ahora, la arrendataria del Aguilares era la firma IOSA, del empresario Juan Carlos Crovella, quien, a su vez, es uno de los dueños minoritarios del ingenio, con alrededor de un 40% de la empresa", explicó Palina. "Pero resulta que este año el mismo arrendatario, que sigue siendo Crovella, cambió el nombre de la empresa, que pasó a llamarse Fericar. Nos preocupa que cambie el nombre de la empresa el mismo arrendatario que viene evadiendo aportes y obligaciones".

Los trabajadores hace tiempo que vienen denunciando a los sindicatos del ingenio que pertenecen a la FOTIA y FEIA como los responsables directos de las pérdidas sistemáticas de conquistas del convenio, del vaciamiento del ingenio, y de la situación crítica en la que se encuentran el dia de hoy .

Una vez más están en lucha defendiendo sus puestos de trabajo contra las patronales vaciadoras que se enriquecen, mientras la burocracia sindical negocia junto al gobierno cómo seguir garantizando sus ganancias.







Temas relacionados

Tucumán   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO