Internacional

BRASIL – 29 DE SEPTIEMBRE

Los sindicatos metalúrgicos brasileros anuncian medidas contra Temer

Los sindicatos metalúrgicos del país anunciaron para el 29 de septiembre una paralización nacional contra los cambios en la legislación laboral y la reforma del sistema de seguridad social.

Sábado 10 de septiembre de 2016 | Edición del día

Los sindicatos metalúrgicos de diversas regiones del país anunciaron para el 29 de septiembre una jornada de paralización nacional contra los ataques del gobierno golpista de Michel Temer. El motivo de la protesta son los cambios en la legislación laboral, en especial la regularización de la tercerización del trabajo y la “reforma del sistema de seguridad social”, cuya propuesta será encaminada al Congreso este mismo mes.

Este jueves (8), los sindicalistas hicieron una reunión en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de San Pablo para discutir la movilización. Del encuentro se publicó un comunicado repudiando los cambios propuestos por el gobierno, que “eliminarán derechos, reducirán el costo de trabajo y solo tiene en cuenta los intereses de la clase patronal”. Entre otras organizaciones, el texto está firmado por sindicatos de base del ABC Paulista, San Caetano do Sul y San Jose dos Campos, además de Gravataí y Catalão. Regiones donde funcionan fábricas de seis montadoras: General Motors, Volkswagen, Mercedes Benz, Ford, Scania y Mitsubishi.

Es posible construir un gran paro desde las bases

Los ataques a los derechos laborales así como la reforma del Sistema de Seguridad social afectarán las condiciones de vida de la clase trabajadora. Frente al escenario de consolidación del golpe, los trabajadores se preguntan cuál será el futuro y qué hacer frente a eso. Están planteadas las condiciones para realizar una gran movilización que ponga a la clase obrera en el centro de la escena contra los golpistas.

Es claro que las centrales sindicales como la CUT, la CTB y Força Sindical no prepararan desde las bases una movilización contra el gobierno de Michel Temer y sus ajustes. La CUT y la CTB están subordinadas a la política del PT, partido que está cumpliendo el rol de oposición “responsable” frente al actual gobierno para demostrar a los grandes empresarios y banqueros que son una alternativa viable y Força Sindical está alineada al gobierno de Temer, el mismo que aplica las medidas antipopulares.

La Central Sindical Popular – Conlutas (CSP-Conlutas) a través del sindicato de los Metalúrgicos de San Jose dos Campos no logra convertirse en un ejemplo de cómo luchar contra estas medidas. En lugar de organizar la lucha en las fábricas de la región contra los ataques de Temer, prefiere continuar con su política pro-golpe al afirmar que los trabajadores de la General Motors festejaron la salida de Dilma. Es necesario que esta movilización sea el primer paso rumbo a una huelga general que derrote a los golpistas y su plan de ajuste y que los sindicatos construyan un verdadero plan de lucha para derrotar estos ataques y enfrente las privatizaciones y recortes que el gobierno está anunciando.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO