Mundo Obrero

EL FUTURO DE LA CGT

Los sindicalistas preferidos del Gobierno, presentes en la exclusiva cena de Cippec en La Rural

La decimoquinta edición del evento reunió a más de 1200 políticos y empresarios en La Rural. Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri y Armando Cavalieri dieron el presente. Compartieron mesa junto al peronista Santa María y al actual triunviro de la CGT, Héctor Daer.

Martes 17 de abril | Edición del día

Sonrientes, distendidos, bien empilchados. Posan para la foto y siguen charlando, bebiendo vino y riendo en la mesa redonda que ocupan en el centro del predio de La Rural. Así se los ve a estos “buenos muchachos”, en el evento que recibe como cada año a más de 1200 dirigentes políticos, empresarios, autoridades del poder judicial, diplomáticos y, como se ve, también a distintos representantes sindicales. El “lollapalooza” del círculo rojo, se animaron algunos a definir con cierta ironía.

Lo cierto es que por allí desfilaron el jefe de Gabinete Marcos Peña Braun, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley. El presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, el ministro “offshore” Luis Caputo y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich. El titular del Banco Central Federico Sturzenegger, las gobernadora María Eugenia Vidal y Rosana Bertone. Los gobernadores Gerardo Morales y Juan Manuel Urtubey. El jefe de la Cámara de Diputados Emilio Monzó y los legisladores Nicolás Massot y Pablo Tonelli, completaban el cuadro de los funcionarios más renombrados.

Isela Constantini (expresidenta de Aerolínas Argentinas), Cristiano Ratazzi (FIAT) y el histórico contratista Aldo Roggio encabezaban las presencias del mundo empresario.

Entre ellos nadaban como peces en el agua Armando Cavalieri, Gerardo Martínez, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri, Víctor Santa María y Héctor Daer.

Los 6 integraban una mesa en el centro del predio donde no sólo compartían la elegante cena sino muchas otras cosas en común. Una de ellas es sin duda la extensa cantidad de años dirigiendo las organizaciones sindicales. Hace 13 años que Santa María conduce el sindicato de los trabajadores de edificio, aunque al lado de sus colegas todavía tiene mucho camino por recorrer. Lo sigue Héctor Daer, con 26 años al frente de Sanidad. Más adelante se ubica Andrés Rodríguez con 28 años en UPCN y Gerardo Martínez, que también registra 28 abriles conduciendo la UOCRA. Por su parte Lingeri lleva 32 años conduciendo el sindicato de Obras Sanitarias de Buenos Aires y la misma marca ostenta el eterno Armando Cavalieri al frente del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), el más numeroso del país.

A los seis también los une un dato más reciente: la negociación a la baja de las paritarias, cerrando acuerdos a la medida del Gobierno nacional mientras ellos aumentan sus bolsillos y negocian con funcionarios y empresarios futuras traiciones. Los llamados sindicalistas “dialoguistas” picaron en punta y firmaron pautas del 15%, a pedir de Cambiemos. “El club del 15” se nutrió rápidamente con las filas de los trabajadores de Comercio, Uocra y Obras Sanitarias gracias a sus representantes. Pero en este rubro el que se destacó más que los otros fue el titular del PJ porteño y dueño del Grupo Octubre, Víctor Santa María: firmó un miserable 12% en dos cuotas para sus afiliados.

Te puede interesar: Paritarias: el peronista Santa María firmó un 12 % en cuotas para encargados de edificios

La “Mesaza” del sindicalismo también está unida por la deliberación en cuanto al futuro de la CGT. La central atraviesa una crisis importante, en la cual todos hablan del fin de ciclo del actual triunvirato pero no se ponen de acuerdo en lo que será la renovación de autoridades.

Además de los mencionados dirigentes también pudo verse a Facundo Moyano y al exkirchnerista Antonio Caló. Pero el encuentro de Cippec pudo contar, además, con otra presencia rutilante para el mundo del trabajo: Pedro Furtado de Oliveira, el director de la OIT en la Argentina. Entre bocado y bocado, dejó una pregunta picando sobre su mesa: “¿Está la estructura legal y judicial preparada para las nuevas formas del empleo que trae la automatización y los cambios acelerados en las tecnologías?”

A 4 meses de las jornadas que enfrentaron en las calles el saqueo a los jubilados y la feroz represión policial ordenada por el Gobierno, el plan de reformismo permanente que había anunciado Macri debió mutar de piel y retornar al gradualismo, archivando la reforma laboral que los empresarios pedían a gritos. En aquel momento, la gran mayoría de la CGT había acordado con el oficialismo el texto de la misma y el malhumor social y la bronca expresada en las calles provocaron el cambio de planes.

Las “nuevas formas del empleo” que en aquel momento se habían puesto en discusión eran un avasallamiento sobre los convenios colectivos de trabajo y los derechos laborales conquistados con años de lucha del movimiento obrero argentino. El freno a esos planes igualmente no impidió que el Gobierno continuara atacando las condiciones de vida de la clase trabajadora a través de los tarifazos, una inflación que no para de crecer y unos aumentos salariales que se arrastran por el piso, al igual que los dirigentes que los firman.

La foto de los popes sindicales compartiendo mesa en La Rural solo confirman una cosa: con reformismo permanente o gradualismo, en el Gobierno saben que siempre pueden contar con estos “buenos muchachos”.







Temas relacionados

Víctor Santa María   /    José Luis Lingeri   /    La Rural   /    Andrés Rodriguez   /    Facundo Moyano   /    Armando Oriente Cavalieri   /    Comercio   /    UPCN   /    Antonio Caló   /    Héctor Daer   /    UOCRA   /    Gerardo Martinez   /    Paritarias   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO