Géneros y Sexualidades

PERIODISTA INVITADA / NI UNA MENOS

Los policías condenados por el femicidio de Natalia Melmann buscan impunidad

A 16 años de un crimen que conmovió a Miramar, cuando la palabra femicidio todavía se peleaba en las redacciones. La familia sigue reclamando justicia.

María Florencia Alcaraz

Periodista @florencialcaraz

Viernes 3 de febrero de 2017 | Edición del día

A Natalia Melmann la secuestraron, violaron y asesinaron en Miramar cuando la palabra femicidio todavía se peleaba en las redacciones y no era considerado un agravante para el Código Penal. Tenía 15 años, quería ser obstetra y soñaba con viajar a Cuba a perfeccionarse. Encontraron su cuerpo el 8 de febrero de 2001 en el vivero municipal, después de cuatro días de búsqueda: la habían estrangulado con el cordón de una de sus zapatillas y tenía rastros de semen de -al menos- cinco hombres.

El sábado se cumplen 16 años del femicidio de Natalia y su familia todavía reclama justicia. La abogada defensora de tres policías condenados por el asesinato presentó una acción de revisión que abrió la posibilidad de que sean liberados. El próximo 16 de febrero en una audiencia en La Plata la Cámara de Casación Penal Bonaerense revisará la condena.

“Encontraron un artilugio para que se revisara la causa. Hace un mes nos enteramos de esta novedad judicial y tuvimos que salir a buscar un abogado. Tenemos que seguir pidiendo Justicia como el primer día”, dijo a La Izquierda Diario Laura Calampuca, la mamá de Natalia. Las primeras marchas reunían multitudes. El pueblo de Miramar salió a las calles para denunciar que detrás del femicidio de la adolescente había responsabilidad policial. El caso de Natalia cambió a la denominada “ciudad de los niños” y se volvió emblema de una época.

La violencia machista atraviesa todos los lugares: también los balnearios familiares y felices. El 3 de junio de 2015 Laura no tenía dinero para viajar a Buenos Aires a la movilización convocada por Ni Una Menos. Una oyente radial la escuchó en una entrevista en la radio pública y la ayudó a costear el pasaje. Laura no pudo llegar al escenario por la cantidad de personas que había.

Tres policías bonaerenses y otro hombre fueron juzgados en 2002 por el asesinato de Natalia. El Tribunal Oral Criminal 2 de Mar del Plata condenó a los ex sargentos primero de la Bonaerense Oscar Echenique y Ricardo “Rambo” Anselmini, y el ex cabo primero Ricardo “el Mono” Suárez a prisión perpetua por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, violación agravada y homicidio triplemente agravado. Echenique, de 41 años, ya estaba procesado en una causa de apremios ilegales. También fue condenado el civil Gustavo “Gallo” Fernández, un “buche” de la policía. Según las pruebas recabadas en el juicio, fue el entregador de la adolescente.

Cuando los investigadores encontraron sangre y cabellos en el auto de uno de los acusados, ellos dijeron que era porque habían ido a cazar perdices. Las pruebas de laboratorio fueron contundentes: el ADN era de la chica. También hubo testigos que contaron que vieron cuando la subían a un coche la madrugada de verano en la que desapareció. Los investigadores concluyeron que Fernández la marcó, los policías la secuestraron en un auto y la llevaron a una casona del barrio Copacabana, donde fue violada y asesinada. Luego, trasladaron el cadáver en otro auto hasta el vivero.

Tras el fallo de primera instancia, la Casación bonaerense redujo las condenas y Anselmini logró salidas los fines de semana. En 2012 la Corte Suprema de la Nación dejó firmes las perpetuas y la condena para el “Gallo” Fernández. Ahora la estrategia de la abogada Natalia Perelló, quien defiende a los tres policías, es trasladar la responsabilidad del femicidio a Fernández.

“Un recurso de revisión se concede cuando hay pruebas nuevas. En este caso no las hay. Se van a presentar testigos que ya presentaron su declaración durante el juicio. Es prueba que ya se debatió”, explicó Federico Paruolo, el abogado de la familia Melmann. El fiscal ante el Tribunal de Casación Penal, Carlos Altuve, coincide. Presentó un escrito de 17 páginas donde argumenta que el pedido de revisión de la condena debe rechazarse.

En estos 16 años la familia Melmann sufrió amenazas por parte de los familiares de los funcionarios policiales. Emiliano Echenique, uno de los hijos de los condenados, fue acusado de matar a otro joven en un boliche de Miramar durante una pelea.

Ricardo Panadero es un cuarto policía acusado del femicidio. En el cuerpo de la adolescente encontraron vello público que se correspondía con su ADN. El juicio en su contra sería recién el año que viene. El abogado de la familia Melmann también espera que el proceso judicial vuelvan a revisarse las pruebas con nuevas tecnologías y así los investigadores logren identificar al quinto responsable.

El asesinato de Natalia ocurrió en tiempos en los que los crímenes contra las mujeres aún eran tratados como casos aislados. Las violencias que imprimían los varones sobre los cuerpos feminizados aún no eran enmarcadas en el cuadro de la violencia machista. En la costa atlántica pueden rastrearse otros casos con las mismas marcas.

Al cuerpo de Laura Iglesias lo encontraron el 29 de mayo de 2013 en un descampado, también en Miramar. La habían violado y estrangulado. Tenía 53 años y trabajaba en el Patronato de Liberados. En 2015 hubo una condena por el femicidio pero quedó pendiente la pista que sigue el encubrimiento y la responsabilidad de la Bonaerense en el crimen.

La muerte de Mara Mateu de 16 años en 2008 en Santa Teresita, tuvo características similares: violada y estrangulada con el cordón de su zapatilla izquierda. El juicio por la muerte de Mara también obtuvo la condena máxima para los acusados.

Día y horarios de actividades que se realizarán por Natalia

Sábado 4 de febrero

  •  17 hs. Conferencia de Prensa de la familia de Natalia en el Espacio Konstantin calle 36 N° 741 (Miramar)
  •  21 hs. Acto en Homenaje a la Memoria de Natalia Mariel Melmann -Partiendo desde las calles 21 y 28 (Miramar)





    Temas relacionados

    Natalia Melmann   /    #NiUnaMenos   /    Femicidio   /    Géneros y Sexualidades

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO