Internacional

COLUMNISTA ESQUERDA DIÁRIO DE BRASIL

Los paros en todo Brasil muestran que sin el boicot de las centrales sindicales habría una huelga general

Noticias de huelgas, paros, manifestaciones callejeras, ocupaciones de aeropuertos y otras formas de movilización se van esparciendo por todo Brasil este 30J. Eso ocurre a pesar de que las direcciones de las grandes centrales sindicales le dieron la espalda a los trabajadores, que no dejaron que su descontento contra el gobierno de Temer y las reformas fuese ahogado.

Iuri Tonelo

Campinas

Viernes 30 de junio | 11:13

Foto: Jornalistas Livres

Las principales diferencias con el 15M y el 28A están en el sector de transportes del sudeste, como fue el caso del metro de San Pablo, que no paró, aunque sí lo hizo en Belo Horizonte. Sin embargo, en otros estados hubo huelgas importantes como en Salvador, Distrito Federal y Porto Alegre, que se expresaron con fuerza. En el DF hubo paro total en colectivos y metro y en Porto Alegre, importantes terminales de colectivos como Trevo y Carris fueron blanco de represión policial con bombas de gas y balas de goma, pero no se amedrentaron y siguieron la movilización.

Sectores como docentes (Paraná), petroleros que hace huelga nacional, bancarios entre otros también hicieron movilizaciones. Los movimientos sociales hicieron cortes de calles y ocupaciones, como las del hall del aeropuerto de Guarulhos y Congonhas en San Pablo. Trabajadores y estudiantes de la Universidad de San Pablo también hacen una movilización importante en la Zona Oeste de San Pablo. Fábricas en el interior de San Pablo y portuarios de la zona de Santos también fueron parte de la movilización.

En el noreste, algunos estados se destacaron en los paros, en Sergipe, Paraíba, Pernambuco, Ceará, Bahia (Salvador). Docentes, correos, bancarios en Paraná y movilizaciones en por lo menos ocho ciudades en Santa Catarina también son parte importante del paro nacional.

En principio la policía militar intentó comenzar con algunas represiones que parecían ser de orientación nacional, cuando veíamos a las 6 de la mañana, tanto en la autopista Linha Vermelha de Rio de Janeiro, o en las terminales de colectivos de Rio Grande do Sul, pero los paros fueron consolidándose en distintos estados y ya podemos definir que hay un día de importantes paros y huelgas en todo el país.

Queda claro que si no hubiese el boicot abierto de centrales como Força Sindical y UGT y el freno de centrales como la CUT y CTB, que votaron en contra de la huelga en sectores estratégicos como el metro de San Pablo, estaríamos viviendo una nueva e importante huelga general que podría tener la fuerza para desestabilizar o incluso tirar definitivamente al gobierno de Temer, ya que está claro que tanto en las bases de trabajadores como en la población existe gran adhesión y apoyo a la huelga general.








Temas relacionados

Huelga Brasil 30J   /    Força Sindical   /    Central de los Trabajadores y Trabajadoras de Brasil (CTB)   /    CUT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO