Economía

CRISIS ECONOMICA

Los números de fantasía de Gerardo Morales y una crisis que provoca hambre en Jujuy

Aquí presentamos los verdaderos números del ajuste y la recesión en Jujuy que contrastan con las cifras oficiales muy alejadas de la crítica realidad social, como también de las mismas fuentes oficiales. La pelea contra el ajuste de los empresarios y sus gobiernos es ahora.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Lunes 8 de octubre | 16:42

En una conferencia de prensa junto a un grupo de ministros y funcionarios el pasado jueves, el Gobernador de Jujuy hizo una serie de afirmaciones sobre la situación económica y social más que controvertidas. Las cifras no solo contrastan con la crítica realidad; sino incluso no se condicen con las propias estadísticas oficiales. Aquí un resumen de sus principales afirmaciones y los verdaderos números.

Recesión

Morales dijo que: “La recesión en el país está en un 5,4 % y en Jujuy la caída es de 1,8 % según datos del INDEC...”, sin aclarar, a qué período se refiere y cuál es la fuente de información de los datos de la provincia, puesto que mal le pese al Gobernador, el INDEC no revela datos de la actividad económica de Jujuy (Producto Bruto Geográfico) o, al menos los mismos no son públicos. La última publicación al respecto alcanza la serie de tiempo del producto bruto jujeño entre 1970 y 2011 (Cepal-Gobierno de Jujuy).

Pero es más, según los datos del INDEC, en el segundo trimestre del año la caída de la economía fue del 4,2 % respecto a igual período de 2017 y, un 4 % respecto al primer trimestre del año. No se condice con lo que afirma el Gobernador.

A su vez, según el proyecto de presupuesto nacional enviado al Congreso por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, la recesión este año sería de 2,4 %; mientras que el BCRA a través del Relevamiento de Expectativas de Mercado (septiembre) espera una caída de la economía del 2,5 % para 2018.

Empleo

Morales dijo que: subió el empleo 1,2 %, aunque no aclaró a qué período del año corresponde este dato. Según un cálculo propio de este medio, esta información surgiría de comparar el empleo privado registrado entre enero y julio 2018 en términos desestacionalizados. Durante los siete primeros meses del año se crearon 732 nuevos puestos según los datos del ex ministerio de Trabajo de la Nación.

Sin embargo, la EIL (Encuesta de Indicadores Laborales) que publica el mismo ex ministerio de Trabajo, registra una caída del empleo de -0,7% en julio respecto de junio. Para el mes de agosto la EIL vuelve a mostrar una caída del empleo del 0,1 % mensual y 0,2 % interanual. Señalado una clara tendencia a la baja en el empleo que comenzó en mayo tal como explicamos en este diario.

Vale aclarar que la EIL se trata de una encuesta que se realiza sobre un total de 200 empresas que comprenden 16.572 empleados de la provincia y, los datos los proporcionan los mismos empresarios.

Estancamiento en el empleo privado

Haciendo una mirada retrospectiva desde 2011 se observa un estancamiento en el empleo privado resgistrado, con un pico de 58.742 trabajadores en enero 2015. Luego en agosto 2017 el empleo comienza a superar los 59.000 puestos y en julio 2018 (último dato disponible) el empleo alcanza 60.844 trabajadores en el sector privado registrado.

Podemos afirmar también que durante el gobierno de Morales que inicio su mandato con 56.475 trabajadores privados registrados, considerando el empleo en este sector hasta julio 2018, se crearon 4.369 puestos, una cifra más que insuficiente para absorber a una población que crece por año en 8.700 habitantes en promedio (INDEC).

Fuente: elaboración propia en base a datos ex ministerio de Trabajo de la Nación.

Desempleo

Morales repitió el dato del Indec que señala que la desocupación en el segundo trimestre de año bajó al 5,9 %; cuando en todo el país, el desempleo subió al 9,6 %, casi 2 millones de personas se encuentran en la búsqueda de trabajo en todo el país.

La baja del desempleo en Jujuy es muy controvertida no solo porque va a contramano de la tendencia nacional, sino que el dato de desempleo, tasa de actividad y empleo del último trimestre de 2017 para Jujuy coincide con los mismos valores del segundo trimestre de 2018. Seguramente estamos ante un caso de mala praxis, al estilo "Guillermo Moreno", que no se puede desligar de los despidos realizados por el Gobierno sobre técnicos con más de 20 años de trabajo en el área de indicadores sociales de la Dipec.

Los datos que se podrían considerar más cercanos a la realidad al Gobernador se les pasaron por alto en su informe. En el segundo trimestre del año, la sobreocupación horaria (aquellos que trabajan más de 45 horas semanales) ascendió a un 27,7%, indicando que más personas salen a buscar otro empleo; como también el salto del trabajo en negro al 37 %, que se si lleva a toda la Población Económica Activa (PEA), asciende casi a la friolera de 100 mil trabajadores no registrados en toda la provincia.

Consumo

Morales dijo que: el consumo subió 1,3 % este dato surge de las ventas de supermercados.

Sin embargo, el Indec informa que en julio las ventas de supermercados en todo el país subieron un 25,9 % interanual, esto es en gran medida por el impacto de la inflación, por lo cual, en términos reales la caída de ventas de los supermercados es del 3,7 % en todo el país.

Lo llamativo es que en Jujuy (junto con otras provincias de la región) en términos nominales la suba es del 23,8 % (menor a la nacional), pero sin embargo, para la DIPEC la venta en supermercados en términos reales sube un 1,3 %.

Tal vez, este extraño resultado de una supuesta suba de las ventas de supermercados en Jujuy, surge del error que se observa en el cálculo de la inflación acumulada. En el informe de la DIPEC que se adjunta en el sitio de prensa oficial del gobierno, suman los datos parciales del aumento del índice de precios al consumidor mensual, cuando la metodología correcta es trabajar con números índices, los cuales no se hacen públicos.

Construcción

Respecto de la construcción el dato que se puede contrastar es el que informa la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland que para Jujuy indican que los despachos totales registran una caída sistemática desde mayo (-18 %), Junio (0 %), Julio (-18 %) y agosto (-7 %) comparado con igual mes del año 2017.

Incorporamos al análisis el consumo de bienes de lujo al análisis y en el caso de la venta de automóviles 0 Km. Según ACARA la caída en Jujuy en el mes de agosto es del 21,4 % interanual, mientras que en todo el país fue de 25,2 %.

Salarios

Difícilmente se pueda hablar de un repute del consumo con estos números. Un estudio de la estructura de ingresos de la población que informe el INDEC, arroja que en la provincia la mitad de los jujeños y jujeñas con su actividad principal no cubren ni el salario mínimo vital y móvil desde hace años. Esto es parte de una investigación que presentamos en las recientes I Jornadas de Economía Política en Contextos Regionales bajo el título “Desigualdad, ingresos y empleo – desde una perspectiva marxista- (Jujuy-Palpalá, 2003-2015).

Fuente: elaboración propia.

Pero tampoco podemos olvidar que la paritaria del 15 % a los docentes y estatales este año, cuya última cuota se cobró con el sueldo de septiembre, mientras que la inflación acumulada hasta agosto fue del 24,3 %. Así no hay forma que el consumo no se deprima.

La pobreza diluye las fantasías del Gobernador

El dato más duro es el de aproximadamente 70.000 nuevos pobres (50.000) e indigentes (20.000) entre el primer semestre del año respecto a igual período del año pasado. Son más de 250.000 jujeños y jujeñas que viven este flagelo.

Lejos de ser una provincia donde la crisis no golpea con fuerza, con estos datos, el conglomerado urbano Jujuy-Palpalá se ubica en el cuarto lugar de las ciudades más pobres del país. (1ro Santiago del Estero 44,7; 2do Corrientes 36,8 %; 3ro Concordia 34,7 %; 4to Jujuy-Palpalá 30,3 % compartido con Santa Fe y Córdoba).

Una confirmación de esta alarmante realidad la suministran los mismos números oficiales con 158.000 niños y jóvenes que asisten a los comedores escolares en las escuelas públicas, 120.000 hogares que reciben ayuda alimentaria del estado entre otras instituciones que asisten a la población que sufre de hambre.

Reconocer la realidad un paso necesario para enfrentar el ajuste ahora

Ante este panorama crítico, el Gobernador apeló a números de fantasía que no alcanzan para ocultar el drama social y los propios límites de su política “Jujuy asiste y reactiva”.

El problema está pretender desligar la política nacional del gobierno de Cambiemos que con la devaluación del 110 % en el año y la inflación del 45 %, con tasas de interés del 70 %, no hay forma que estas decisiones pautadas con el FMI no hundan la economía, depriman los salarios y jubilaciones y por ende el consumo.

A la vez, que son políticas que crean un escenario para que los empresarios aprovechen y despidan, suspendan trabajadores y quiten conquistas de sus convenios como es el caso de los obreros de la ExIncor ubicada en Palpalá.

Nuevamente el Gobernador a falta de pan, promueve el circo con números de fantasía. Por el contrario, conocer la realidad es un principio motor para construir una salida propia de la clase trabajadora y el pueblo pobre para que sean los empresarios y sus gobiernos los que paguen la crisis.

No podemos esperar hasta el 2019 como propone el PJ, sino que la pelea es ahora por el aumento de salarios y jubilaciones para que nadie gane menos que la canasta familiar, prohibir los despidos y suspensiones, repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados –sin afectar el salario- como parte de rechazar el saqueo nacional que significa el pago de la deuda pública y pelear por un banco estatal único bajo control de os trabajadores para frenar la fuga de capitales, como medidas urgentes y elementales para defender las condiciones de vida del pueblo trabajador.







Temas relacionados

Gerardo Morales   /    Pobreza   /    Recesión   /    Desempleo   /    Jujuy   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO