Deportes

FÚTBOL

Los hinchas organizados en defensa de sus clubes

Crónica del encuentro de la Coordinadora de Hinchas reunida este martes en el Hotel Bauen, con el objetivo de organizar la lucha contra la privatización de los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas.

Lucía Ravecca

@luciaravecca

Jueves 12 de abril | Edición del día

El martes por la tarde, gran cantidad de hinchas y socios de diversos clubes de fútbol se reunieron en el Hotel Bauen para manifestar el estado de alerta frente al de avance de un proyecto de ley que pretende permitir la entrada de Sociedades Anónimas en el futbol. “Si es necesario marcharemos al Congreso las veces que sean”, señalaron desde la Coordinadora de Hinchas, los organizadores del acto.

Eran las 18:20 y ya en las inmediaciones del Hotel Bauen (en Callao 360, manejado por sus trabajadores) se veían camisetas de distintos clubes de fútbol de todas las categorías del país. No era día de partido ni había un equipo concentrado en el hotel. Ocurrió algo, quizás, más importante. Los hinchas se congregaron por un objetivo común, decirle no a las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

La organización estuvo a cargo de la Coordinadora de Hinchas, un colectivo de simpatizantes y socios de diversos clubes, que desde noviembre de 2016 comenzaron a reunirse frente a los rumores de un nuevo avance privatizador del ahora presidente de la Nación Mauricio Macri. Su primer intento había sido como Presidente de Boca en 1995 pero fracasó estrepitosamente, aunque se abrió con una ventana por donde se colaron los grupos empresarios: los gerenciamientos. Hoy con más poder quiere cumplir su viejo proyecto político, y ya no a través de la AFA sino en el Congreso. Por eso, en el acto de la Coordinadora de Hinchas se exigió que estén a la altura de las circunstancias a los diputados presentes y a aquellos que brindaron su apoyo pero no asistieron a la jornada.

La apertura del acto estuvo a cargo de Alejandro Wall (editor de Tiempo Argentino) quien compartió la mesa con dos integrantes de la Coordinadora de Hinchas. El mensaje fue muy claro: nos muestran los casos “exitosos” donde los grandes magnates invierten millones en los clubes y gracias a eso obtienen éxitos deportivos. Sin embargo la lista de fracasos es más larga y no sólo en Europa, existen ejemplos más cercanos tales como Chile o México. El Parma de Italia, el Ranger de Escocia, el Badajoz de España. También fueron mencionados los casos argentinos, esas privatizaciones disfrazadas de gerenciamientos, donde la más resonante y emblemática fue la de Racing Club de Avellaneda. No solo Blanquiceleste se fue con sus dos presidentes investigados por corrupción (casualmente hoy Fernando Marin, primer presidente de la empresa gerenciadora, es coordinador del deporte del Gobierno Nacional y miembro del Comité Organizador de la candidatura del mundial 2030), también le dejaron una deuda más grande a Racing Club Asociación Civil que cuando el presidente Daniel Lalin pidió la quiebra.

La lista es larga: Argentinos Juniors tuvo que hacer de local en Mendoza porque así lo dicto el mercado. Y cuando el negocio ya no fue más redituable, los empresarios se fueron dejando al club endeudado y descendido. Mandiyú, Quilmes, la frustrada venta de San Lorenzo de Almagro a ISL, empresa que al poco tiempo quebró, y la lista sigue. Una empresa no garantiza la transparencia ni la solvencia de los clubes, remarcaron los expositores.

“Lo que podríamos responderle a los empresarios, que algún día quieran poner un pie sobre nuestra camiseta, es algo muy básico: señores, nuestros clubes no tienen precio”, señaló Alejandro Wall.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO