Cultura

LA VERDADERA HISTORIA//TRIBUNA ABIERTA

Los fascistas sabían y saben de qué se trata “Bella ciao”

Las clases dominantes ocultan el verdadero significado no solo de las grandes tradiciones obreras, sus luchas y dirigentes sino incluso lo hacen con canciones como "Bella ciao". La serie "La casa de papel" es un claro ejemplo.

Miércoles 7 de marzo | Edición del día

1 / 2

A los grandes revolucionarios y sus ideas, las clases dominantes los sometieron a constantes persecuciones, “acogieron sus doctrinas con la furia más salvaje, con campañas de mentiras y calumnias”. Después de su muerte se intentó convertirlos en íconos inofensivos, canonizarlos, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria castrando el contenido de su doctrina revolucionaria. Olvidan, relegan a segundo plano, tergiversan el aspecto transformador de sus acciones, de sus conceptos revolucionarios, y hacen pasar a primer plano, ensalzan lo que es o parece ser aceptable para los sectores dominantes.

Eso que refleja un hecho que la historia se ha encargado de repetir, podemos agregar que esto no solo sucede con los grandes revolucionarios y sus doctrinas, sino que también ha pasado con el contenido de las fechas y los acontecimientos históricos, que rememoran importantes logros de las clases oprimidas. Ejemplo claro lo constituye el “1º de Mayo”, que se ha intentado por todos los medios vaciarlo del contenido de lucha, de reclamos, que tuviera en su origen, como “Día de Lucha Internacional de la Clase Obrera”.

Y también ha sucedido con los himnos de la clase obrera, como “La Internacional” o “Hijo del Pueblo”, y otros cantos revolucionarios, que se ha tratado de ocultarlos, de borrarlos de la historia.

Pero los/as militantes anti sistema, los revolucionarios del mundo los han cantado en los momentos más difíciles, en las barricadas, en los frentes de batalla, en las cárceles mientras eran torturados, frente a los pelotones de fusilamiento, en las guerras cuando se marchaba al asalto de una posición enemiga, en las manifestaciones, en los actos.

Desgraciadamente no todos los militantes saben sus letras, algunos incluso tienen hasta una cierta vergüenza de cantarlos, pero en ciertos países son verdaderos himnos de lucha.

Y hoy está sucediendo todo un fenómeno con el himno antifascista, “Bella Ciao”, a partir de que en la serie española “La Casa de papel”, que está en la plataforma de Netflix, se la canta en dos o tres ocasiones, sobre todo en la escena final de la primera temporada.

¿De qué trata la serie televisiva? Un grupo de ladrones planea el "robo del siglo" al Museo de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de España con el objetivo de obtener 2.400 millones de euros. La mente maestra detrás del golpe es "El Profesor", un hombre que recluta a siete personas para llevar adelante el gran golpe. Durante cinco meses, la banda planea cada movimiento ponderando todos los contratiempos, oportunidades y escenarios. Cuando llega el día, se encierran en la Fábrica por once días junto a 67 rehenes. El objetivo será salir con el dinero recién impreso.

En la última escena de la primer temporada, “El Profesor” le dice a un integrante de la banda “Nada va a salir mal, ¿somos la Resistencia no?” y comienza a cantar apasionadamente “Bella Ciao”, canción que le había enseñado su abuelo que había sido un partisano. (La interpretación del significado de la serie es otro tema, y da para varios análisis)

Por ese motivo, la historia de ese himno de los partisanos, llegó a las páginas de varios diarios, que explican su origen, su historia y su letra, pero lo que prima es que se lo presenta como una reliquia “arqueológica”, algo que ya fue.

Los medios de comunicación parecieran haber descubierto “Bella Ciao”, al punto de que programas radiales conducidos por liberales defensores del capitalismo y los ajustes anti obreros, como Marcelo Longobardi, la ponen como cortina entre un tema y otros.

La pregunta es si ese tratamiento sirve para que este himno antifascista, sea conocido por el gran público, se difunda, y la gente sepa su historia, o si es una forma de banalizarla, vaciarla de su contenido de lucha, cuando es cantada en la serie por delincuentes lúmpenes de bancos, con proyectos individuales, cosa que no fueron los partisanos.

Pero los que la conocieron bien son los fascistas, que la escucharon cuando huían en bandadas o se rendían a fines de la Segunda Guerra Mundial, por las montañas y caminos de Italia.

La historia de “Bella Ciao”, nos dice que fue una canción popular cantada por los simpatizantes del movimiento partisano italiano durante la Segunda Guerra Mundial, cuando luchaban contra las tropas fascistas y nazis.

La propagación de “Bella ciao”, durante la resistencia antifascista está documentada y parece circunscribirse sobre todo en la región de Emilia, entre los Apeninos boloñeses y las zonas de la República partisana de Montefiorino (sobre los Apeninos de Módena).

Con el tiempo, las versiones han sido muchas, en distintos idiomas, interpretada por los más diversos cantantes, grupos musicales, coros, el pueblo en las calles, en la plaza, y hasta un sacerdote la canto en el altar de una iglesia en Génova, agitando una bufanda roja. Además acompaña a muchos videos documentales que recuerdan luchas de todo el mundo.

Y hoy sigue como estandarte de los movimientos antisistema y antifascistas de Europa y otros lugares del mundo, y la canta el pueblo Kurdo en su lucha contra los nazis del ISIS.

“Bella Ciao”, fue, es y será un himno de lucha antifascista, contra el capitalismo y contra todo tipo de dictaduras.

Para que la cantemos en cada huelga, en cada manifestación, contra los planes de ajustes, y para que todos/as la aprendan aquí va su letra en castellano:

“Bella Ciao” (“Adiós, bella” canción popular)

Una mañana me desperté.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Una mañana me desperté
Y encontré al invasor.
¡Oh! Partisano, llévame contigo.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
¡Oh! Partisano, llévame contigo
Porque me siento morir.
Y si yo muero de partisano.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Y si yo muero de partisano
Tú me debes enterrar.
Enterrar allá en la montaña.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Enterrar allá en la montaña
Bajo la sombra de una bella flor.
Y la gente que pasará
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Y la gente que pasará
Me dirá ¡qué bella flor!
Y ésta es la flor del partisano.
Adiós bella, adiós bella, adiós bella, adiós, adiós.
Ésta es la flor del partisano,
muerto por la libertad.
Y ésta es la flor del partisano,
muerto por la libertad.

Links de versiones de Bella Ciao:

Il mondo canta "Bella Ciao"- (The world sings "Bella Ciao")

Goran Bregovic, Bella ciao, Kalashnjikov, The belly buton of the world - LIVE HD

Cura italiano canta el Bella Ciao canción antifascista después de la misa

Bella Ciao-Quilapayun

PrimoMaggio07 Bella Ciao, Modena City Ramblers & Paolo Rossi







Temas relacionados

Antifascismo   /    Italia   /    Netflix   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO