Juventud

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Los estudiantes de la Técnica 27 se organizan, la Policía entra al colegio

Los policías no solo recorren los pasillos del Colegio Mariano Acosta. Hoy, en la técnica 27 (Colegio de CABA), en el marco de una sentada, ingresó un policía armado a la institución.

Viernes 21 de abril | 19:50

La persecución política en los colegios, la policía y la lucha de los estudiantes secundarios que decimos “No más plata para represión, plata para educación”.

Ayer en el colegio Mariano Acosta y hoy en la técnica 27. No por casualidad, durante una sentada en el interior del colegio (en apoyo a la lucha docente y en defensa del boicot de las autoridades al centro de estudiantes) un oficial de policía armado ingresó a la institución. Estudiantes de la técnica 32 que hoy realizaron clases públicas aseguran también que un oficial de policía se les acercó a preguntar que estaban haciendo.

La técnica 27 tiene precedentes en la persecución política hacia los estudiantes. Hoy por hoy, a cuatro años de la conformación del centro de estudiantes, la dirección del colegio intenta boicotear todo tipo de organización.

Hace dos días, amenazaron con sancionar a todos los estudiantes que bajasen a la asamblea, mandan notas en el cuaderno de comunicaciones intentando intimidar a los pibes que todavía no saben lo que es el centro, a los que acaban de ingresar al colegio o para que lo lean los padres y ejerzan presión a sus hijos para que no se involucren por miedo a las consecuencias que esto pueda llegar a traerles.

Los estudiantes exigieron una reunión inmediata con todos los directivos, y no se movieron de la rectoría hasta que redactaron un acta donde se les “concedieran” las asambleas.

A Carolina, estudiante de la técnica 27 y militante de la Agrupación “No Vamo A Calmarno” le parece que: “Es importante no minimizar el hecho de que la policía esté avanzando de manera indiscriminada sobre las instituciones públicas, ni la persecución política de parte de las autoridades”.

El gobierno va a utilizar todos sus recursos para apagar la lucha que surge de la bronca que tenemos los estudiantes, ya sea bajando línea en las instituciones educativas o dándole un presupuesto de millones al ministerio de seguridad y defensa, para asegurarse de que las fuerzas armadas puedan reprimir y no dejar huellas de ninguna lucha que surja.

Este presupuesto de $ 191.503 millones, va a ser destinado entre otras cosas, para comprar nueva tecnología para reprimir.

Dicen que no hay plata para pagarles el salario a los docentes, o para arreglar los techos de los colegios, pero este presupuesto millonario nos demuestra que eso es mentira. Los estudiantes no nos podemos quedar callados ante esto.

No nos podemos quedar callados ante el hecho de que entre un policía armado a nuestros colegios, que repriman a nuestros docentes cuando intentan poner una carpa itinerante o a los trabajadores que se movilizaron el 6A, que el presupuesto para nuestros colegios sean una miseria.

No nos queremos quedar callados, porque los medios ensucian la lucha docente diciendo que a los estudiantes nos tienen de rehenes y esconden que en muchísimos colegios de toda la capital se estén votando medidas en apoyo, y bancando la lucha. Estas acciones hablan solas, nosotros no somos rehenes.

Un rehén no tiene voz y nosotros estamos gritando que queremos poder estudiar de una forma digna, que queremos que nuestros docentes y sus familias puedan comer, puedan vivir.

Lo estamos gritando, exigiendo y ellos lo saben, por eso mandan a la Policía.

A Mauricio le decimos que lo que se cae en la educación pública no somos los estudiantes, son los techos. Y nosotros no lo vamos a permitir, tenemos que gritar bien fuerte que queremos plata para educación, no para represión. Que nuestras vidas, nuestra educación, valen más que sus ganancias.






Temas relacionados

Policía Federal   /    Libertades Democráticas   /    CABA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO