Mundo Obrero

MIS PRIMERAS EXPERIENCIAS

Los docentes y los Indomables de Lear

En medio de las negociaciones paritarias para el sector docente de la Provincia de Buenos Aires y en el marco de una nueva Jornada Nacional de los trabajadores de Lear, Rosana Sosa, docente de la agrupación Marrón compartió con ID sus reflexiones respecto de una lucha que continúa...

Rosana Sosa

Docente - Agrupación Marrón La Plata

Jueves 12 de febrero de 2015 | Edición del día

Hace pocos años que soy docente. Cinco años como profesora de historia, para ser exacta. Desde que comencé mi labor, he trabajado en diferentes escuelas públicas.

Día a día vivo la precariedad del sistema educativo, de mil formas. Edificios que se caen a pedazos, niños que asisten a la escuela para poder tener un plato de comida, o mucho menos ($6 por día para cada niño es lo que destina el Gobierno de Scioli para los comedores escolares). Muchos no asisten a diario por falta de ropa, calzado, o útiles escolares. Otros porque tienen que trabajar para ayudar a sus familias…

Personalmente, también soy víctima de este sistema estatal, porque, más allá del miserable salario docente, como tantos otros docentes, nunca sé qué me van a pagar y qué no. Cada mes recorro diferentes instancias de reclamo para cobrar algún día lo que me adeuda, a mi como a tantos otros docentes, el Estado.

Día a día, comparto con mis alumnos el desmantelamiento de la escuela pública producto de la desidia estatal, dando clases en aulas con ventanas sin vidrios, sin calefacción, con techos a punto de derrumbarse por las filtraciones, y en condiciones insalubres, asistiendo a clases en las que adentro del aula hace más frío que a la intemperie, donde, cuando llueve, las aulas se inundan. Ni hablar de materiales necesarios para cualquier clase. No hay mapas, ni libros, ni tiza, ni borradores, muchas veces los pizarrones son casi inexistentes, faltan mesas y sillas.

“Mi escuela” (y así lo digo porque así lo siento, porque a pesar de las dificultades los docentes no podemos dejar de sentir que la escuela es nuestra) linda con el Estadio Único Ciudad de La Plata. Acá muchas veces se deben suspender las clases por los partidos de fútbol y desde temprano se cortan todos los accesos de llegada al lugar.

Tampoco tenemos clases cuando se riega el césped del estadio por falta de agua. La escuela tiene orientación en educación física. Pero los chicos, que son vecinos de la zona, no conocen el estadio por dentro, y por supuesto que no existe el material adecuado para tal orientación. Lo que sí conocen los chicos, es el helicóptero en el que cotidianamente llega el Gobernador Scioli que desciende en el estadio y que podemos observar desde las ventanas de estas aulas.

Ese estadio es la sede de los anuncios del Gobierno provincial en sintonía con Cristina. Aumentan los presupuestos para las “fuerzas de seguridad” que matan a los pibes en los barrios, mientras destinan fondos de precariedad para la educación que está destinada a estos pibes, transforma a la escuela pública en “guarderías”, para los niños de la clase trabajadora.

Ante este panorama que vulnera día a día los derechos de nuestra clase, los docentes no nos quedamos de brazos cruzados. Como hace un año atrás, que durante la histórica huelga docente de 17 días, como otras escuelas, nos organizamos y funcionamos en asamblea para defender nuestros derechos, por nuestra dignidad, la de nuestros alumnos y sus familias. En ella confluimos, debatimos y tomamos decisiones diferentes corrientes políticas y docentes de base independientes. Hoy en día, nuestra asamblea agrupa varias escuelas. Así organizados, luchamos contra la burocracia sindical corrupta que no nos representa, de diferentes maneras y con variadas acciones votadas de manera democrática vamos haciendo la experiencia junto a los SUTEBA COMBATIVOS, como el que tenemos en La Plata, y en otras seccionales como Tigre, Matanza, Quilmes, Bahía Blanca, entre otros.

A pesar de que nos hagan descuentos ilegales o nos acosen algunas autoridades, lejos estamos de abandonar nuestra causa. Nuestro objetivo debe ser fortalecernos día a día, lucha a lucha, y por eso vamos, para que los sindicatos estén en manos de quienes deben estar, de los trabajadores, y no de la burocracia sindical vendida que defiende los intereses del gobierno.

Pero esta no es una causa solo docente, es una causa de la clase trabajadora en su totalidad, el triunfo reside en la unidad de la clase trabajadora.

Unidad de los trabajadores. “Los docentes y los Indomables”

Las injusticias contra la clase obrera son muchas y se encuentran en todos los sectores.

Con poca experiencia, pero dispuesta a aprender, con mucha convicción y movida por un sentimiento irrenunciable, inicié, con el acompañamiento y apoyo de compañeros y compañeras de la Corriente 9 de Abril (PTS + independientes), un camino de militancia y lucha obrera. Y así, hice mía también la lucha de los despedidos de Lear.
Hace ocho meses que venimos apoyando esta lucha que ya es histórica. Una lucha dura que resiste la represión, el apriete de la patota de la burocracia del SMATA de Pignanelli y las chicanas de la patronal yanky con la complicidad del Gobierno que encubre sus maniobras y las avala.

Docente luchando, también está enseñando!

¿Por qué lo hacemos? Porque además de enseñar con palabras en el aula, se enseña con el propio accionar. Luchar codo a codo con un compañero trabajador por la conquista de sus derechos, es también luchar por los derechos de su familia y del conjunto de los trabajadores. Un trabajador despedido, es una familia en la calle, son hijos, nuestros alumnos, sin un techo seguro, sin las necesidades básicas cubiertas, sin poder asistir a clase con los elementos mínimos.

Por eso, este jueves 12 de Febrero, nos encontraremos una vez más, en el obelisco junto a los trabajadores y las trabajadoras de Lear para seguir reclamando que Lear cumpla con el fallo de reinstalación que dispuso en el mes de Diciembre la Cámara X.
Porque los derechos no se mendigan, se conquistan, se gritan, se viven. ¡Nos vemos en la lucha!




Temas relacionados

Lear   /    La Plata   /    Docentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO