Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Los dirigentes catalanes ante las elecciones anticipadas

Se prevé una victoria del Partido Socialista con alrededor del 25% de los votos, pero tendrá que negociar con otras fuerzas para formar gobierno. En las primeras ruedas de prensa brindadas por los jefes independentistas catalanes que sufren prisiones preventivas injustas y enfrentan juicios manipulados que les podrían costar muchos años de cárcel, insisten en apoyar a Pedro Sánchez.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Martes 23 de abril | 00:48

Luego de un debate entre los diferentes estamentos del Régimen del 78, los presos políticos independentistas que están siendo juzgados y sufriendo una prisión preventiva totalmente injustificada, apenas si podrán dar ruedas de prensa en la campaña electoral del 28A. El Ministerio Público y la líder del PP Cayetana se pronunciaron claramente en contra. El primero por el riesgo de impulsar manifestaciones violentas. Y la segunda los comparó con presos por violaciones.

Esquerra Republicana y Junts per Catalunya designaron candidatos a sus líderes que están en prisión preventiva como una forma de denunciar la persecución judicial. Por parte de ERC, como es sabido, es su secretario general, Oriol Junqueras, quien lidera la lista en la circunscripción de Barcelona. Mientras que por JxCat será Jordi Sánchez, quien es presidente de La Crida. Entre otros candidatos que se encuentran en la misma situación procesal.

Ante la solicitud de la anulación de la prisión preventiva, la Sala presidida por el Juez Llarena volvió a denegar la libertad aduciendo el riesgo inexistente de fuga. Por tanto, la campaña electoral para ERC y JxC está condicionada por la persecución judicial y constreñida tan solo a ruedas de prensa retransmitidas desde las cárceles en malas condiciones como hemos podido ver este fin de semana.

No hay que olvidar que los Jordis han cumplido 18 meses en prisión preventiva en plena campaña electoral, que Oriol Junqueras ya lleva más de 500 días presos en medio de un juicio farsa.

2 listas con ideas similares

Ambas formaciones soberanistas se encuentran en plena competencia electoral con el mismo objetivo político: ser la fuerza hegemónica y dirigente entre los catalanes. A lo largo de estos años de Procés, ambos partidos han forcejeado por ganar la hegemonía en el movimiento popular catalán. Y, estas elecciones del 28A no son diferentes.

Además de tener el mismo objetivo de ocupar la poltrona de mando, también hay importantes elementos comunes. En primer lugar, que llenando las urnas del 28A con papeletas de ERC o JxCat será más fácil imponerle al PSOE un diálogo para realizar un referéndum de autodeterminación.

Te puede interesar: Contra la derecha y el “mal menor” hace falta una candidatura anticapitalista y de clase: un llamamiento urgente a la CUP y Anticapitalistas

En primer lugar, que hay que investir a Pedro Sánchez sin ningún tipo de acuerdo previo y como forma de evitar un posible gobierno del Trifachito, como habían manifestado previamente. Oriol Junqueras planteó en su primera rueda de prensa que ERC " no permitirá ni por acción, ni por omisión un Gobierno de la extrema derecha". Jordi Sánchez se había manifestado en el mismo sentido: “No exigimos un referéndum para investir Sánchez antes de la investidura, sabemos cuáles son las dificultades".

En segundo lugar, que llenando las urnas del 28A con papeletas de ERC o JxCat será más fácil imponerle al PSOE un diálogo para realizar un referéndum de autodeterminación. Lo cual implica una confianza absoluta en los mecanismos de engaño del Régimen del 78, del que han participado siempre. Así como que es posible convencer al partido del 155 y que se plantea gobernar con Ciudadanos, de convocar conjuntamente un referéndum de autodeterminación.

En tercer lugar, que se les ha caído del discurso el “la voluntad de efectivizar el mandato del 1O”. Y, por supuesto, explicar qué ha pasado con las fallidas declaraciones de independencia del 10 y el 27O. Apenas si hay referencias generales a la independencia y a la república. Este “olvido” lleva más de 1 año y medio y nada parece que lo traiga a la memoria.

Con acuerdos tan profundos no es de extrañar que gobiernen juntos en Catalunya, aunque si fueran honestos, también deberían participar de una lista conjunta y confluir en una misma fuerza como hicieron episódicamente en Junts pel Sí. La pelea de aparatos vale más que los “acuerdos” políticos discursivos.

Jordi Sánchez y el espíritu del 1O

En la rueda de prensa concedida a la Agencia EFE, Jordi Sánchez hizo hincapié en que luego de la investidura a Pedro Sánchez "ya tendremos tiempo de hablar de qué referéndum, de la concreción i cual fecha.” y se mostraba confiado de unas hipotéticas negociaciones con el Jefe de gobierno español. No obstante, las respuestas inmediatas de la cúpula socialista y del PSC dificultan siquiera pensar en ese diálogo.

El dirigente de La Crida negó dar un “cheque en blanco” a Pedro Sánchez con la investidura y, al mismo tiempo, extendió la mano a ERC, los Comunes y el PSC para que se acabe el "bloqueo" del procés político. Junts per Catalunya continúa con el abandono del 1O y la estrategia de conseguir un referéndum pactado con el “socialismo”, representante del Régimen del 78 y el 155. Del 1O, tan sólo les queda el espíritu a los dirigentes de La Crida.

Junqueras: votar a Esquerra para que no haya derecha en el Gobierno

Insistiendo en la idea de evitar un gobierno de derechas, Junqueras dejaba claro que "Obviamente preferimos investir otra opción que no investir un Gobierno de extrema derecha".. Para el presidente de Esquerra es claro que el PSOE sólo se moverá si ERC es muy fuerte. Lo que pedimos es que ERC sea lo más fuerte posible para impedir que los socialistas conviertan en ministros al señor Rivera o a la señora Arrimadas” apostillaba a continuación.

Al igual que Jordi Sánchez, Oriol Junqueras niega dar “un cheque en blanco que se convierta en una línea roja para nosotros”. Sin embargo, como ya se sabe tanto el PSOE, como el Establishment están más bien inclinados a un acuerdo PSOE-Ciudadanos. Acuerdo que de ninguna forma incluye un referéndum pactado. De todas formas, Pedro Sánchez no necesita inclinarse más a la derecha para rechazar el referéndum: apoyó el 155 de Rajoy.

Es necesaria una izquierda de clase y anticapitalista

Si bien hay diferencias entre un Gobierno Trifachito con un discurso derechista y un Gobierno liderado por el PSOE con el objetivo de preservar el Régimen del 78, estas no son sustanciales para los trabajadores y los pueblos de todo el Estado. Puesto que ambas alternativas son favorable a los grandes empresarios del Ibex 35 y profundamente antiobreros y por supuesto que de ninguna manera promoverán una solución democrática al encaje territorial.

Te puede interesar: Ni la derecha ni el “mal menor” tienen nada que ofrecernos: construyamos una izquierda de clase y anticapitalista

Como denunciábamos en la última declaración de la CRT: “El apoyo a la “menos mala” de las dos, como defienden Podemos, Izquierda Unida y las formaciones de centro-izquierda independentista, representa optar por la subordinación a una de las alas del mismo Régimen que nos reprime, blinda los privilegios de los capitalistas y nos condena a un futuro de creciente precariedad y miseria a la mayoría.”

Por ello es necesario impulsar una izquierda de la clase trabajadora, anticapitalista y que señale como norte acabar con el Régimen opresivo y explotador del 78. Una izquierda que se proponga expropiar a los expropiadores para acabar con la precariedad, el paro y los salarios miserables. Una izquierda que plantee la lucha por una democracia generosa impulsada por la lucha de los trabajadores y los pueblos para crear Asambleas constituyentes libres y soberanas torciendo el brazo de los capitalistas, el Régimen y la Monarquía.







Temas relacionados

Pedro Antonio Sánchez   /    Estado español   /    Independencia Cataluña   /    Cataluña   /    España   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO