Política

Zona norte GBA

Los dichos fatalistas de Mario Ishii en medio de la pandemia

Frente a la crisis sanitaria, el intendente de José C. Paz hizo días atrás un escandaloso pronóstico sobre las posibles muertes por COVID-19 en el municipio. Lo hizo para infundir miedo y desmovilizar a los vecinos que se acercaron a pedir alimentos.

Alicia Ciciro

Docente y delegada de Suteba | Agrupación Marrón

Malena Hilarion

Estudiante de Abogacía UNPAZ/ Pan y Rosas

Jueves 2 de abril | 21:39

En el marco de la crisis abierta por la pandemia del coronavirus, que ya lleva más de 1000 personas infectadas y 27 muertes a nivel nacional, el alcalde paceño dijo que “en José C. Paz se prevé que pueden morir entre 4 mil y 5 mil personas”. Es escandaloso que el intendente de uno de los municipios más postergados diga con total liviandad que miles van a fallecer.

El sistema de salud del municipio lleva años sufriendo un vaciamiento sistemático, se vienen cerrando centros de atención primaria. En las pocas salitas de primeros auxilios que quedan y en los hospitales se ven los faltantes de insumos, personal e infraestructura. El Hospital Rubén "Cacho" Caporaletti que junto al gobernador Kicillof Ishii nombró CEPAN COVID-19 (Centro de Emergencia para la Pandemia Coronavirus) cuenta solamente con 10 camas de terapia intensiva y otras 25 para cuidados progresivos. Completamente insuficiente para su pronóstico y para los 265 mil habitantes del distrito.

El Hospital Mercante depende de la provincia y es el principal centro de salud del municipio. Su realidad es un claro ejemplo del abandono que viene sufriendo la salud en José C. Paz, situaciones que hace años se vienen denunciando y ninguno de los gobiernos de turno se hizo responsable. Se le obliga a los trabajadores de la salud a trabajar sin los elementos de protección básico (guantes, barbijos, alcohol en gel) poniendo en riesgo sus vidas y las de su familia.

Te puede interesar: Trabajadores de la salud de Zona Norte denuncian pésimas condiciones de trabajo

Mario Ishii ha sido protagonista de otras frases dejando al descubierto la carencia de políticas ante la pandemia. Como en la apertura de las sesiones del Honorable Concejo Deliberante: “todos los lugares en donde se reúna gente y si podemos ir casa por casa a vacunar lo vamos hacer porque vienen momentos difíciles”. En su cuenta oficial de Twitter instó a que la población se quede en su casa a través de un pasaje bíblico.

Ahora intervino la Secretaria de Salud y se puso a él mismo al frente de todas las áreas en vez de poner personal calificado. Todo esto sumado a la falta de información oficial. El municipio no da ningún tipo de datos sobre posibles infectados ni de la capacidad real que tiene el sistema de salud municipal para afrontar esta pandemia. Una situación que amenaza con más gravedad a los sectores populares. Donde el 35% son trabajadores precarizados, que no van a poder llevar un peso a sus casas estos días y se arriesgan a conglomerarse para que les den un poco de mercadería y poder pasar la cuarentena. La convocatoria falsa para recibir mercadería que se viralizó por redes sociales donde Ishii emite este pronóstico evidencia la realidad de las familias paceñas. Muestra que están dispuestas a romper la cuarentena ante la promesa de poder comer un par de días más. Familias que viven día a día el abandono del municipio hacinadas en barrios que se inundan con cada lluvia, al lado de basurales a cielo abierto, sin acceso al agua potable.

Te puede interesar: ¿Está preparado José C Paz para atender el coronavirus?

Estas situaciones que se repiten en otros municipios demandan a los gobiernos nacionales, provinciales y municipales garantizar el correcto funcionamiento de los centros de salud público y la centralización con los centros de salud privados para la atención y la realización de test a toda la población.

A pesar de la inoperancia de los funcionarios públicos, los trabajadores de la salud, los docentes de la zona junto a estudiantes de la Universidad Nacional de José C Paz hemos puesto en pie comités de emergencia y solidaridad, mostrando la coordinación de los distintos lugares y que los trabajadores podemos darle una salida a la crisis.

Desde los comités vienen exigiendo aumentar el presupuesto para la salud en base al no pago de la deuda externa y garantizar un bono de 30 mil pesos para todas las familias de los sectores más vulnerados. También asegurar los puestos de trabajo y el cobro de los salarios completos de todos los afectados por esta crisis. Este plan integral es lo que garantiza la salud del pueblo trabajador.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Mario Ishii   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO