Política

OPINIÓN

Los diarios del domingo y la vuelta de Kaos y Control

Pareciera que a los columnistas de La Nación y Clarín los brindis de fin de año les trajeron cierta añoranza de aquellos “gloriosos” años de la Guerra Fría que tan bien se parodiaban en “El Superagente 86”.

Lunes 25 de diciembre de 2017 | 00:00

“Hay que matar al presidente
Hay que matarlos a todos sí, sí
¿Si no para qué me quedo acá?
Si ni a mi crío puedo alimentar”

(Cutral Có, de Las Manos de Filippi)

“Kaos” era la “organización internacional del mal” que, con sus agentes rubios y feos y a veces con rasgos orientales, preparaba distintos planes para destruir a la civilización occidental y cristiana.

Pero, para combatirlos estaba la agencia “Control” que con sus especializados superagentes, como el “86” Maxwell Smart acompañado por “la 99”, siempre le ganaban a los malos.

Pareciera ser que a los conspicuos columnistas de La Nación y Clarín los brindis de fin de año les trajeron cierta añoranza de aquellos “gloriosos” años de la Guerra Fría que tan bien se parodiaban el “El Superagente 86”.

“Circuló entre los partidos de izquierda instructivo de nueve puntos para las organizaciones dispuestas a marchar el lunes a la Plaza de los Dos Congresos”, pone Eduardo van der Kooy en su columna dominical de Clarín. ¡He aquí la prueba de que las organizaciones izquierdistas, ejes del mal, tenían todo planificado para dar un golpe preciso, tomar el Congreso desde los techos y todos los flancos y desde ahí fundar un nuevo Estado del “Kaos”!

¿Pero en qué consistía este peligrosísimo instructivo? Según el propio columnista: “aconsejaba circular encolumnado y no de manera individual. Respetando los criterios de seguridad de cada grupo. También portando pañuelos para taparse la cara, si resultara necesario. Y limones y agua para aplicar en caso de que la Policía lanzara gases lacrimógenos y gas pimienta”... Todo un plan insurreccional casi perfecto. Pero faltaba más: “Los últimos avisos del instructivo trasuntaban el espíritu de los preparativos. Se exigía no marchar con niños. Parecía claro que se esperaban choques con la policía”, sigue van der Kooy.

Ni el Inspector Clouseau protagonizado por Peter Sellers podría haber dado tamaña precisión con tanta sapiencia y olfato de investigador. ¡Habían pasado solo tres día de la represión protagonizada por Gendarmería!

Sigamos con el club de paranoicos alucinados en las vísperas de la Nochebuena. Jorge Fernández Díaz en esa “Tribuna de Doctrina” que es La Nación escribe: “Las distintas tribus trotskistas han crecido en las fábricas y universidades” y ahí abre un paréntesis: “(también en el mundo de los barrabravas)” (¡?). El aire es gratis. ¿Quién es la fuente y asesora a este hombre? La pista viene a renglón seguido: “Rafael Correa los describía como ’la izquierda tirapiedras infantil del todo o nada’”... ¿Les suena un ecuatoriano llamado Jaime Durán Barba o realmente se trata de Micky Vainilla?

Kim Jong-un o Sebastián Romero y sus misiles transcontinentales

Sebastián Romero pasó a la fama por una foto donde se lo ve con un lanzabombas de estruendo atado a una rama cual si fuera un lanzacohetes M80, el Law o el RPG-7 (todos antitanque). De ahí los de la agencia argentina de “Control” fueron a su Facebook y, horror, después de ver fotos de gatitos y sobrinos ¡encontraron que había sido candidato del FIT en 2015! ¡Eureka! Y después ¡una foto donde está con Nicolás del Caño (¿Siegfried?) y Néstor Pitrola (en una audiencia contra los despidos de General Motors realizada en la Cámara de Diputados)! ¡Tenemos a los principales directivos de Kaos filial sudamericana!

Otro. ¡Cuidado!, ¡su “alias” es “Karateca”! Se llama César Javier Arakaki. Mandar fotos y perfil a todos los medios para escracharlo ante la población y mostrar que en la conspiración hay hasta descendientes de japoneses muy peligrosos que enseñan a los niños Sipalki Do en una academia del barrio de Caballito y hace changas como extra en películas.

Ojo con las canciones

En la dictadura se llegó a prohibir el tango “Cambalache” y hasta el libro para niños “Un elefante ocupa mucho espacio” de Isabel Bornemann porque en el cuento los animales del circo osaron hacer una huelga para imponer sus demandas.

Resulta que Celia Burgueño, militante del PO, parafraeó en su muro parte del estribillo de “Cutral Có”, una de las canciones de Las Manos de Filippi: “Hay que matar al Presidente, a todos los funcionarios y a las fuerzas represivas”, y ¡zas! ¡tenemos otra de Kaos!, afirman quienes dicen que hay fotos que la muestran rompiendo con una maza un banco en el Congreso, más allá de la desmentida del propio Partido Obrero. ¿Por qué no prohibir a “Cutral Có” y, ya que estamos, también a Las Manos y se acabó el asunto?

“Conspiracionitis aguda”

El nivel de “conspiracionitis aguda” que tienen estos periodistas, insuflados por el propio Macri y los funcionarios de Seguridad de la Ciudad (Ocampo y D’Alessandro) es directamente proporcional con lo que quieren seguir tapando: el martes a la madrugada 128 diputados votaron robarle $ 100 mil millones a los jubilados, a los pibes que reciben la AUH y hasta a los excombatientes de Malvinas.

Como plantea el excelente artículo de Christian Castillo y Emilio Albamonte publicado ayer, “las teorías conspirativas que siempre emanan de los servicios de inteligencia (la cloaca del Estado) nunca toman la intervención independiente de las masas, su descontento, su rabia, su transformación en sujeto, como factor explicativo de los acontecimientos”.

Y para terminar algunas preguntas navideñas.
¿Alguien vio las fotos del Facebook del que le disparó a quemarropa y mató a Rafael Nahuel hace apenas 20 días? ¿Alguien conoce los perfiles de los policías que les sacaron un ojo a Horacio Ramos del FOL, Roberto Álvarez del PO, Daniel Nievas trabajador del Astillero Río Santiago y Daniel Sandoval profesor secundario? ¿Cuál es el nombre del policía neuquino que le disparó al diputado Raúl Godoy para provocarle una fractura expuesta y que no pudiera ejercer su mandato?

Hagan las ridículas (y muchas veces cómicas) campañas que hagan, sepan que no van a poder tapar el Sol con una mano.

Felices fiestas.







Temas relacionados

Diario La Nación   /    Congreso   /    Grupo Clarín   /    Represión   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO