Política Estado Español

CATALUNYA

Los colegios catalanes, centro de la batalla por el referéndum

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya sustituye a la Fiscalía al mando del operativo policial ante el 1O. Diferentes actores, misma represión.

Ivan Tamajón

Barcelona | @Ivan_Borvba

Jueves 28 de septiembre | Edición del día

Foto: EFE

A última hora de la tarde de ayer miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el alto tribunal catalán, ha tomado la opción de apartar a la Fiscalía del mando del operativo policial que tiene por objetivo evitar la celebración del referéndum del próximo domingo.

A pesar de este cambio de actores, las consecuencias y objetivos se mantienen intactos. Evitar por todos los medios que los colegios se abran y el pueblo de Catalunya vote como manifestación política, ya que como referéndum está golpeado por la represión estatal.

De este modo Mercedes Armas, magistrada del TSJC, sustituye de sus funciones a José María Romero de Tejada, fiscal superior de Catalunya. Este último había comunicado a los Mossos d’Esquadra la obligación de precintar este viernes mismo los más de 2.000 puntos de votación, además de evitar el día de la votación que se pueda acceder a ellos.

Sumadas a esta medida general, se especificaban otros aspectos represivos, como la incautación de todo el material destinado a facilitar las votaciones o impedir cualquier votación 100 metros a la redonda de los recintos precintados. Medidas, por otro lado, que mantiene la magistrada del TSJC en sus órdenes.

Pero sí hay un aspecto diferencial en las directrices represivas entre ambas instituciones judiciales es que, mientras la fiscalía ordenaba la ejecución del operativo a los Mossos en exclusividad, Mercedes Armas involucra también en el desarrollo de estas medidas a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

También otras cuestiones directas del desarrollo del operativo han sido modificadas por la magistrada del alto tribunal catalán. Por ejemplo Mercedes Armas no habla de precintar “todo el recinto”, sino tan solo los espacios del recinto destinados a la votación al recuento de estos, permitiendo que el resto de actividades –como las hay en muchos colegios los fines de semana- “no se vean afectadas”.

Armas justifica en su auto todas estas medidas por la negativa del Govern de Puigdemont a frenar los preparativos del 1 de octubre, mostrando, según apunta el auto, “una clara inobservancia”.

El auto también ha servido para ratificar a Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y número 3 de la Secretaría de Estado de Interior, como el encargado de gestionar y coordinar todo el operativo.

Sí bien había sido el propio Govern quién había exigido “apartar de forma inmediata” a la Fiscalía de la investigación y acciones contra el 1O, la verdad es que la jugada no ha salido como esperaba JuntsXSi.

La Judicatura está volcando todas sus medidas represivas en las últimas horas en los centros escolares y esto ha provocado un malestar en la comunidad educativa. Y es que además al movimiento estudiantil, que salió a las calles el pasado miércoles junto a miles de personas, amenaza con ser un actor que lleve la defensa del referéndum más lejos que los límites que impone la desobediencia institucional de la dirección de JuntsXSi y que se ha demostrado insuficiente para garantizar que la votación el próximo domingo sea un verdadero referéndum de autodeterminación.

Este jueves hay convocada una gran movilización en Plaza Universidad, impulsada por la Marea Groga (marea que aglutina al sector educativo) a la que se suman huelgas en institutos y universidades. También las AMPAS (asociaciones de madres y padres) se han sumado a esta convocatoria. Todas estas acciones calientan motores hacia la huelga general impulsada por la CGT, IAC y COS para el próximo 3 de octubre.






Temas relacionados

Política Estado Español   /    Independencia Cataluña   /    Referendum en Catalunya   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO