Mundo Obrero

DESDE LAS BASES

Los choferes se levantan contra las patronales y la burocracia de la UTA

Este viernes más de 600 trabajadores de veinte líneas de Capital y el conurbano marcharon por el centro porteño. Exigen mejores salarios y condiciones laborales. Enfrentan los aprietes y las amenazas.

Sábado 17 de junio | Edición del día

Este viernes la Plaza Once se llenó de camisas celestes. Eran unos 600 choferes de colectivos, pero no estaban al frente de sus unidades. Estaban de a pie, manifestando y haciendo oír sus sentidos reclamos.

En el marco de la discusión paritaria del sector y luego de la jornada del 8 de junio, que fue la primera autoconvocatoria de choferes, las patronales y varios delegados de la burocracia sindical de la Unión Tranviarios Automotores (UTA) comenzaron a intentar amedrentar y amenazar a los choferes de las distintas líneas.

Pero como quedó demostrado en la movilización de este viernes, donde confluyeron choferes de más de veinte líneas de las zonas sur, norte y oeste del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal, el objetivo de las patronales y la conducción de la UTA no se logró.

La concentración comenzó a las 10 de la mañana y duró casi toda la jornada. En medio de la protesta y con la Plaza Once como escenario, se realizó una asamblea en la que se comenzó a deliberar cómo enfrentar el mísero aumento del 8 % firmado en el marco de la paritaria del sector por el secretario general del sindicato, Roberto Fernández.

A su vez la asamblea hizo explícita su solidaridad con la lucha histórica de los choferes de Córdoba y con la familia del compañero Carlos Sánchez, chofer de la línea 514, recientemente asesinado.

Las condiciones de trabajo (entre ellas los salarios) están en el centro de la discusión de los cientos de choferes autoconvocados y es el motor que llevó a movilizarse desafiando los aprietes tanto de los empresarios como de sus aliados, los burócratas de la UTA.

Alrededor de las 15 la asamblea resolvió marchar hacia la esquina de Callao y Corrientes, para hacer visible el conflicto ante el conjunto de la población. En ese momento se destacó la solidaridad recibida por los trabajadores de parte de otros choferes de colectivos que circulaban, así como de automovilistas y peatones.

Sobre el final de la jornada y antes de desconcentrar, resolvieron volver a reunirse en breve para continuar con la organización desde las bases, en rechazo a la pérdida de las conquistas laborales, lo cual fue permitido y hasta fomentado por las conducciones de los sindicatos.

Según varios testimonios de los manifestantes, en la jornada de ayer se selló el compromiso de que “si tocan a uno tocan a todos”. Y a su vez se tomó la decisión de exigir a los cuerpos de delegados de las distintas líneas ponerse a la cabeza de los reclamos y enfrentar las persecuciones.

En la movilización se destacó la presencia de la “Agrupación de Choferes por las 6 horas David Ramallo”, que llevan su nombre en homenaje al trabajador de la Línea 60 fallecido en 2015.

Andrés Vera, despedido en lucha por su reincorporación en la línea 266






Temas relacionados

Choferes   /    UTA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO