Cultura

CULTURA

Los Clown Tangueros: nuestro arte vale mucho más que sus ganancias

El grupo de teatro independiente viene desde el Espacio Bataclana de Córdoba a Ramos Mejía a presentar su arte ante "quienes tienen las mismas ganas de transformarlo todo". La cita es el sábado 15 a las 20:30.

Viernes 14 de julio | Edición del día

Pensar el arte, como expresión sensible del ser humano, como pasión de conocer, de jugar, de cuestionar, de cuestionarse, como la forma y sensación de que hay algo más en esta vida, esa motivación que nos hace percibir lo bello, que nos hace recrear constantemente todo lo que nos rodea ... Aquella expresión que nos permite reencontrarnos con lo más profundo y con todo lo que está ahí.

Qué bello es pensar un mundo donde la imaginación no tenga límites, donde la plenitud del hombre le permita disfrutar todo a su alrededor, donde nos exista ningún tipo de condicionamiento en el pensamiento del hombre…

Suena ilusorio pensar un arte y un mundo así, pero es lo que intentamos, es lo que nos mantiene caminando y creando, lo que nos despierta cada mañana y nos hace hacer lo que hacemos.

Somos artistas, que desde Córdoba capital llevamos adelante el espacio cultural Bataclana, y como artistas independientes, sabemos lo difícil que se hace vivir de lo que hacemos porque lamentablemente en nuestra práctica es moneda corriente que empresas controlen y financien grandes eventos culturales. O mediante sponsor invierten en espectáculos; premios, incentivos, etc. etc., todo dirigido a enriquecer al sector empresarial y no al pleno desarrollo artístico ni mucho menos al libre acceso a la recreación del pueblo. Cuando en realidad es el Estado el que deberían invertir en cultura, de la misma forma que debería invertir en educación, en salud. Es el Estado el que debería brindar las herramientas para que el arte no sea exclusivo solo para un sector pudiente.

Esto empuja a los artistas a ser simples productores de mercancías, a estar regidos por las normas de un mercado que plantea “quien llega y quien no”; que es feo y que es bello; que es lo nuevo y que no lo es; incentivando así la competencia de quien será consagrado y quien no; todo esto disfrazado de un encanto en el cual el artista se siente en completa libertad de crear. Dando un espejismo para alejar la práctica artística de su capacidad crítica y de su compromiso social.

Hacemos arte porque es el mejor medio que encontramos para comunicarnos, para expresar lo que nos desconforma. Pretendemos desnaturalizar todo lo que nos imponen y sobre todo cuestionar, preguntar, indagar, transformar. Nuestro arte no puede solo decorar, porque queremos y soñamos con otra vida completamente distinta, en donde el arte sea parte natural del ser humano. Por ello pretendemos cuestionar esta mercantilización que nada tiene que ver con la producción artística, sino más bien con las condiciones de producción de circulación y de reconocimiento que el capital privado y, la ausencia del Estado, marcan como el único escenario posible.

Venimos a Buenos Aires a profundizar nuestras ideas y acercarlas a quienes tienen las mismas ganas de transformarlo todo.

Nos encontramos el sábado 15 a las 20.30 hs. en La Casa político cultural del PTS en el Frente de Izquierda en Ramos Mejía. Rivadavia 13.765








Temas relacionados

Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO