Política

ELECCIONES 2019

Los 10 peores cómplices de Macri que están en el Frente de Todos

Desde los "traidores" que volvieron como Massa y Solá, pasando por los gobernadores que aplicaron el ajuste en sus provincias, hasta los dirigentes sindicales que garantizaron pasara el ajuste sobre la vida de los trabajadores.

Jueves 10 de octubre | 23:38

El Gobierno de Mauricio Macri va a pasar a la historia por haber profundizado los niveles de pobreza, de hambre, de dependencia y saqueo del país. Mientras tomó una deuda de dimensiones inéditas con el Fondo Monetario Internacional, ni un solo dólar fue para invertir y mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

Para que todas sus medidas fueran pasando hubo manos que se levantaron en el Congreso para aprobar leyes y presupuestos, gobiernos provinciales que ajustaron, y los que encabezan las centrales sindicales -de los trabajadores que están pagando el ajuste- sostuvieron una paz cómplice con el ajuste. Gobernar no es tarea de un solo hombre y en este caso, ni de una sola fuerza política. Muchos de los que acompañaron esas medidas se reivindican peronistas, opositores incluso, y ahora están con el Frente de Todos de Alberto y Cristina Fernández.

1) El “panqueque” Sergio Massa que ahora encabeza la lista a diputados nacionales en Provincia de Buenos Aires para el Frente de Todos hace unos días aprovechó su viaje a Estados Unidos para reafirmar su apoyo a la política golpista del imperialismo sobre Venezuela. El Frente Renovador que fundó Massa ayudó a aprobar más de 180 leyes desde el 2015, prácticamente todas propuestas del macrismo para sus políticas de ajuste. Incluso Alberto Fernández fue integrante durante un tiempo del massismo. Por nombrar algunas de las más importantes está el pago a los hold outs (fondos buitre); la reforma tributaria; el Consenso Fiscal con las provincias; el presupuesto 2018, y el acuerdo de Responsabilidad Fiscal con los gobernadores.

Ver también: Massa: de ayudante de Macri en el Congreso a futuro líder de la bancada kirchnerista

2) Juan Manzur, gobernador de Tucumán, responsable de negar el derecho de las niñas a interrumpir un embarazo producto de violación, y ferviente impulsor de “Salvemos las dos vidas”, es el acompañante fiel de Alberto Fernández en su campaña. Tucumán fue el escenario de la foto del “pacto social” que propuso Fernández entre la UIA y la CGT, provincia donde la desocupación y pobreza siguen creciendo, como en el conjunto del país.

Te puede interesar: En la Tucumán de Manzur crecen los despidos y no hay derechos para las mujeres y la juventud

3) Mientras tanto, aprovechando los llamados de “unidad” en el peronismo, también reapareció Felipe Solá en la campaña de Fernández. Se trata de uno de los principales responsables políticos de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en el 2002 cuando era gobernador bonaerense. Fue aliado de Menem, Duhalde, Kirchner, para ir detrás de las patronales rurales en el 2008, con Macri en el 2009, luego con Massa y ahora, junto a Alberto.

Ver también: Felipe Solá: trayectoria de un experto en “hacerse el boludo”

4) Sin embargo, nada de lo que pasó bajo el Gobierno de Macri podría haber pasado si se paralizaba el país hasta dar vuelta atrás la toma de una deuda impagable, la cantidad de tarifazos, despidos, y las medidas que hambrean a los trabajadores. Héctor Daer "no hablemos de paro" fue el principal responsable, junto con todos los dirigentes sindicales que aceptaron paritarias a la baja, cierres y despidos, de mantener a la CGT al costado de la ruta, no sea cosa que se mostrara la fuerza que tienen los trabajadores para cambiar el curso de las políticas de ajuste.

5) Otro fue Hugo Moyano, jefe de los Camioneros -aunque no alineado con la CGT-, que directamente llamó a votar Macri como Presidente en el 2015, para después darse vuelta como supuesto opositor pero, en definitiva, manteniendo la misma pasividad. Ausentes a la hora de enfrentar la reforma jubilatoria mientras miles de trabajadores, estudiantes e incluso jubilados mostraban cómo se lucha y siendo reprimidos brutalmente por la Gendarmería de Patricia Bullrich.

6) Durante la misma campaña electoral, la crisis de la provincia de Chubut bajo el Gobierno de Mariano Arcioni no mereció más que un silencio cómplice por parte del Frente de Todos durante semanas, respecto del ajuste y la represión que está aplicando sobre los docentes y estatales. Una complicidad que se convirtió en apoyo político explícito, cuando el gobernador fue invitado a compartir acto de campaña con Alberto y otros aliados en Mendoza y también lo desligó de su responsabilidad política en la crisis actual.

Ver también: Tras meses de silencio, Fernández habló de Chubut y culpó al gobernador fallecido en 2017

7 y 8) Junto con él, gobernadoras del Frente para la Victoria como Alicia Kirchner en Santa Cruz y Rosana Bertone en Tierra del Fuego también son responsables del ajuste a los trabajadores en sus provincias. La primera como"la mejor alumna de Macri y el FMI" al haber ahogado a los trabajadores del sector público durante años para lograr lo que ahora está en boca de muchos, “superávit fiscal”, a costa de achicar el gasto social. La segunda, con un paquete de leyes en el 2016 que adelantó la política de ajuste de Macri, y que continuó durante todo su mandato con ataques a los trabajadores y a las libertades democráticas.

9) Por otro lado, recientemente en San Juan, con el gobernador Sergio Uñac y su predecesor, José Luis Gioja, Fernández afirmó: “Sé que para provincias como Catamarca o San Juan el tema de la minería es muy importante. Y San Juan ha logrado desarrollar la minería de un modo sustentable, con el acuerdo social, y todo eso me parece que son modelos a seguir, porque la minería es una fuente de riqueza para provincias como Catamarca y San Juan”. En medio de movilizaciones con millones de jóvenes que en todo el mundo denuncian la crisis ecológica y la responsabilidad de empresas y gobiernos como un sistema que destruye el planeta, Fernández plantea a San Juan, al “modelo Barrick Gold”, de saquear el oro, arrasar y envenenar el agua, como una ruta a seguir “para el desarrollo”. Nada muy diferente de lo que pregona Macri.

Te puede interesar: Fernández lo hizo de nuevo: con Gioja y Uñac, bancó la megaminería en San Juan

10) Por último, se sumó Verónica Magario como compañera de fórmula a la gobernación bonaerense de Axel Kicillof. Intendenta de La Matanza, es una de las principales referentes de un peronismo que prácticamente cogobernó con María Eugenia Vidal. Desde que asumió a su cargo, tejió fuertes lazos con una de las instituciones más odiadas por el movimiento de mujeres: la Iglesia. Creó la Subsecretaría de culto en el municipio, a cargo de Gabriel Ciulla, quien preside el Consejo de pastores evangélicos de Laferrere, con el objetivo de institucionalizar en el municipio el rol que juegan las iglesias evangélicas y pastores, en la administración de la asistencia social. Este partido bonaerense está bajo la gestión del Partido Justicialista desde 1983, que sostiene los mismos problemas de precarización laboral, vivienda ultra precaria y pobreza que atraviesan al conjunto del país y empeoran bajo el régimen del FMI.

Ver también: Los Fernández presentaron la fórmula para la Gobernación: ¿quién es Verónica Magario?

Diez cómplices del Gobierno de Macri, por nombrar algunos de una lista que podría continuar, que ahora se proponen como oposición electoral pero que no les tembló el pulso a la hora de subirse a medidas de ataque a los trabajadores.







Temas relacionados

Frente de Todos   /    Mariano Arcioni   /    Felipe Solá   /    Alberto Fernández   /    Héctor Daer   /    Hugo Moyano   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO