Mundo Obrero

AERONAUTICOS

Lopetegui y los tercerizados de Latam (su moral y la nuestra)

A la cultura del individualismo y trepar pisando cabezas que promueve la empresa, los trabajadores contraponen la solidaridad y el compañerismo, como demuestran los tercerizados en lucha.

Eduardo Lusa Saab

Delegado Latam Argentina

Viernes 24 de noviembre | 11:41

El discurso meritocrático del PRO tuvo su previa. Quizás varias previas. La ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, fue un laboratorio. Pero hubo otros ensayos y los trabajadores de Latam lo sabemos. También lo sufrimos. Fue el mismo Lopetegui, convertido hoy en un peso fuerte del gabinete oficialista, quien comandó y articuló aquella cultura patronal rebalsada de individualismo y arribismos. Veamos.

Ser “PROactivo”. Durante su primera década en la argentina LAN usó este concepto para concatenar todo su andamiaje cultural. En cursos, instrucciones, comités, desayunos y bajadas de línea, este era el eje: ser proactivo. Se trataba, claro, de una versión sofisticada de la productividad o mejor, de la auto productividad. A diferencia de la industria donde el automatismo y los ritmos se rigen por la línea de producción y la maquinaria, en los servicios es necesario apelar a otros instrumentos. Ser proactivo era entonces “involucrarse”, “adelantarse”, “hacer equipo”, “colaborar” y otras sandeces. Ser PROactivo era ser PRO. Bien Pro.

En su revista interna autodenominada IN, su contratapa mensual rotulaba “escaladores” y aludía con nombres propios a quienes habían escalado posiciones dentro de la empresa. Lo que en la jerga popular denominamos pisar cabezas o serruchar pisos. Allí estaban los abanderados del arribismo. En su mayoría de la planta gerencial y las partes administrativas ligadas a la oscura sigla RR.HH. No escapaba a nadie que aquellos escaladores luego eran el personal de carneraje a la protesta obrera. La cultura del esfuerzo individual contrapuesta a la cultura colectiva de los trabajadores. El lector podrá advertir un paralelo nítido si compara con el discurso oficial de reforma laboral. Un espejo que se propaga por los grandes medios en las épocas que corren.

Pero estas líneas no buscan masticar bronca ni impotencia. Lo que aquí queremos contarles es acerca del fracaso de aquel ensayo PRO. Al menos de su fracaso moral y cultural. Quizás sirva como aporte y palanca de optimismo para aquellos trabajadores de Latam, del aeropuerto y del país que quieran enfrentar futuros atropellos.

Fue en el rango más oscuro de la vida laboral de Latam. Más precisamente en el sector de los tercerizados, donde afloró una moral colectiva contrapuesta a la ética Lopetegui y su cultura pro individualista. Sucedió hace unos días nomás, para cuando los compañeros de Redguard estaban en conflicto y en lucha por la reinstalación del compañero Lucho, perseguido y discriminado por la patronal y la gerencia cuasi militar de “seguridad operativa” de Latam. En una burda maniobra, y ante la inminente reunión ministerial para abarcar el conflicto por la reinstalación de Lucho, la empresa impuso tres traslados compulsivos e ilegales. Luego, sin mediar vergüenza, propuso no trasladar a los tres compañeros dejando nuevamente al primer despedido en la calle. Es decir, cambiar tres por uno. Una extorsión bien PRO. Bien Lopetegui.

Los combativos delegados se opusieron a la burda maniobra y apelaron a la asamblea. Fue allí donde los “trasladados” se pronunciaron uno a uno. Rechazaron volver a trabajar en tanto no volviera su compañero Lucho. La empresa se esforzó por recomponer después de tanto trabajo sucio pero no hubo caso. Si tocan a uno tocan a todos, sentenció la asamblea. Sentenciaron los trasladados. En este suceso, muy ocultado por la empresa y los traidores, se vio cual es la moral que necesitamos los trabajadores para enfrentar el ajuste y el bajo costo. Como delegados de Latam en el plantel permanente y conscientes del miedo y el amedrentamiento que promueve la empresa para llevar adelante sus planes, no podemos más que destacar este suceso solidario y colectivo, base moral para enfrentar los ataques venideros. Estamos orgullosos de la pelea que vienen dando nuestros hermanos de clase. Estamos orgullosos de los tercerizados de Latam y su lucha. Exigimos la reinstalación de TODOS los compañeros. Hacemos nuestra su consigna : ¡si tocan a uno tocan a todos!

Esta carta fue está siendo distribuida entre los trabajadores aeronáuticos y recibió firmas en apoyo a la lucha de los tercerizados, entre ellas de delegados de Latam/APA de Aeroparque, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Iguazú, Ventas y Cargas.








Temas relacionados

Latam   /    Redguard   /    Aeropuerto de Ezeiza   /    Tercerizados   /    Trabajadores aeronáuticos   /    Aeroparque   /    Tercerización   /    Aeronáuticos   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    CABA   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO