Mundo Obrero

Despidos

Lockout patronal en Dánica Lavallol

La empresa cerró hoy sus puertas de manera ilegal en respuesta a los trabajadores que exigían la reincorporación de cinco despedidos. Los obreros reclamaban medidas de seguridad frente al coronavirus.

Lunes 6 de abril | 12:19

A primera hora de la mañana de hoy, cuando los trabajadores de Dánica del turno mañana se presentaron en la fábrica para ingresar y mantener el paro que se desarrolla desde el jueves en reclamo por cinco despidos, se encontraron con el portón de la planta cerrado. Allí había un papel colgado q decía "Planta cerrada hasta nuevo aviso".

Si bien el conflicto ha tomado estado público, ni el gobernador Axel Kicilloff ni el intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde se han pronunciado al respecto. En un distrito que ha sido un cementerio de fábricas en los ’90 alarma que mientras desde la presidencia anuncian que entre la economía y la vida, los dirigentes políticos eligen la vida de las personas, no exista un pronunciamiento contundente así como medidas urgentes que garanticen la continuidad de los puestos de trabajo.

Leer más: Dánica despide a trabajadores en medio de la pandemia por COVID-19

El decreto que prohíbe despidos y suspensiones por 60 días firmado hace días por el presidente Alberto Fernández parece ser un papel mojado.

Los obreros de la planta ubicado en Llavallol, partido de Lomas de Zamora, venían reclamando la implementación de medidas de bioseguridad frente a la pandemia de coronavirus así como la negativa a la exigencia de la empresa que pretendía que realicen jornadas de doce horas de trabajo.

Como represalia la empresa tomó la decisión de la medida ilegal del lockout patronal ya que el paro realizado por los trabajadores enrolados en el sindicato SOEIA era total en todos los turnos, manifestando una clara voluntad de exigir la reincorporación de los cinco compañeros despedidos ilegalmente.

Tanto los obreros como el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA) vienen denunciando que los despidos son discriminatorios.

Las patronales alimenticias que vienen ganando millones en todos estos años (y más en estas semanas de aislamiento obligatorio) pretenden aprovechar el momento para ajustar y despedir para maximizar aún más sus ganancias.

Los trabajadores se encuentran a la espera de una respuesta por parte de las autoridades del Ministerio de Trabajo para que la empresa de marcha atrás en esta medida ilegal del lockout patronal, de los despidos e implemente las medidas de higiene y seguridad necesarias para evitar el contagio por COVID-19.

Noticia en desarrollo.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Dánica   /    Llavallol   /    Aceiteros   /    Lomas de Zamora   /    Martín Insaurralde   /    Despidos   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO