Sociedad

Persecución a estudiantes

Llevan a juicio a 27 estudiantes de la Universidad de Córdoba por defender la educación pública

Se rechazó un pedido de nulidad planteado por los defensores y elevan la causa al Juez Federal. Buscan condenarlos por una acción de protesta en el marco de la masiva lucha nacional de 2018 en defensa de la educación pública.

Viernes 11 de septiembre | 13:22

En la tarde de ayer se conoció que la cámara federal de Córdoba, rechazó los planteos de nulidad realizados por la defensa de los 27 estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba. Por ello, el expediente vuelve al Juzgado Federal Número 1, ocupado por Miguel Vaca Narvaja para iniciar el juicio a los jóvenes.

Se los quiere condenar por la ocupación del Pabellón Argentina, en el marco de la enorme lucha por defensa de la educación pública que se dio en todo el país en el año 2018. La acusación es por “usurpación por despojo” y la pena es entre seis meses y tres años de prisión. Se trata de un hecho gravísimo y sin antecedentes en épocas democráticas en nuestra ciudad.

Durante el mes de mayo, en los momentos más estrictos de la cuarentena, la justicia federal que se encontraba semiparalizada, sin embargo, intimó a que las defensas de las y los 27 procesados presenten los argumentos contra la decisión del juez de elevar la causa a juicio.

Te puede interesar: En plena pandemia, la Justicia avanza con los procesamientos a estudiantes de la UNC

Uno de los jueces federales, Ignacio Velez Funes, es famoso por haber fallado que tener medio cigarrillo de marihuana implicaba encubrir a los narcotraficantes. Uno de los argumentos que plantean por que elevar a juicio la causa de los 27 jóvenes es tomado de un fallo de la Corte Suprema del año 1964 donde plantean que “el texto constitucional no justifica la comisión de todos los delitos comunes en el ejercicio delos movimientos huelguísticos”. Este fallo salió en un momento que se pretendía frenar con el código penal la enorme oleada huelguística que se daba por esos días.

Durante la lucha, los jóvenes sufrieron el hostigamiento mediático y de las autoridades, incluso sufrieron el ataque de patotas ligadas a la gestión del rectorado que buscaban desalojar por la fuerza a les estudiantes. Era habitual también que durante la noche se estacionara un Falcon Verde frente al pabellón o la presencia de policías de civil haciendo averiguaciones en los alrededores de ciudad universitaria.

Te puede interesar: Estudiantes debatieron sobre la gran lucha del 2018

Estos procesamientos se dan en el marco que existe una enorme deserción estudiantil en la Universidad ya que muchos jóvenes no pueden acceder a las conexiones de conectividad para poder cursar a distancia. A la par, la universidad encabezada por el rector Juri (ex ministro de Educación de De la Rúa) firmo convenios para dar soporte virtual al proyecto educativo del Papa Francisco y compró un software de vigilancia para controlar a sus estudiantes. Esta misma semana, la policía bonaerense salió armada, rodeando incluso la residencia presidencial para reclamar un aumento de sueldo. La respuesta del gobernador Kicillof fue ceder en las demandas y no sancionar ni castigar a quienes realizaron esa verdadera apretada.

Desde la banca del Frente de Izquierda en el Concejo Deliberante ocupado por Laura Vilches, se presentó un proyecto para que sea tratado en el mismo para repudiar la persecución política a los luchadores por la educación. Es indispensable que esta elevación a juicio sea rechazada por todos los sectores que se reclamen democráticos, así también cómo el conjunto de la comunidad universitaria del país.







Temas relacionados

Toma de establecimientos   /    Movilizaciones   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Justicia   /    Córdoba   /    Universidad   /    Sociedad   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO