Cultura

MÚSICA // ENTREVISTA

Llega La Delio Valdez con “Sonido Subtropical”

Entrevistamos a Pablo "Oso" Broide, saxofonista de La Delio Valdez. Luego de ensayar hablamos sobre lanzamiento de “Sonido Subtropical”, la banda, nuevas fechas, su apoyo a las luchas obreras y el derecho al aborto.

Domingo 6 de mayo | Edición del día

La Delio Valdez se presenta este sábado 5 y domingo 6 de mayo, en el Festival Pana Americanx en Groove. La Red de Bandas entrevistó a Pablo "Oso" Broide, saxofonista de la orquesta de cumbia. Luego de ensayar, nos cuenta sobre sus proyectos, en el lanzamiento del nuevo disco "Sonido Subtropical" que trae composiciones propias de la banda, con la identidad de la cumbia latinoamericana. La Delio funciona como cooperativa de artistas y desde ese lugar se suman a apoyar a los trabajadores organizados bajo control obrero de Madygraf, así como también se pronuncian a favor de la legalización del aborto, seguro y gratuito.

Están presentando Sonido Subtropical, disco nuevo, contanos cómo fue la experiencia de hacer por primera vez uno con composiciones propias

Oso: Estamos a pleno, es un año muy importante, es algo que se viene gestando desde el año pasado que tiene que ver con sacar este disco, que es un disco distinto en algún punto a lo que venimos haciendo. Por un lado es la primera vez que lo planificamos; los tres discos anteriores tenían que ver con grabar el repertorio del vivo, entonces eran temas que ya veníamos tocando y aparte eran versiones, algo que te daba más seguridad porque son temas que ya funcionaron muchas veces en la historia por distintos grupos en muchos vivos. En este disco, nosotros pensamos que queríamos hacer lo que te pasaba con una banda cuando eras pibe, que ibas a comprarte un disco cuando salía, con un montón de temas nuevos, y eso requiere hacer todo un laburo doble porque mientras estábamos manteniendo un espectáculo nuestro con un repertorio que tiene que ir variando, al mismo tiempo estábamos haciendo cosas nuevas, íbamos trabajando guardaditos con el disco que queríamos grabar.

En "Sonido Subtropical" pudimos trabajar un montón de temas inéditos, con once de nuestra autoría. Ya estrenamos el primer corte en la radio y va a salir en Spotify y otras plataformas en unos días. Después, entre mayo y junio, estará en la calle, en nuestros recitales. De esos temas, sólo tocamos tres en vivo alguna vez.
Se viene todo un desafío porque es como meterse a grabar temas que no probaste en el vivo, pero también es cierto que ya estamos por el noveno año en la historia de la banda, e hicimos mucho laburo para aprender el género, que tuvo que ver con tocar durante tanto tiempo versiones. Entonces implicó conocer otros músicos, ir aprendiendo con tu instrumento, cómo arreglar, conocer versiones... Y todo eso está en los temas nuestros y sentimos que el sonido es muy de la Delio.

Al tener temas de su autoría, ¿se mantiene la impronta de La Delio?

Oso: Claro, por eso también el nombre “Sonido Subtropical”, que tiene que ver con el sonido que nos identifica: tropical, de la costa y el Caribe, pero nosotros estamos al sur; una cumbia del subtrópico, del Río de La Plata. La sensación de encontrar nuestro sonido. Nos encanta hacer versiones y tenemos ganas de seguir y ahora también hacer temas nuestros. Sumar algo nuevo a lo que es La Delio, sumar artistas amigos que fuimos conociendo. Siempre tratamos de ir creciendo en el sonido, sentimos que sabemos hacer bastante bien la producción de un show en vivo, es algo que puede hacer un músico, y el disco requiere algo distinto a una representación en vivo.

¿Qué se refleja en el nuevo disco, cuál es su mensaje?

Oso: El mensaje que tuvimos siempre. La cumbia es un género popular entonces tratamos que tenga y muestre las cosas que nos pasan a todos, y también como lo fue siempre, para que la gente pueda sentir alegría a través de eso, que pueda hacer una catarsis de las cosas que pasan. La cumbia tuvo siempre eso, fue creada por la gente oprimida, esclavos de África, indios de la costa norte de Colombia y por los explotados. Entonces se crea en la noche, en ese momento que después de trabajar quince horas la gente puede sacar esas cosas. Cuando hacemos el cumbión, que es nuestra fiesta, porque lo producimos nosotros y el DJ de Sonido Parrandero, que pasa unas cumbias que no se escuchan en algún lado, ves a la gente que disfruta, mucho laburante, y se va armando el baile que es hermoso.

"La cumbia es un género popular entonces tratamos que tenga y muestre las cosas que nos pasan a todos, y también como lo fue siempre, para que la gente pueda sentir alegría a través de eso (...)" "La cumbia tuvo siempre eso, fue creada por la gente oprimida, esclavos de África, indios de la costa norte de Colombia y por los explotados. Entonces se crea en la noche, en ese momento que después de trabajar quince horas la gente puede sacar esas cosas."

Hablas de los oprimidos, pareciera que hay una relación al interpretar y componer desde esas bases. ¿Cómo sentís que influye este momento de descontento social, despidos y crisis a ustedes como artistas?

Oso: Los artistas estamos cagados, aparecen un montón de flyers de músicos que dan clases, y eso es porque la cosa viene mal. La gente no tiene un mango en el bolsillo, entonces nosotros tratamos de poner un precio de entrada lo más popular posible. Sin embargo, para cobrar barata la entrada tenés que ver un show de tres personas donde te podes morir. Siempre uno trata de cuidar a la gente, que vea y escuche bien, esté segura, esté cómoda. Por eso nuestra primera inversión como cooperativa es sumar gente a todo el laburo que implica.

Por otro lado, sentimos que tenemos una responsabilidad con lo que hacemos que tiene que ver con generar estos espacios que nos parece muy liberador y revolucionario, que la gente baile, se mire a los ojos, que esté feliz; es un acto de ir para adelante. Después con los temas nuestros, no es propio de la banda tomar literalmente en las letras la temática social. Personalmente, en muy pocos casos me llega eso, como con “Resistencia Suburbana”. Está bueno poder ver la militancia social de una banda que está mucho más allá de la letra de una canción. Nuestra forma de laburar es muy diferente a la que impone la industria de este género, ya que somos una cooperativa, independiente y autogestiva. Comparando con otros géneros, charlaba con un músico de rock que me decía que en la cumbia en una noche te haces cinco shows. Y yo pensé: sí, pero cobran, en la bailanta todos laburan. En cambio, es distinto para una banda de rock. Es explotación también porque te cobran por tocar, tocas en lugares gratis, tenés que vender entradas, estás en lugares muy precarios.

En la cumbia es muy complicada la industria, pero todos laburan, y nosotros venimos de otro lado; armamos nuestra propia movida con músicos que saben muchísimo del género y que fuimos conociendo y se sumaron, probando sonidos que ellos no podían hacer en el contexto en que tocaban. Somos como una orquesta de músicos jóvenes que armamos nuestra movida, con nuestra forma de laburar que es más del rock.

En el compromiso social más allá de las letras, como decías recién, se está expresando un posicionamiento de distintos artistas por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Desde La Delio, ¿por qué creen que logró ser parte de la agenda este debate y qué posición tienen sobre este derecho que se instala como una conquista en la voz de todos?

Oso: Con los chicos estamos muy de acuerdo en que se tiene que legalizar el aborto; tiene que ver con la vida de un montón de pibas que se mueren en una clínica clandestina y que si sobreviven van presas. Nos invitaron a participar a un festival sobre el tema, porque es una forma también de aportar. Desde hace algunos años tocamos en los aniversarios de los asesinatos de Maxi y Darío, en penales, en Marcos Paz, en Ezeiza, en el Borda, y ahora está muy difícil entrar a la cárcel. Es ir buscando diferentes formas de apoyar. A veces se generan muchos conflictos para los músicos porque una parte importante es el Estado, que permite que la gente pueda ver gratis a la banda con buen sonido y buena calidad y de repente las contrataciones fueron situaciones complicadas. Nos pasó que nos habían contratado para tocar en Morón y justo sale todo un lío con las murgas del Oeste y el intendente de Morón, y nosotros quedamos en el medio porque necesitamos pagar la olla. Mientras uno está militando políticamente está también laburando.

¿Cómo se hace en esos casos para aprovechar los espacios desde donde intervenir con la música?
Oso: El crecimiento de la banda llevó a mucho debate interno, estamos en el proceso de ser una cooperativa legalmente, cada paso que damos tiene mucho peso en lo musical, la tapa del disco, qué vamos a decir; laburar en cooperativa tiene un aprendizaje humano y hermoso, porque implica laburar de manera colectiva, todos tenemos personalidades muy fuertes y todos aprendimos a usar toda esa energía para avanzar con el espíritu de La Delio. Mostramos que se puede laburar de a muchos como cooperativa en la música, cosa que en general es raro, acá somos nosotros los patrones, somos todos. Se generan relaciones de laburo sanas.

La Delio Valdez en el ensayo.

"Nos empezamos a vincular con toda la tradición impresionante que hay en Argentina de cooperativas. Me imaginaba a los tipos a principio del siglo XX rompiendo los moldes, formando las Sociedades de Fomento, los clubes, con el espíritu de cooperativismo original que quedó tapado en la historia y más en la que nos quieren vender ahora, del emprendedor. Pero el emprendedor es ese, que se junta con otros y se organiza en partes iguales."

Nosotras somos de Red de Bandas, venimos organizando festivales para bancar las luchas obreras, como los de PepsiCo en la carpa de Congreso y los del Hospital Posadas en Auditorio Oeste. Ahora estamos organizando una serie de festivales por las fábricas recuperadas en Madygraf, una gráfica cuya patronal dejó en la calle a cientos de familias y ahora funciona bajo gestión obrera y llevan adelante una lucha contra la corriente.

Oso: Qué bueno, ¡cuenten con nosotros! En este momento que estamos por entrar a ser cooperativa legal, nos empezamos a vincular con toda la tradición impresionante que hay en Argentina de cooperativas. Me imaginaba a los tipos a principio del siglo XX rompiendo los moldes, formando las Sociedades de Fomento, los clubes, con el espíritu de cooperativismo original que quedó tapado en la historia y más en la que nos quieren vender ahora, del emprendedor. Pero el emprendedor es ese, que se junta con otros y se organiza en partes iguales.

La Delio Valdez







Temas relacionados

Música   /    Cumbia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO