Mundo Obrero

TUCUMÁN

Litchmajer ratificó la enseñanza religiosa en las escuelas públicas

El ministro de educación de la provincia se manifestó a favor de la continuidad de la enseñanza religiosa en las escuelas públicas. Desde la Red de Docentes por el Derecho a Decidir preparan una jornada exigiendo la implementación de la Educación Sexual Integral.

Mercedes Lizondo

Agrupación Marrón Docente

Miércoles 24 de octubre | Edición del día

Durante una entrevista en el programa “Los Primeros” el ministro de educación, Juan Pablo Litchmajer, ratificó la continuidad de la educación religiosa dentro de las escuelas públicas tucumanas: “nunca tuvimos dudas de la continuidad de la materia”, expresó.

Diferentes sectores de padres, madres, docentes y estudiantes vienen llevando adelante una campaña para que la educación religiosa sea excluida de la enseñanza pública.

El fundamento del ministro se asentó en que la materia es amplia, y que el Estado prioriza el respeto, la diversidad y la tolerancia. Sin embargo, son numerosos los casos que reflejan situaciones de discriminación hacia estudiantes y docentes que profesan otra religión, o que no profesan ninguna.

En este sentido, Mónica Barrera, quien es parte de la comisión que presentó el amparo contra la educación religiosa en Tucumán, afirmó que “al acercar mi descontento e impulsar el amparo en contra de la educación religiosa comencé a recibir amenazas de muerte por lo que tuve que realizar la denuncia correspondiente y solicitar custodia policial. Mi hija tuvo que faltar a clases, sufrir hostigamientos.”

Uno de los argumentos principales sobre el que asienta el pedido de cese de la enseñanza de la religión católica dentro del horario es justamente que la misma es violatoria de los derechos constitucionales de libertad de culto, religión y conciencia, de igualdad, educación libre de discriminación y respeto a las minorías étnicas y religiosas, y de privacidad. En este sentido, el fallo de Salta impidió que se siga impartiendo la materia religión en horario escolar basándose en estos argumentos.

Resulta bochornoso que el ministro se refiera a la diversidad y a la tolerancia cuando los niños, niñas y jóvenes que no profesan la religión católica están expuestos/as donde deben ser apartados y apartadas de sus compañeros/as durante la hora de religión.

Resulta inadmisible que el ministro hable de tolerancia cuando la Iglesia intenta imponerle a la sociedad sus privilegios como sagrados y sus concepciones, en detrimento de la vida de las mujeres y las diversas identidades de género.

Los rezos, las imágenes religiosas y la enseñanza de la religión católica dentro de las escuelas resultan violatorios de los derechos de todas aquellas personas que no comparten visiones religiosas o que comparten otros credos. Sin nombrar los contenidos oscurantistas que se imparten y que son violatorios de los derechos de las mujeres y de los sectores LGTBI.

No son casuales las expresiones del ministro Litchmajer, ya que el mismo es parte de un gobierno que sostiene una estrecha alianza con la Iglesia Católica, que ha hecho de la legislatura provincial su bunker para llevar adelante sus campañas en contra de los derechos de las mujeres y de los sectores LGTBI, como se vio la votación del aborto en el Senado y como se esta viendo en la campaña de estos sectores en contra de la educación sexual integral.

Por esto no llama la atención que ante la marea verde y el reclamo por derecho al aborto el ministro no se haya pronunciado ante la presentación de la Agrupación Marrón docente que exigió que se abra el debate de una manera plural y democrática, partiendo de la exigencia de miles de pibxs que pedían a gritos acceder a la información y sostener un debate.

Tampoco llama la atención el silencio de Litchmajer ante la presentación realizada por parte de la Red de Docentes por el derecho a decidir exigiendo la implementación de la ESI y ante avanzada de la iglesia y de sectores oscurantistas contra la ley.

El vinculo existente entra la Iglesia y el Estado amparado en leyes que vienen desde la dictadura le garantizan distintos privilegios que van desde el pago de dietas, jubilaciones especiales, becas y pasajes para obispos y arzobispos, a cesiones inmobiliarias, exenciones impositivas y otros beneficios.

Por todo esto resulta imperiosa la necesidad de la organización por la campaña por la separación de la Iglesia del Estado que llevamos adelante desde el PTS en el Frente de Izquierda y que ya cuenta con el apoyo de miles de firmas.

En Tucumán, también la Red de Docente por el derecho a decidir realizará una jornada de exigencia de implementación de la ESI este viernes 26 en Plaza Urquiza.

Desde la agrupación Marrón Docente llamamos a organizarnos en cada escuela junto a los y las estudiantes para frenar esta ofensiva reaccionaria, por la Ley de Educación Sexual Integral y por la Separación de la iglesia del Estado. Una gran campaña con asambleas, apoyo y pronunciamientos desde las escuelas, colegios, facultades, con exigencias a los centros de estudiantes y sindicatos docentes. Una enorme campaña para arrancar los derechos que nos niegan. La lucha es ahora!







Temas relacionados

ESI (Educación Sexual Integral)   /    Juan Manzur   /    Tucumán   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO