MUNDO OBRERO

Liquidaciones arbitrarias en el IMSS

El pasado 15 de diciembre de 2016 la compañera Martha Medina, enfermera con 25 años de antigüedad laboral, denunció que hay un intento, por orden directa del Director Mikel Arriola, de liquidarla.

Martes 20 de diciembre de 2016

Como parte de las reformas estructurales la privatización del sector salud es una de las grandes prioridades para el gobierno y los empresarios donde principalmente las farmacéuticas se ven beneficiadas de la privatización del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicio Social de los Trabajadores del Estado) y Secretaria de Salud (SSA) con su infraestructura instalada: hospitales, clínicas, laboratorios, centrales de mezcla, guarderías, teatros, deportivos, centros recreativos etc.

El gobierno apoyado en la burocracia sindical ya ha aplicado la subrogación, en la que las empresas de capital privado sustituyen el trabajo con personal propio que labora en condiciones desfavorables, de algunas áreas clave en los institutos.

Ante dicho embate los trabajadores han alzado la voz y buscan la manera de organizarse. Esto afecta los intereses de la burocracia sindical y los directivos que han comenzado a tomar represalias con algunos trabajadores.
El pasado 15 de diciembre de 2016 la compañera Martha Medina, enfermera con 25 años de antigüedad laboral, denunció que hay un intento, por orden directa del Director Mikel Arriola, de liquidarla.

De manera arbitraria sin representación sindical, se le citó para que firmara su liquidación ante un representante que se identificó como Carlos Alavez, quién no pudo darle algún motivo por el cual rescindirle el contrato.

Ante la negativa de la compañera en firmar un convenio de liquidación fueron enviados vigilantes para presionarla a retirar sus cosas de su centro laboral.
Junto con Martha seis compañeros más son hostigados y amenazados de despido. Para la burocracia sindical y los directivos del instituto son medidas que pretenden medir la reacción de los trabajadores de la salud en víspera de arrebatarles su contrato colectivo en el que trabajan los 26 mil trabajadores en transición que han logrado se les permita mantener sus derechos en las jubilaciones y prestaciones.

Con trabajadores en transición nos referimos a que son la última generación que gozará de los beneficios ganados por el contrato colectivo que los protege en su jubilación y en prestaciones. A las generaciones posteriores se les recortarán los derechos laborales.

Ninguno de los siete compañeros ha firmado, pues esto es una violación profunda a los derechos laborales, la falta de representación sindical y la ausencia de una acción por parte de ésta para defender a los compañeros, son evidencia de los lazos entre los directivos y la dirigencia del SNTSS (Sindicato de Trabajadores del Seguro Social) que no defiende a los agremiados sino a los intereses de la inversión privada.

Desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas nos solidarizamos con los compañeros Martha, Ramón, Tania y los demás trabajadores que están sufriendo los injustos y prepotentes ataques de la dirección de Mikel Arriola en alianza con la dirección del burócrata sindical Manuel Vallejo Barragán. Las organizaciones democráticas de las y los trabajadores como la Nueva Central y la Unión Nacional de Trabajadores así como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación deben solidarizase con los trabajadores hostigados en el SNTSS.

Hacemos un llamado amplio al conjunto de los trabajadores del IMSS a unirnos para defendernos ante los ataques, denunciando los malos manejos del instituto y la complicidad de la burocracia sindical. También llamamos a los derechohabientes y a todos los trabajadores de los demás sectores para que defendamos nuestro derecho a la salud y al seguro social, sumándonos las actividades y las acciones que tomen los trabajadores del sector salud.






Temas relacionados

IMSS   /   Salud pública   /   Crisis de la salud pública

Comentarios

DEJAR COMENTARIO