Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

A partir del miércoles los trabajadores de la Línea 60 no cobrarán boleto

Es como parte del plan de lucha. Ayer los 9 ramales de la emblemática línea estuvieron paralizados. Sus trabajadores resisten los despidos que siguieron a la rebelión tras la muerte de David Ramallo. Cómo sigue.

Viernes 2 de junio | Edición del día

Fotografía:Enfoque Rojo

Todo comenzó el año pasado, con la muerte del trabajador mecánico David Ramallo mientras arreglaba una unidad en el taller de la nueva terminal del barrio porteño de Barracas. Fue el inicio de una lucha por las condiciones de trabajo.

Pero la empresa Dota no toleraría la decisión de los trabajadores de defender su vida y su salud. Tiempo más tarde respondería con el despido de 10 técnicos y choferes, y la suspensión de otros 20 trabajadores.

Como denunciaba este jueves el delegado Esteban Simonetta, "lo que viene reclamando la empresa, en las reuniones del Ministerio, son sus costos laborales. Le estaba pidiendo al Gobierno que le dé más subsidios y, si no, que la deje flexibilizar, mientras nosotros estábamos lamentando la muerte de un trabajador. Eso consta en las actas". Queda claro: es una discusión entre las ganancias patronales y las vidas obreras.

Tras varios meses de negociación en el Ministerio de Trabajo, este jueves 1° los despedidos no pudieron ingresar a cumplir sus tareas. Por eso sus compañeros iniciaron la medida de fuerza.

La línea 60 transporta a 250 mil pasajeros todos los días, desde la Zona Norte a la Zona Sur del Gran Buenos Aires, con una de sus cabeceras en Constitución. Por eso el conflicto hoy no pasó desapercibido.

Por la tarde, se realizó en la cabecera de Ingeniero Maschwitz una asamblea. Allí, entre la profunda bronca de todos los compañeros de David y de los despedidos, se debatieron distintas posiciones sobre cómo continuar el reclamo.

La propuesta mayoritaria fue la de continuar con el paro durante este viernes, día en que se movilizarán desde la cabecera Norte a Barracas. Allí volverán a realizar un asamblea para analizar medidas. El fin de semana retomarán tareas, pero organizando una reunión solidaria con trabajadores en lucha, comisiones internas y organizaciones políticas que los apoyan. El miércoles que viene comenzarán con el no cobro de boletos a los pasajeros, difundiendo su reclamo.

Así, los trabajadores de la 60 inician un nuevo plan de lucha que se proponen mantener hasta lograr la reincorporación de los despedidos, y los reclamos que tienen pendientes.






Temas relacionados

Línea 60   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO