Mundo Obrero

PARITARIA DOCENTE Y ESTATAL

Lifschitz miente más que Pinocho

Docentes y estatales definen medidas de fuerza ante la propuesta irrisoria de Lifschitz y Balagué. Una vez más la voluntad política es que la crisis la paguen las trabajadores y trabajadores.

Jueves 21 de marzo | Edición del día

El ofrecimiento, que la ministra Balagué confirmó "será el último que se haga", reduce las expectativas del sector a un 10% (aumento de bolsillo) y 12% sobre un básico absolutamente devaluado, que en realidad es una absoluta mentira, ya que ese porcentaje es exactamente el adeudado por la provincia al no aplicar la cláusula gatillo en los meses de diciembre, enero y febrero pasado. No es un aumento, es una deuda para con la docencia.

Se explica también que este porcentaje se otorgará a cuenta de futuros aumentos condicionados a una "cláusula gatillo", es decir, que reconoce (aunque trata de encubrir) que el gobierno decretó que ese porcentaje adeudado será reabsorbido en los próximos meses. La pérdida del 10% de nuestro salario es una política de estado.

Finalmente, se mantiene en la “nueva” propuesta que la cláusula gatillo estará sujeta a la recaudación fiscal de la Provincia, es decir que la inflación y los beneficios fiscales que otorga el gobierno a los grandes empresarios, lo pagaremos con nuestro salario la docencia y los trabajadores y trabajadoras estatales.

Guardapolvos pobres, funcionarios ricos

Acarreando una deuda salarial que implica parte del aguinaldo no percibido en el mes de diciembre del 2018 y la quita en el salario del concepto "material didáctico" (suma en negro que fue parte del acuerdo paritario anterior), la docencia santafesina se enfrenta a una propuesta salarial que la deja una vez más por debajo de la línea de pobreza ($26.000) y muy por debajo de la canasta básica ($42.000).

Mientras Balagué cobra $200.000 mensuales (adopta el ejemplo de María Eugenia Vidal) exhibe aulas tuneadas que no podríamos reconocer en la periferia de la ciudad donde las escuelas no tienen gas, los salones son estructuras precarias y los comedores escolares sirven a los alumnos raciones cada vez más raquíticas, mientras esgrime que son los profesionales de la educación un sector privilegiado por la estabilidad laboral que los ampara.

Una vez más, se omite en estos discursos falaces mencionar la precarización que padecen les docentes reemplazantes con el cobro diferido a 60 días, los profesores de nivel medio que deben amontonar horas como pueden, viajando de un lado a otro para percibir algo que se asemeje a un salario y las dobles y triples jornadas laborales que muchos deben enfrentar para poder sostener un hogar.

Sin hacer mención a la complicidad del gobierno provincial en los recortes prestacionales de IAPOS en la cobertura de medicamentos, tratamientos (incluso oncológicos), encarecimiento desproporcionado de órdenes y bonos e interrupción de la cobertura social a los reemplazantes durante el período enero/marzo.

Clase de lucha

Entre ayer y hoy la docencia provincial nucleada en Amsafe, está votando las mociones que niegan la aceptación de la miserable oferta y proponen medidas de fuerza para las próximas semanas. Seguramente la Ministra y candidata Balagué vuelva a hacer declaraciones antisindicales cuestionando que no haya mociones de aceptación. El mecanismo de negación de la realidad desarrollado por Balagué es digno de diván.

La Asamblea Provincial del día viernes dará a conocer la decisión de la docencia, pese a la noticia intimidatoria del ejecutivo provincial que confirmó el descuento en el sueldo de los docentes, de los próximos días de paro. El famoso presentismo docente de Reutemann y Obeid parecen ser los verdaderos “valores” del gobierno pese a que lo oculten en su marketing electoral.

Entre tanto, la Comisión Directiva Provincial de Amsafe y su representante Sonia Alesso acusan tibiamente de "insuficiente" la oferta salarial referenciada, y acatan pasmosamente la dilación en las negociaciones, que llevan un mes y medio de iniciadas.

En Asambleas departamentales mocionan medidas aisladas supeditadas a la voluntad de la patronal. Se sientan a discutir sin porcentajes prefijados por las bases, haciendo oídos sordos al reclamo de que se elija democráticamente un representante paritario surgido de los propios docentes.

Salta la linda (y luchadora) muestra el camino

Desde la agrupación docente La Marrón que impulsamos desde el PTS en el Frente de Izquierda, sabemos que están las fuerzas para torcerle el brazo al gobierno.
El ejemplo son los y las docentes salteñas que luego de ocho días de paro acompañado de asambleas, movilizaciones, cortes de ruta y acampo, conquistaron un aumento del 38% escalonado, con un 2% más en caso de las y los docentes que tienen un solo cargo, el no descuento de los 8 días de paro y un bono de 5000 pesos a pagar el 28 de marzo.

Para lograr este triunfo no tuvieron que enfrentar al gobierno nacional de Macri, sino al supuesto opositor peronista de Urtubey y a las conducciones sindicales de ADP-Ctera, Upcn, Amet, Sadop y UDA que habían firmado un acuerdo vergonzoso. Mediante asambleas, movilización y coordinación con la comunidad y otros sectores en lucha, la docencia de Salta logró torcerle el brazo a todos ellos.

Te puede interesar: La docencia de Salta le ganó a Urtubey: votaron aceptar la oferta conquistada con la lucha

En nuestra provincia debemos tomar este ejemplo y enfrentar al gobierno del Pinocho ajustador de Lifschitz, amigo de Lavagna, Schiaretti y Urtubey, pero también firmante del pacto fiscal de Macri. A su vez, ese es el camino para no caer en las trampas de la conducción provincial que quiere llevarnos nuevamente al pasado reutemista y obeidista de las manos de sus ex funcionarios Perotti y Bielsa.

Es preciso que las conducciones opositoras de los departamentos Rosario, Caseros, Belgrano y General López abandonen la rutina y convoquen con urgencia una reunión provincial opositora y abierta a las bases y demás sectores en lucha para mostrar una verdadera voluntad de lucha que supere a la conducción provincial. Solo de este modo podremos mostrar una alternativa a la desazón que miles de docentes sienten ante este nuevo ataque del gobierno y esta nueva negociación burocrática de Alesso y compañía.

Queremos invitar a toda la docencia y la comunidad educativa a acompañarnos en esta pelea gremial sumándose a la Agrupación Marrón, pero también sumarse a esta pelea política junto al Frente de Izquierda para que recuperar la esperanza en un futuro que merezca ser vivido y que no silencien nuestros reclamos. No podemos permitir que solo haya candidatos del ajuste. El Frente de Izquierda tiene que estar en las generales.







Temas relacionados

Sonia Alesso   /    Claudia Balagué   /    AMSAFE   /    Miguel Lifschitz   /    Sadop   /    Ctera   /    Santa Fe   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO