Sociedad

MEDIOAMBIENTE

"Libres de Alta Tensión" al escenario de Olmué

El movimiento, que el año pasado hacía el llamado a que “Es momento para que la gente transforme la indignación en acción y decida movilizarse por un medioambiente libre de contaminación” subió al escenario del Patagual a exigir el fin de los proyectos energéticos en la localidad

Domingo 28 de enero

El pasado jueves 25 durante la noche inaugural del festival del Patagual, la contestataria puesta en escena que caracteriza a Calle 13 se hizo presente en su presentación, dando paso a que activistas del movimiento “Libres de Alta Tensión” junto a pueblos originarios se manifestasen en la tribuna en contra de la instalación de proyectos energéticos en la localidad (la Carretera Eléctrica Cardones Polpaico y la Termoeléctrica Los Rulos).

El movimiento, activo desde hace casi 3 años y que por estas fechas el año pasado hacía el llamado a que: “Es momento para que la gente transforme la indignación en acción y decida movilizarse por un medioambiente libre de contaminación”, llegó a través de las redes sociales al vocalista Residente, planteándole la necesidad de mediatizar las demandas de defensa de su territorio, medio ambiente y sobre todo por la salud de quienes lo habitan.

Te puede interesar: Organizaciones convocan a manifestarse contra termoeléctrica Los Rulos

Dentro de sus demandas se exige el fin de dichos proyectos debido al impacto negativo que la construcción y funcionamiento de los mismos producirían en la vida y salud de la población de las localidades de Limache, Olmué, Quilpué, Puchuncaví, Villa Alemana y Lebu.

Al respecto el vocero de la organización, Joel González, declaró: “Que la resolución de calificación ambiental sea derogada porque hay argumentos técnicos y jurídicos suficientes como para hacerlo.”

Pero no fue sin reacción de las autoridades locales que los activistas pudieron llevar a cabo la manifestación más mediática. “Estamos harto de medias tintas, reacciones tardías y ánimos de figuración y manipulación política, hoy es momento de definiciones claras y enérgicas”, declararon en redes sociales luego de que denunciaron la censura al quitarles carteles con consignas para subir al escenario, impidiendo su libre manifestación.

En el contexto de la postura de las autoridades al respecto incluso se levanta la denuncia de que el proceso de participación ciudadana ha sido muy irregular, con reuniones con organizaciones vecinales y firmas de dirigentes que no existen.

La situación actual en que se encuentra la organización recuerda a como se llevó a cabo la batalla en localidades como Freirina o Aysén, en contra del gran empresariado que no vela en ningún caso por los intereses de las localidades donde se asientan.

Pero como la experiencia nos enseñó el movimiento y organización permitió echar abajo proyectos que sólo buscaban enriquecer los bolsillos de unos pocos, levantándose como una fuerza que defiende sus propios intereses y no los de grandes empresarios y los políticos que les apoyan.






Temas relacionados

organizaciones sociales   /   Chile   /   Energía   /   Sociedad   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO