Sociedad

OMC Y AGRONEGOCIO

Libre comercio y agricultura: vienen por las semillas

Comienza la Cumbre Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y es evidente cómo el Libre Comercio implica la absoluta apropiación de nuestros bienes comunes por el poder corporativo.

Viernes 8 de diciembre | Edición del día

Los Mercosur Leaks liberan los documentos acordados en secreto por los gobiernos del Mercosur y la Unión Europea exponiendo cómo se negocia con nuestra soberanía y nuestras semillas.

El Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea con el Mercosur, que el gobierno argentino junto con el de Brasil pretenden firmar en los próximos quince días, implica, entre otras muchas concesiones, la imposición de la norma UPOV 91 como base para la regulación de los Derechos de Propiedad Intelectual sobre las semillas. Esto significa la obligatoria aprobación de la Ley Monsanto que desde hace cuatro años se está tratando de imponer y que en esta última etapa está siendo impulsada por el gobierno de Cambiemos y por su Ministro de Agroindustria.

En los documentos divulgados este miércoles 6 por Greenpeace Holanda, los Mercosur Leaks, se exponen 171 páginas de las negociaciones secretas que los gobiernos del Mercosur llevaron adelante con la UE.

En el documento sobre Derechos de Propiedad Intelectual de 53 páginas se aborda entre otros temas la aplicación de Derechos de Propiedad Intelectual sobre las semillas planteando que “Cada Parte protegerá los derechos sobre obtenciones vegetales, de conformidad con el Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales adoptado en París el 2 de diciembre de 1961, revisado por última vez en Ginebra el 19 de marzo de 1991 (ACTA UPOV 1991)”.

Esto significa la entrega completa de nuestra soberanía para poder decidir qué tipo de regulación queremos para nuestras semillas y la obligación de tener una Ley de Semillas que prohíba guardar semillas para volver a sembrar, criminalice las semillas criollas y facilite la apropiación de las mismas por las corporaciones.

En momentos en que comienza la Cumbre Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que fue el primer espacio multilateral que impuso la exigencia de la aplicación de derechos de propiedad intelectual sobre las semillas, creemos que es cada vez más evidente cómo el Libre Comercio significa la absoluta apropiación de nuestros bienes comunes por los poderes corporativos. Parafraseando a nuestro querido Javier Rodríguez Pardo nos animamos a decir “Vienen por las semillas, vienen por todo”.

En el marco de la Cumbre de los Pueblos contra la OMC repetimos: ¡Fuera Libre Comercio de nuestra agricultura! ¡No a la ley Monsanto de Semillas!

* El autor es miembro de la Multisectorial NO a la Ley Monsanto de Semillas.








Temas relacionados

OMC (Organización Mundial del Comercio)   /    Ley de semillas   /    Ecología y medioambiente   /    Monsanto   /    CABA   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO