Géneros y Sexualidades

Cámara de Senadores

¿Ley de Femicidio a la medida de los femicidas?

El pasado jueves se votó en el Senado la ley de Feminicidios pero fue modificada. El agravante se aplicará donde hubiera una relación afectiva y sexual. Quedan afuera un montón de casos.

Sábado 7 de octubre | 16:22

La ley votada es más restrictiva que la original ya que la figura de femicidio solo se aplica en aquellos casos en donde se puede comprobar que hubo una relación íntima entre el agresor y la víctima.

Nos preguntamos, ¿qué pasa si a una mujer la violan en la calle y luego la matan? ¿eso no cuenta como femicidio? Tampoco queda claro si el vínculo amoroso debe ser vigente o puede ser pasado, ya que en varios casos ocurre que las agresiones provienen de las ex parejas. Recordemos el caso de la mujer que bailaba en la comparsa Mi Morena, asesinada delante de sus hijos por su ex pareja quien era policía.

Si bien sectores del Frente Amplio salieron a criticar las modificaciones realizadas al proyecto original, los distintos sectores políticos terminaron votando el proyecto a sabiendas que constituye un retroceso de su versión original. Al respecto, la senadora Mónica Xavier, a la vez que criticó el texto votado, manifestó que “es bueno que se haya dado este paso a nivel del Parlamento”. Mientras que en el Partido Nacional se rasgan las vestiduras por la ineficacia que tendrá esta ley. Cínicamente quieren llevar agua para su molino cuando se trata de un partido profundamente misógino y discriminador, que encubre en sus filas a consumidores de prostitución y a políticos que cobran sus favores políticos con favores sexuales.

Mientras las mujeres seguimos muriendo por el machismo imperante, los distintos partidos del régimen transan y negocian favores políticos, jugando con nuestras vidas.

Femicidio e ideología punitiva

Ya explicamos aquí los motivos que oportunamente nos separaban de esta ley: no estamos de acuerdo en aplicar una política punitiva individual frente a un problema social y cultural que debe ser atacado por otros costados. Sí estamos de acuerdo en la cárcel a los femicidas pero no creemos que el aumento de penas logre disminuir las agresiones hacia las mujeres.

Sin embargo, la ley finalmente votada por los representantes de los partidos del régimen en el Senado parece un chiste, ya que lo que se quería colocar con la ley – la posibilidad de agravar las penas a quienes cometieran femicidio, ahora ocn la modificación serán muchos menos los casos que puedan ser incluidos en esa carátula.

¿Femicidio o Violencia doméstica?

Hay un problema conceptual, pero que por supuesto tiene raíces políticas.

La definición de femicidio o feminicidio tiene que ver con ubicar el homicidio de un hombre contra una mujer en el marco de la violencia de género, es decir, se trata de la agresión a las mujeres por el solo hecho de ser mujeres ya que entendemos que esta sociedad machista y patriarcal ubica al hombre en una posición de autoridad y de poder frente a la mujer, lo que le otorga privilegios y una potestad para decidir sobre los cuerpos y las vidas de las personas.

El femicidio, como dijimos aquí y aquí, es la manifestación más perversa de la violencia de género que comienza con la desigualdad ante la vida (discriminación laboral, de salarios, acoso laboral y sexual, acoso callejero, etc.).

Por tanto, la definición de femicidio está más ligada a las afirmaciones por crímenes de odio (raciales, religiosos, homofóbicos, etc.) donde el femicidio es un acto aleccionador que intenta dar un mensaje al conjunto de las mujeres de que no pueden rebelarse contra el patriarcado, que deben seguir manteniéndose sumisas y prontas a satisfacer los deseos de los varones.

Al parecer, el proyecto de ley que finalmente se votó excluye esta definición y la habría reemplazado por otra en donde la violencia solo se da en un marco de una relación íntima (más específicamente sexual) entre el agresor y la mujer. Esta definición se acerca más a lo que es la violencia doméstica que se desarrolla al interior de la estructura familiar y que inclusive se incluye a las ex parejas también, pero se basa centralmente en una relación amorosa.

Lamentablemente siguen matando mujeres y otras siguen desaparecidas – como ocurre en la zona de Villa Garcia a Pando que reflejamos aquí – y los partidos del régimen siguen sin preocuparse por esta situación. Lamentablemente nos siguen matando y nadie hace nada.

Desde el movimiento de mujeres organizadas tenemos que tomar fuertemente este tema de los femicidios y contraponer a una ley punitiva – y lavada – otra que sea verdaderamente integral, que contemple el problema del machismo y la violencia en una dimensión más amplia abordando el machismo del conjunto de la sociedad. Un proyecto que incluya licencias laborales a las mujeres que se encuentren en esta situación, educación sexual y de género en todas las escuelas, recursos para centros de atención a esta problemática, casas de acogidas y lugares de estadía segura.

Aquí, un ejemplo argentino.






Temas relacionados

Femicidios   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO