Política

JUICIO A GENOCIDAS

Lesa humanidad: se conoció el veredicto por el caso de la CNU de Mar del Plata

Juzgó el accionar de la Concentración Nacional Universitaria en Mar del Plata en el denominado “5x1”. El tribunal condenó ayer a prisión perpetua a tres de los acusados, a 4 penas disímiles y absolvió a dos

Miércoles 21 de diciembre de 2016 | 09:33

Se conoció el veredicto del debate oral y público que juzgaba el accionar de la Concentración Nacional Universitaria en Mar del Plata en el denominado “5x1”. El tribunal condenó a prisión perpetua a tres de los acusados, entre ellos a Gustavo Demarchi; encontró a otros cuatro acusados como responsables de los hechos que se les acusaba, les aplicó penas disímiles y absolvió a dos.

Los jueces Víctor Bianco, Luis Imas y Alfredo Ruiz Paz en primer término declararon que los hechos juzgados constituían delitos de lesa humanidad y de esa manera rechazaron el planteo de prescripción de la casua de alguna de las defensas. Asimismo rechazaron el planteo de insubsistencia de la acción penal por violación del plazo razonable y no hicieron lugar al planteo de insconstitucionalidad a las figuras de asociación ilícita como el de prisión perpetua.

El Fallo

Ruiz Paz continuó con la lectura del fallo y tanto Mario Ernesto Durquet, Gustavo Modesto Demarchi y Fernando Otero fueron condenados a prisión perpetua. A los dos primeros el tribunal los consideró coautores penalmente responsables de los delitos de asociación ilícita y autores de los homicidios calificados por el concurso premeditado de dos o más personas que tuvieron como víctimas a Enrique Elizagaray, Jorge Enrique Videla Yanzi y sus hijos Jorge Lisandro y Guillermo Enrique, Bernardo Goldemberg, Daniel Gasparri y Jorge Stoppani (estos dos casos no a Demarchi) y María del Carmen Maggi. Mientras que a Otero (militar retirado) no se le imputaba la asociación ilícita pero sí los asesinatos.

Mientras que José Luis Granel, Juan Pedro Asaro y Juan Carlos Asaro fueron condenados como coautores penalmente responsables del delito de asociación ilícita a las penas de 7, 5 (se le dio como compurgada por estar en prisión preventiva esa cantidad de años y fue liberado) y 3 años de prisión en suspenso respectivamente. Para estos acusados el Ministerio Público Fiscal había pedido nueve, cuatro y seis meses y 3 años junto con la inmediata detención. Resaltamos que Juan Pedro Asaro fue absuelto de la acusación de privación ilegima de la libertad agravada por mediar violencia por el homicidio de María del Carmen Maggi.

Roberto Alejandro Justel fue condenado por mayoría a 3 años de prisión en suspenso por ser coautor penalmente responsable del delito de asociación ilícita y el tribunal rechazó el pedido de que imposición de normas de conducta (no acercarse a universidades por ejemplo) por no regir al momento de los hechos.

Absoluciones y polémica

A Raúl Arturo Viglizzo y a Raúl Rogelio Moleón se los acusaba de ser coautores de la asoación ilícita y de los homicidios calificados por el concurso premeditado de dos o más personas que tuvieron como víctimas a las del denominado “5x1” y el tribunal consideró que no hubo pruebas y por eso los absolvió y liberó.

En el inciso diecicho del fallo, el tribunal fijó que debe disponerse la obtención de testimonios y remitirlos al TOF Nº1 de Mar del Plata con el objetivo de investigar el posible delito de lesa humanidad en la muerte de Ernesto Piantoni (quien fuera líder de la CNU y su fallecimiento generara los hechos que se juzgaron en este juicio). En el desarrollo del debate oral y público no quedó claro si alguna organización se atribuyó el hecho del 20 de marzo de 1975, aunque al no ser objeto de proceso tampoco se ahondó.

Ya en el último ítem del fallo, el tribunal rechazó el pedido de causas contra el fiscal Daniel Adler y los jueces Roberto Falcone y Roberto Pradas, por el testimonio de Mirta Masid -según acusados y sus defensas- bajo coerción. Los fundamentos del fallo se conocerán el 17 de marzo del 2017.

Zavala Rodríguez: “es un precedente muy importante”

Al término de la audiencia y cuando distintas agrupaciones celebraban el fallo en la calle, entrevistamos a Yamila Zavala Rodríguez, abogada integrante de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y víctima del terrorismo de Estado. En primer término la consultamos por sus sensaciones personales y sostuvo que tenía “muchos sentimientos encontrados, lo que significa cualquier juicio de lesa humanidad porque una tiene la expectativa de que se haga justicia y hoy era un caso emblemático en el sentido de que se juzgaron los delitos de lesa humanidad antes del 24 de marzo del 1976”. Agregó que le generaba una sensación “horrible” que parte de los acusados fueran abogados que debían velar por la justicia y ahora se comprobó que son los responsables de delitos de lesa humanidad.

A días de lo que fue el fallo en la causa Papel Prensa, donde sobreseyeron a Magnetto, Herrera de Noble y a Mitre, Zavala Rodríguez sostuvo que eso generaba una expectativa negativa y que “ahora tengamos un juicio donde se condena a civiles por delitos antes del golpe es un precedente muy importante”.

Parte de la prueba que valoraron los jueces fue el aporte documental de la Comisión con la desclasificación de los archivos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPBA). Al respecto, la letrada dijo que “son documentos muy importantes porque era la inteligencia que hacían los máximos responsables y en virtud de eso después secuestraban y desaparecían”.

Por último, quien también es abogada de Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata, rechazó la posibilidad de que se investigue como crimen de lesa humanidad la muerte de Piantoni, al no caber en la definición taxativa de dicho delito y al considerar que seria darle asidero a la teoría de los dos demonios.

Agresión a militante de Derechos Humanos

La jornada comenzó pasadas las 9 con las últimas palabras de los acusados. Stella Bassi, integrante del Frente por los Derechos Humanos y la Dignidad acomodaba pañuelos que recuerdan a las víctimas en la reja montada frente al TOF Nº1 y pasó Susana Cardarelli, la esposa de Gustavo Demarchi, con otro grupo de mujeres. Empujó a otra persona y cuando Bassi le pidió explicaciones por esa actitud, la empujó generándole la caída una herida en una pierna y la cola. Debió concurrir una ambulancia para certificar su salud y una vez atendida radicó la denuncia en la fiscalía.








Temas relacionados

CNU   /    Juicio a Genocidas   /    Juicios por la dictadura   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Mar del Plata   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO