Internacional

http://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.comhttp://www.laizquierdadiario.com

ENTREVISTA

Leonardo Padura: las novelas de Mario Conde son crónicas de su tiempo

De visita en Argentina para presentar su más reciente novela, La transparencia del tiempo, el escritor cubano Leonardo Padura pasó por El Círculo Rojo, el programa de radio de La Izquierda Diario en Radio con Vos.

Martes 28 de agosto

https://youtu.be/JucoJwBzogQ
Leonardo Padura: las novelas de Mario Conde son crónicas de su tiempo - YouTube

Leonardo Padura visitó Argentina para presentar el libro más reciente de la saga de su detective Mario Conde, La transparencia del tiempo . El escritor cubano conversó con El Círculo Rojo sobre literatura, la realidad cubana y uno de sus libros más famosos, El hombre que amaba los perros , una ficción que revisita el asesinato del revolucionario ruso León Trotsky en México.

El autor comentó sobre el detective Mario Conde, “los sesenta años de Conde tiene para él una cierta obsesión porque pone en evidencia de que hay vivido más de lo queda por vivir… Para mí es una manera de entender lo que significa para mí la llegada a una determinada edad, aunque Mario Conde es un año más viejo que yo”.

A propósito de la mirada sobre Cuba, que se deja entrever en esta novela, Padura asegura que, “su mirada sobre la realidad tiene y siempre ha tenido un elemento de desencanto, de pesimismo, y esto se va incrementando con la edad y con el tiempo histórico que está viviendo, en el que él ve cómo toda una serie de sueños que fueron posibles en una época y que se perdieron definitivamente después van siendo transformados por una sociedad y por un tiempo en el que comienzan a aparecer fenómenos que son relativamente nuevos para la realidad cubana, aunque no sean nada nuevos a nivel universal. Y ahí hay dos miradas a dos mundos que se van haciendo distantes, entre un mundo en el que se va acumulando pobreza y un mundo en el que van apareciendo destellos de riqueza, y tiene que ver con esta dilatación del tejido social cubano”.

También recorrió la tradición literaria cubana, visitada de alguna forma a lo largo de varios de sus libros. “Un grupo de escritores crearon la imagen de un país. Eso ocurre en la década del ‘30 del siglo XIX, el resto de América se había independizado de España, Cuba seguía siendo una colonia y en el proceso de construcción del país, fue necesario que estos escritores conformaran una imagen de un espacio común, y ese espacio común fue la ciudad de La Habana… La literatura cubana ha tenido siempre un rol de construcción de ese imaginario cubano”. “Conde entra en un mundo, en el que él tiene conciencia de esa pertenencia literaria, de esa densidad cultural que tiene el país y yo lo utilizo desde el principio como un testigo de un tiempo y utilizo sus novelas como una manera de escribir una crónica de ese tiempo”.

Sobre El hombre que amaba los perros, una de sus novela con mayor impacto en América latina, que recorre de manera ficcional los acontecimientos que rodearon el asesinato de León Trotsky, a manos de un sicario de Stalin. Al indagar sobre los motivos para escribir ese libro, Padura recordó, “El hombre que amaba los perros salió de muchos lugares, tiene muchos orígenes posibles pero en algún momento condensó en la idea de escribir una novela… Hay un elemento que me parece muy importante y es que el asesinato de Trotsky es como el punto de no retorno de esa utopía igualitaria, ya había pasado todo el proceso de colectivización en la Unión Soviética [se refiere a la política de colectivización forzosa implementada por Stalin], esa hambruna horrible en Ucrania donde murieron millones de personas, los Procesos de Moscú, Stalin había deshecho prácticamente a toda la vieja guardia bolchevique, pero quedaba Trotsky solo en un país remoto que era México, y hasta allí llegó el brazo de Stalin. Simbólicamente para mí era como el fin de la posibilidad de construir esa utopía…”.

“Durante la década de 1930, Stalin trata de eternizar su poder y de dominar todas las esferas de la vida política, económica y social de la vida en la Unión Soviética y Trotsky era como el bastión que le faltaba por conquistar. Creo que se mezcla el cálculo con el odio personal. Trotsky era el revolucionario por excelencia, venía con toda la historia mítica de la Revolución de 1905, un hombre de mundo, escribía en varias lenguas, había conocido a muchísimas personas, había tenido una actitud heroica durante los primeros años de la Revolución, fundador del Ejército Rojo…”.

La conversación con Leonardo Padura también recorrió otras reflexiones del autor sobre la complicada realidad cubana, luego del “descongelamiento” de las relaciones con Estados Unidos, la política del gobierno de Donald Trump, las modificaciones llevadas adelantes dentro de la isla por Raúl Castro y las reformas que prepara el nuevo gobierno de Miguel Díaz Canel”.






Temas relacionados

Leonardo Padura   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO