Cultura

CULTURA

Lennon: la vida en sus canciones

Este 9 de octubre se cumple un nuevo aniversario del natalicio de John Lennon, rememoramos su obra y su vida, después de Los Beatles. La arrolladora honestidad de su discografía solista, como reflejo de sus vivencias y sus pensamientos.

Edgardo Videla

Delegado Comisión Interna de Cuyoplacas | Mendoza

Lunes 9 de octubre | 13:38

Para ser alguien que pasó de adolescente a adulto, inmerso en una vorágine, que incluía una exitosa carrera como músico y compositor, fama y fortuna, además de la admiración de unos y la adoración de otros a nivel mundial, John Lennon supo ingeniárselas para mantener los pies en la tierra, no se recluyó en la autodestrucción, ni se dedicó a explotar los grandes éxitos de una época dorada. Escuchar su discografía solista es comparable a leer un diario de vida, en donde se exponen sin tapujos las contradicciones, los deseos, la devoción por su compañera, la rebeldía, el amor universal y la fe en la humanidad, de un hombre que se convirtió en una de las personalidades más influyentes del Siglo XX.

El Beatle John

Ningunos de los cuatro de Liverpool, encajó nunca con la pose estándar de la figura juvenil de principios de los 60. Todos lucían despreocupados, y de eterno buen humor, pero John, además, irradiaba sarcasmo y rebeldía. Sumergidos en las giras, y en los contratos discográficos, las canciones de Lennon, con la co-autoría de McCartney, en los primeros años de Los Beatles, son productos de muy buena calidad, pero no se deja ver abiertamente su personalidad en ellas. Podemos ver crisis depresivas, ante la presión de la fama, en canciones como “Help”, o “Nowhere Man”, ambas de 1965, previas al inminente retiro de los escenarios.

A partir de 1966, la música de Lennon y de Los Beatles, pasó a ser brillante. John escribía que estaba viendo mucha televisión, y leyendo las noticias, en el Sgt. Pepper de 1967. Al año siguiente, con lanzamiento del Álbum Blanco, Lennon encuentra una forma cruda de expresarse en su música. En sintonía con el Mayo Francés, las protestas contra la guerra de Vietnam, y el crecimiento del movimiento Hippie, escribe “Revolution”, que podría tomarse como el primer tema con contenido político de John (Harrison lo había hecho dos años antes en ”Taxman”). Con “Everybody´s Got Something to hide, except for me and my monkey” responde al maltrato que sufría Yoko Ono, por parte de la prensa. En “Sexy Sadie”, ironiza la experiencia espiritual en la India. “Julia” habla de su madre, aunque la imagen maternal, se confunde con el amor a Yoko.

Lennon junto a Yoko Ono, publican tres álbums de música experimental, “Unfinished Music 1: Two Virgins” y “2: Life with Lions”, más “The wedding Álbum”, una compilación de sonidos sin rumbo, mezclando sus voces con reproducciones de cintas magnetofónicas. Los discos están lejos de ser una joya musical, pero podrían ser la plataforma desde donde desarrollaron su música bandas como Pink Floyd, o Tangerine Dream. Recibió críticas deplorables y un escándalo por la portada de desnudo frontal de la pareja.

Para 1969, se avecinaba el final de la banda más grande de todos los tiempos. Lennon realiza una crónica de su boda en “The Ballad of John and Yoko”, que incluyó la grabación de su primer sencillo solista, en una luna de miel que fue un happening antibélico, “Give Peace of Chance”. Antes del anuncio oficial de la disolución de Los Beatles, lanza su segundo sencillo, “Cold Turkey” un escalofriante rock, basado en su experiencia de abstinencia a la heroína.

Plastic Ono Band: Bucear en uno mismo

A principios de 1970, lanza el tercer sencillo, “Instant Karma”, un giro en tono de protesta, de la mirada Hare Krishna. Comenzaba a despegarse, inconscientemente, del pasado beatle. Ya sin la banda, Lennon entra en una crisis que lo hace investigar su pasado y sus orígenes, con la ayuda del grito primal, teoría psicológica desarrollada por Arthur Janov, para superar los traumas de la infancia.

Toda esta etapa está reflejada en “Plastic Ono Band”, el primer álbum luego de Los Beatles. Hay dos temas dedicados a Julia, su madre. “Mother” un crudo reproche al abandono sufrido por sus padres, con un final desgarrador, “My Mummy´s dead”, interpretada solo con un banjo, como el que Julia le enseñara a tocar en su adolescencia, y un resignado verso que se repite abriendo y cerrando cada una de las dos estrofas, “Mi mami está muerta”. Su separación definitiva de Los Beatles, lo lleva a escribir “God”, y su genial comienzo que dice que “Dios es solo un concepto”, para entrar luego en un mantra de desencanto, que rompe con todo lo que simbolizaba su vida hasta ese momento, desde Elvis hasta Los Beatles, pasando por Hitler, Jesús, y Bob Dylan, para cerrar la canción, con confianza en sí mismo y en el amor por Yoko, para afrontar el futuro sabiendo que el sueño terminó.

Sus orígenes en Liverpool, están reflejados por esa genialidad, titulada, “Working Class Hero”, acida crítica social a la educación, la familia, y al sistema capitalista en donde hay que atreverse a ser un héroe de la clase obrera. El álbum transcurre entre versos de fortalecimiento personal, reflexiones acerca del mundo, desde un punto decididamente comprometido, habla de “Liberales al Sol”, “Revolución de las Mujeres”, el vínculo amoroso e íntimo con Yoko es casi tangible en la bella “Isolation”, que habla del aislamiento de un hombre y una mujer, en el despiadado mundo autodestructivo, y la desgarradora “Well,Well, Well” en donde lleva hasta el extremo el concepto del grito primal. Un álbum debut en donde Lennon pone el corazón y el alma en cada nota del disco.

Imagine: El amor y el resentimiento

En 1971, John Lennon, parecía haber curado las heridas de la niñez, miraba al futuro con esperanza, y al presente con creciente sentido crítico. Lanza el sencillo “Power to the People”, en donde se refiere al pueblo, como camaradas con quienes tomar las calles. La canción tiene una estrofa en la que resalta una postura feminista.

El álbum “Imagine”, aparece hacia fines de ese año, con el tema homónimo, el más popular de toda su carrera, que es un canto a la hermandad de los seres humanos, lleno de guiños hacia la ideología marxista. La propuesta de eliminar el paraíso, destruir las religiones, no tener posesiones, ni necesidades por hambre o codicia, enmarcada con una suave melodía, resultó demasiado amenazadora para algunos sectores del poder, y lograron que la canción no se difundiera en las radios. El amor a Yoko, está presente en “Oh my Love”, uno de los tres temas en donde George Harrison participó como invitado, (los otros fueron “Imagine” y “How do you sleep”), en “Jelous Gay”, una dulce súplica para lavar la culpa, y en “Oh Yoko”, el tema con aire country que cierra el álbum.

How do you sleep” es una respuesta directa y despiadada, a “Too many People” del álbum RAM de Paul McCartney, en donde Paul, a modo de sátira, dice “demasiada gente predicando”, mofándose del sentido social que estaban tomando las letras de Lennon. John recogió el guante, y fue visceral a la hora de decirle a McCartney, que su música era “música ambiental”, (muzak) que su única canción fue “Yesterday”, y que sólo era una cara bonita. En “How” resalta una reflexión autocompasiva. Siendo estos dos los temas más personales del disco.

El compromiso con la actualidad, está marcado por la dura crítica a la clase política de “Gimme some truth”, la fuerte y experimental, “Don´t wanna be a soldier”, una declaración antibélica pregonada por distintos personajes de la sociedad, encarnados por la voz de Lennon, y los cuestionamientos a los paradigmas sociales, están representados con tono de vodevil, en “Crippled Inside”, y en el blues “Its so hard”, referido a las presiones a las que está sometido un hombre común, para encajar en el sistema.

John, comenzaba, en esta época a tomar posición política, y a manifestarla, en su música y en su vida.

En septiembre se muda a New York. Terminando el año lanza un nuevo sencillo, “Happy Xmas (War is Over)”, con una impresionante campaña publicitaria que era un mensaje abiertamente político antibélico, contra la guerra de Vietnam.

New York City: John, el activista

Hacia 1972, Lennon sentía a NY, como una réplica de Liverpool. Junto a Yoko, instalados en Greenwich Village, no tardaron en rozarse con los principales referentes del movimiento pacifista, y con activistas por los derechos raciales de los Black Panthers, lo que le valió que el Gobierno de Nixon, comenzara a investigarlo, con miras a deportarlo.

Some Time In New York City”, el tercer álbum, se despega por completo de “Imagine”. La música es simple y directa, no hay grandes arreglos de estudio, y las letras en su totalidad son de corte social y político, la novedad es que Yoko Ono, es autora de la mitad de las letras del álbum.

Woman is the Nigger of the world”, de John, es quizás el mejor tema del disco, con un letra en contra del sexismo, se adelanta años a los pedidos de igualdad de género, y grafica de manera descarnada el maltrato naturalizado que recibe la mujer. Expresa su amor a la ciudad en “New York City”, con una especie de collage de versos y personajes, que incluyen al “Papa fumando hierba”, “Larguirucha Sally es un hombre” y “Predicadores cantando Poder para el Pueblo”. Con “John Sinclair”, Lennon pedía la libertad del activista que había sido encarcelado, usando como pretexto la posesión de marihuana.

Entre las canciones en que figura como autor, en dupla con Yoko, resaltan “Attica State” que refiere a la rebelión de los presos de Attica, en donde murieron 43 internos. “The Luck of the Irish”, denuncia la opresión a la que el Reino Unido sometía a Irlanda, dentro de una armonía con influencia celta. “Sunday Bloody Sunday” , un enardecido reproche a la represión armada por parte de Inglaterra, ocurrida a principios de ese año en el Derry Irlandés, que tuvo 13 civiles muertos. “Angela” dedicada a la líder activista afroamericana, Angela Davis, docente comunista vinculada a los Black Panthers, a quien el gobierno persiguió, encarceló, y luego de absolverla, le prohibió ejercer la docencia.

El disco fue recibido con tibieza por parte de la crítica y el público, que fue sorprendido por la distancia que tomaba del anterior, “Imagine”. A pesar de que se le anexó un disco con distintas presentaciones en vivo, de Lennon, con músicos de la talla de Eric Clapton, George Harrison, Keith Moon de Los Who, y algunas canciones con Frank Zappa, el álbum no trepó a los primeros puestos de las listas. Estas grabaciones no aparecieron en las reediciones y hoy son consideradas de culto. Algunas de ellas aparecen en “Lennon Acoustic”.

El 30 de agosto de 1972, John y Yoko se presentan en el Madison Square Garden de New York. El recital fue un evento benéfico para The Willowbrook School , un instituto para niños con capacidades diferentes, que el Estado iba a cerrar cuando una investigación periodística reveló las deplorables condiciones y abusos que sufrían los niños. El evento llamado “One to One”, contó con la presencia de Aretha Franklin y Steevie Wonder. Lennon y Ono, con la Elephant’s Memory Band, cerraron el concierto que sería la última presentación en vivo del ex Beatle. En 1986, a seis años de su muerte, este recital fue lanzado a la venta en audio, y luego en video, bajo el nombre de “Live in New York City”.

La constante persecución por parte de la CIA y el gobierno de Nixon, la lucha judicial para no ser deportado, (se usó como excusa una detención de Lennon en Londres por posesión de marihuana), sumado al pobre reconocimiento a su música que le brindaron los fans al último álbum, provocaron un desgaste que llevaron a John Lennon a replantearse su carrera y, en buena medida, su vida.

En una próxima entrega, terminaremos esta revisión por la vida y obra de John Lennon, en sus últimos diez años.








Temas relacionados

Yoko Ono   /    John Lennon   /    Rock   /    Mendoza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO