#NIUNAMENOS

Legislatura: piden más presupuesto para los programas contra la violencia hacia las mujeres

A horas de volver a las calles al grito de #NiUnaMenos, las trabajadoras de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad, presentaron en la Legislatura un presupuesto alternativo. También denunciaron el vaciamiento de los programas contra la violencia que lleva adelante el gobierno de Rodríguez Larreta.

Martes 18 de octubre de 2016 | 11:37

A sala llena en el Salón Alfonsín de la Legislatura porteña, las trabajadoras de la Dirección General de la Mujer presentaron ayer un presupuesto elaborado por ellas mismas con lo que consideran lo mínimo e indispensable para garantizar la continuidad de los servicios y programas que funcionan en la actualidad en dicha institución. Se trata de un presupuesto alternativo al presentado por el Ejecutivo porteño, el cual reduce los fondos para los programas de asistencia y prevención de la violencia de género.

La presentación de este presupuesto alternativo se enmarca en el tratamiento del presupuesto que se está realizando en la Legislatura porteña. En el día de hoy la Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, presentará la propuesta del ejecutivo para el Ministerio que conduce, respondiendo a las preguntas de los legisladores y las legisladoras.

Con la presencia de diputados, diputadas, asesores y trabajadoras de las distintas áreas del organismo, las trabajadoras presentaron cifras contundentes: indican que de 1.600.000 mujeres que viven en la ciudad, 1 de cada 3 sufre o sufrió violencia alguna vez en su vida; que el 55% de las mujeres de la CABA sufrió violencia psicológica; el 22% violencia física; y que sólo 1 de cada 10 buscó ayuda en una institución pública.

Muy pocas de esas mujeres acudieron a la Dirección General de la Mujer (DGM), el único organismo gubernamental dirigido a prevenir la violencia de género y asistir a las mujeres en situación de violencia en la ciudad -en la cual durante el 2015 se registraron 12 femicidios y casi 800 delitos contra la integridad sexual-.

Uno de los reclamos de las trabajadoras es la falta de visibilidad y difusión de los servicios, que repercute con fuerza en los programas, como ejemplo la Línea de atención 0800 66MUJER pasó de 21200 a 9200 llamadas en los últimos 8 años. A esto se suma la drástica reducción de personal que se redujo a casi la mitad en los últimos años y que afecta directamente a las mujeres en situación de emergencia por violencia que no pueden ser atendidas. Los números hablan por sí solos: de 10.400 llamados recibidos, sólo pudieron ser atendidos 5700 por la falta de operadoras. Hay programas, como el de Noviazgos sin violencia, que cuentan con una sola trabajadora y solo cuentan con una única abogada para todos los casos de la zona sur de Capital.

La exposición centró el pedido principalmente en el aumento de la planta de recursos humanos, plantean que se necesitan 108 personas más entre profesionales y operadoras, para que el servicio que brindan sea integral. También piden más presupuesto para mantenimiento edilicio y bienes de uso, para cosas elementarles como una camioneta para que las mujeres de los refugios puedan trasladarse, camas, lavarropas, etcétera.

Una denuncia importante fue que el único ítem del presupuesto presentado por el Ejecutivo que se incrementa en más del 100% (mientras el resto disminuye), es el de los fondos que el Estado destina a las Organizaciones de la Sociedad Civil. De hecho, ya confirmaron que los Centros Integrales de la Mujer (CIM) serán administradas por ONGs. En realidad, ésta es una responsabilidad indelegable del Estado, garantizada por la ley 5.466 que asegura la existencia de un CIM por Comuna.

Las trabajadoras venían denunciando el vaciamiento y el recorte de los programas desde el mes de abril. Desde ese momento recorrieron todos los despachos e hicieron oír su voz en la Legislatura porteña, y sus denuncias llevaron a los legisladores y las legisladoras de la Comisión Mujer a corroborar con sus propios ojos cómo viven las mujeres en situación de violencia.

Te puede interesar: El Frente de Izquierda impulsa Plan Integral de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres

En la última semana se conocieron ocho femicidios. El brutal femicidio de Lucía Perez conmocionó a toda la sociedad. Ante esto, cientas de organizaciones y mujeres están convocando a una nueva jornada de paro y movilización por #NiUnaMenos para mañana.

Entre los reclamos se exigen medidas urgentes para terminar con la violencia de género. El macrismo en la Ciudad posa para las fotos pero, en los hechos, muestra su desinterés en implantar políticas mínimas para prevenir y erradicar la violencia de género así como para asistir a las mujeres en situación de violencia.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO