Mundo Obrero

Ledesma SAAI pide la intervención de la obra social azucarera

La empresa, propiedad de la familia Blaquier, anunció que va a pedir la intervención de la Superintendencia de Servicios de Salud en la Obra Social del Personal del Azúcar de Ingenio Ledesma.

Martes 4 de julio | 17:42

El jefe de asuntos legales de la empresa, Bernardo Sayus, en una nota dirigida a Oscar Nuttini, uno de los asesores de la asociación sindical y mutual, anticipó que solicitaran la intervención Obra Social del Personal del Azúcar de Ingenio Ledesma-OSPAIL-. Al bloqueo económico al servicio de salud/farmacia, que lleva mas de un mes, se suma este anuncio de pedido de intervención, lo que es un salto en la ofensiva de las patronal contra la organización obrera.

La patronal bajo el argumento de que la comisión directiva del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio Ledesma-SOEAIL- y de la obra social tiene el mandato vencido desde el 16/06/17, se niega a retener a los trabajadores importes relacionados al servicio de farmacia y obra social, y anuncia que va a peticionar ante la Superintendencia de Servicio de Salud la intervención de la mutual.

Bernardo Sayus, quien firma la notificación de la empresa, es uno de los miembros de la jefatura de Ledesma SAAI que en Agosto del 2015 denuncio a dirigentes sindicales y al periodista que escribe esta nota por "turbación de la posesión", siendo que los representantes de los trabajadores se encontraban ejerciendo el derecho a huelga, al igual que miles de afiliados del SOEAIL, y el periodista, basándose en el derecho a libertad de prensa, se encontraba realizando una cobertura periodística de la huelga. Este dato pone de relieve que la patronal elije a un mismo hombre, adiestrado en el ataque al movimiento obrero, tanto para judicializar a dirigentes sindicales y periodistas como para impulsar la intervención de una institución obrera, como es la mutual de los azucareros.

La patronal quiere imponer salarios de hambre y descabezar el sindicato

Con este accionar, la patronal, demuestra que esta dispuesta a poner en riesgo la salud de 11 mil afiliados a la obra social con tal de cumplir con su objetivo, descabezar una organización obrera, que cuenta con 3.500 afiliados, e imponer salarios hambre a mas 5 mil obreros del azúcar. Partiendo de este objetivo patronal, es que el Centro Azucarero Regional de la Nación Argentina-CARNA-, entidad empresaria que lidera la empresa Ledesma, viene proponiendo en las paritarias azucareras igualar para abajo los salarios de todos los azucareros del país. Apoyándose en que desde hace mas de un lustro la tabla salarial que firma la directiva de la Federación Obrera Tucumana de la Industria Azucarera-FOTIA-se encuentra un 15% por debajo de los incrementos salariales conquistados por la lucha de las bases azucareras en Jujuy y Salta.

De imponerse la oferta empresaria del 19% de aumento salarial para toda la actividad, esto significaría para los obreros de Jujuy y Salta un incremento salarial de tan solo un 4%. Lo que dejaría por el suelo los salarios de los obreros de Ledesma y de toda la actividad azucarera, cuando los precios están por el cielo y la inflación carcome los bolsillo del pueblo trabajador.

Si los empresarios azucareros, que vienen amasando enormes ganancias, debido a la quita de retenciones al campo y a la exportación, la suba de 2 puntos para el corte de alcohol de caña con naftas y a la suba del precio del azúcar a nivel nacional, logran su cometido de igualar para abajo los salarios de los trabajadores del sector, estos verían ensanchar sus margenes de rentabilidad a niveles exorbitantes.

En el desarrollo y desenlace de las paritarias azucareras se vera si triunfan los trabajadores obteniendo incrementos salariales superiores a los que ofrecen las empresas y cercanos al costo de la canasta familiar, como viene pasando desde hace mas de un lustro, o si las patronales logran cambiar la correlación de fuerzas e imponer su plan de salarios de hambre y sindicatos intervenidos por el estado.

Una historia de intervenciones impulsadas por los Blaquier

La familia Blaquier tiene una historia de impulso de intervenciones a la organización sindical de los azucareros. La primeras intervenciones de asociaciones sindicales de la que tenemos conocimiento ocurrieron entre el año 1974-1975. Durante estos años previos al comienzo de la dictadura militar(24 Marzo de 1976) como de los operativos represivos conocidos como "los apagones"(20 de Julio de 1976), la patronal aliada al gobierno de Isabel Martinez de Perón y a Snopek tumbaron al Sindicato de los Obreros y Empleados de Calilegua SAAIC, que tenia como referente a Donato Garnica, y al Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio Ledesma, dirigido por Meliton Vazquez. El local del sindicato de Calilegua llego a ser directamente demolido por maquinas de la empresa Ledesma.

Desde 1974 ya habían empezado los despidos y detenciones de dirigentes sindicales, delegados y activistas obreros. Pero la practica anti-sindical y represiva de la empresa Ledesma en comunión con el gobierno y las fuerzas represivas (policía provincial y gendarmería nacional) se profundizo después de la intervención de los sindicatos azucareros. En los operativos represivos del año 1976 en las localidades de Libertador, Calilegua y El Talar se detuvieron a mas de 400 personas, en su mayoría obreros, 33 de los cuales todavía siguen desaparecidos. Sin embargo, Carlos Pedro Tadeo Blaquier-presidente del directorio de la empresa Ledesma desde 1970 al 2015- y Alberto Lemos-administrador de la empresa Ledesma en la década del 70’-, ambos responsables civiles de estos crímenes contra la clase obrera, todavía gozan de los beneficios de la impunidad.

La ultima intervención al sindicato azucarero de Ledesma fue en el año 1989. Por aquellos años dirigía el gremio Medina y lo asesoraba Meliton Vazquez, quien en 1985 volvió de su exilio en Bolivia. Luego de esta ofensiva patronal contra la organización obrera tuvo lugar la mayor tanda de despidos que impulso la empresa. Mas de 5.000 obreros fueron despedidos entre los años 1989 y 1992. Así fue, como producto de estas medidas anti sindicales y anti obreras, una ola de desocupación cubrió el departamento de Ledesma durante toda la década del 90’.

Las intervenciones del Ministerio de Trabajo a sindicato azucarero durante la década del 70’ como del 80’, solo favorecieron a la empresa que dirige Carlos Pedro Tadeo Blaquier, que desde los años ‘70 a los ‘90, incrementó la producción de azúcar en un 60%, la de papel en un 65% y la de alcohol en un 41%.

Hacer un repaso somero de lo que significaron las intervenciones del gobierno al sindicato azucarero en el pasado, y de las consecuencias que generaron cada una de estas intromisiones del estado en la organización obrera, sirve para que en la actualidad los obreros de fabrica y campo del ingenio Ledesma defiendan su sindicato de todo intento de injerencia estatal en el mismo. Ya que es sabido que cuando interviene el Ministerio de Trabajo, mas aun cuando depende de gobiernos abiertamente patronales como el de Macri, es seguro que va obrar en beneficio del empresariado y perjuicio de los trabajadores.








Temas relacionados

Carlos Pedro Blaquier   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO