Mundo Obrero Chile

PARO DE PROFESORES

Lecciones y perspectivas de la lucha docente en Antofagasta

El Colegio de Profesores y el Sindicato de Profesores y Profesionales de Antofagasta, ha denunciado varias irregularidades por parte de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de la Comuna (CMDS) con los docentes.

Martes 17 de abril


¿Qué conclusiones se pueden sacar de la movilización docente en Antofagasta?

El Colegio de Profesores y el Sindicato de Profesores y Profesionales de Antofagasta, ha denunciado varias irregularidades por parte de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de la Comuna (CMDS) con los docentes. Denuncias apoyadas activamente por cientos de profesores movilizados a través de campañas fotográficas, videos, brazos caídos y paralización, mostrando iniciativa de ser un actor social que golpea el tablero, y rompiendo con el sentido común de “siempre ha sido así”.

Entre las denuncias se encuentra la existencia de profesores a plazo fijo, al punto de doblar lo legalmente permitido, que corresponde al 20% en esta modalidad, y es 80% en planta. En la vida de los docentes esta realidad se traduce en inestabilidad laboral, con despidos y desvinculaciones masivas, las cuales transforman la labor docente en una mano de obra móvil.

La ley de Piñera dio más atribuciones a los directores, ya que permitió poner a disposición (dejar sin escuela) al 5% de la planta docente de un establecimiento, lo que aumentó el agobio docente y el temor a quedar sin trabajo. Sin embargo, la CMDS ya tenía su propio mecanismo a través de la gran cantidad de profesores con contrato a plazo fijo, dejando al arbitrio de los directores mucho más que el 5%.

La sola intención de movilización unificada de los organismos docentes, significó el anuncio de paso a planta a más de doscientos profesores. En un juego mediático la Alcaldesa, la CMDS y directores que lo mostraron como un gran paso. Post movilización del 27 de marzo, la CMDS tuvo que sentarse a negociar con los organismos de profesores, donde se demostró que su medida de pasar a más de 260 profesores es insuficiente, por tanto, debe abrir un nuevo proceso para cumplir la legalidad.

El 27 de marzo paralizaron 24 establecimientos, confluyendo en una marcha que finalizó en la Corporación, la cual contó con la presencia de trabajadores de distintos sectores en apoyo a los docentes y estudiantes. La movilización denunció la situación de docentes a plazo fijo, los incumplimientos de la CMDS y sus prácticas antisindicales.

En este contexto, el caso de las delegadas sindicales desvinculadas por prácticas antisindicales, no sólo salió a la luz, sino que hubo resoluciones de la dirección del trabajo que exigían la reincorporación de una de las delegadas. Además, en la audiencia, la magistrada manifestó que la contestación de la CMDS, a la otra delegada, era una prueba más de la práctica antisindical. Sin embargo, la CMDS se negó a retroceder y reincorporar a los docentes, e incluso mantuvo la defensa de los directores comprometidos en este tipo de prácticas.

Los “errores de cálculo” por parte de la CMDS fue la gota que rebalsó el vaso, con descuentos masivos e incluso un robo hormiga difícil de calcular, debido a la dificultad de obtener las colillas de pago.

No sólo hubo descuentos, sino que se develó el enredo de fórmulas para obtener la descripción de la liquidación docente, las irregularidades y demoras de los equipos de gestión para enviar datos a la CMDS o subir datos a la plataforma del ministerio de educación. Con una movilización que duró 6 días, con 21 escuelas movilizadas, asambleas, marchas, concentraciones y caravanas, se llegó a compromisos por parte de la corporación respecto al pago, la información de las liquidaciones y que no se ejecuten represalias como son los descuentos, pero además se abrió la posibilidad de que reincorporen a las delegadas sindicales despedidas el 23 abril.

Aurora Williams toma el mando

Entre medio del conflicto hubo cambio de jefatura, el secretario ejecutivo es reemplazado por Aurora Williams, ex ministra de minería de Bachelet, quien además fue parte de los directorios de empresas como aguas Antofagasta y gerente de administración y finanzas de la concesionaria portuaria Antofagasta Terminal Internacional (ATI). Williams, se incorpora, en medio de la renuncia de la encargada de educación, Ada Ibacache, y el encargado de recursos humanos, puestos que aún no son ocupados.

Durante todo el proceso la agrupación de profesores y trabajadores de la educación Nuestra Clase fuimos parte de este proceso de movilización impulsando codo a codo, junto a cientos de profesores, la exigencia de la titularidad docente, el pago íntegro de nuestros salarios, y la reincorporación de las delegadas despedidas.

También con nuestra compañera Patricia Romo, impulsamos que toda decisión pasase por la asamblea sin cerrar ninguna negociación por fuera de las bases, cuestión que nos diferencia como agrupación, pues no siempre se actúa así en el movimiento docente.

Creemos que este proceso está lleno de lecciones para enfrentar los desafíos que se vienen. Por ejemplo, las caravanas que recorrieron todos los liceos, y enfrentaron la confusión que intentó generar en nuestras filas la corporación a través de prácticas antisindicales, como el llamado uno a uno a los delegados.

Otro aspecto fundamental fue la constante búsqueda de unidad con distintos sectores que sufrieron despidos y prácticas antisindicales, como los trabajadores del ferrocarril o la fábrica de explosivos Orica, para juntos enfrentar estas injustas situaciones.

Gracias a la movilización es que fue posible una respuesta favorable de la corporación en respuesta a las demandas de los docentes. La unidad de los organismos, la realización de asambleas y un plan de conjunto, con el desafío de llamar a la unificación a los sectores que no se plegaron al paro, ya sea por el amedrentamiento en las escuelas y/o la falta de una representación activa en sus establecimientos.

Como agrupación vemos que los puntos logrados son muy importantes y que parten de torcerle la voluntad a la corporación, pero que aún es insuficiente, pues la educación pública aún se rige por el mercado. Para cambiar esto es necesario impulsar el financiamiento integral basal, permanente y directo a las escuelas, la desmunicipalización efectiva, el fin de la Carrera Docente, la elección de los directores de las escuelas para que no decidan más por nosotros, entre otras, sólo las conquistaremos poniendo fuerzas en las calles, en unidad con todos los trabajadores de la educación.

La lucha de los profesores en Antofagasta es parte de lo que vivimos los profesores a nivel nacional, es parte de lo que viven los profesores del Servicio Local de Barrancas los profesores despedidos de providencia, entre muchos otros más.

Pensamos que es necesario que los profesores que compartimos estas lecciones y perspectivas agruparnos, junto con quienes conformamos hoy Nuestra Clase y ser un sector activo que luche por terminar con esta educación de mercado.

Los estudiantes universitarios a través de la Confech y secundarios a través de la Cones, junto con el Colegio de Profesores están convocando a movilizarse y marchar el 19 de abril. Esto será una nueva prueba de fuego para mostrar en las calles la oposición al desmantelamiento de la educación pública, con la reposición del lucro del Tribunal Constitucional, una decisión antidemocrática en sintonía con un gobierno de derecha que pretende mantener una educación pública con lógica antineoliberal.







Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /    Profesores   /    Colegio de Profesores de Chile   /    Movimiento estudiantil   /    Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO