Medios de comunicación

Lear: el gobierno rompe su protocolo y restringe a la prensa

“Los efectivos de las instituciones de seguridad deben respetar, proteger y garantizar la actividad periodística. Los periodistas, invocando su sola condición, incluyendo pero no limitándose a reporteros gráficos o camarógrafos, no podrán ser molestados, detenidos, trasladados o sufrir cualquier otra restricción de sus derechos por el sólo hecho de estar ejerciendo su profesión durante la realización de manifestaciones públicas. Asimismo, los efectivos de las fuerzas policiales y de seguridad deben abstenerse de realizar acciones que impidan el registro de imágenes o la obtención de testimonios en esas circunstancias.”

Martin Espinoza

@martinespi05

Viernes 19 de septiembre de 2014 | Edición del día

La cita corresponde al punto 21 de los “Criterios mínimos para el desarrollo de protocolos de actuación de los cuerpos policiales y fuerzas de seguridad federales en manifestaciones públicas” firmado a fines de marzo de 2011 por la entonces Ministra de Seguridad Nilda Garré, durante una reunión del Consejo de Seguridad Interior, junto a todos los ministros provinciales con competencia en la materia, las fuerzas de seguridad federales y las policías provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
“Nosotros no hemos cambiado en absoluto en lo que tiene que ver con el modelo de seguridad democrática y lo que tiene que ver con las protestas o manifestaciones públicas legítimas. No las hemos cambiado en absoluto”, dijo hace menos de dos semanas la actual Ministra de Seguridad María Cecilia Rodríguez durante una entrevista en el canal de noticias C5N, adonde concurrió para dar explicaciones sobre el escandaloso caso del “Gendarme Carancho” y el rol del echado militar retirado Roberto Galeano, a quien Rodríguez calificó en esa misma entrevista en el programa Minuto1 como “compañero de trabajo del Ministerio de Seguridad”.
Sin embargo, la realidad parece desmentir a la funcionaria del gobierno kirchnerista. Ayer la Gendarmería bajo las órdenes directas de del Subsecretario de Seguridad Sergio Berni desde un helicóptero, volvió a golpear a varios periodistas en la cobertura de la nueva jornada nacional de lucha por Lear en Panamericana y no dejó a los medios tomar imágenes de cerca en el corte que comenzaron a realizar pasadas las 8 de la mañana, trabajadores despedidos de la autopartista y organizaciones solidarias. La actitud violenta de la Gendarmería Nacional con los trabajadores de prensa se había repetido ya en otras manifestaciones de los trabajadores de Lear en Pacheco, como ocurrió en la represión del 8 de julio cuando varios periodistas fueron corridos con perros, el 30 de julio cuando el infiltrado Galeano agredió al fotógrafo y camarógrafo Javier Gabino de La Izquierda Diario y TV PTS y el 8 de agosto cuando efectivos golpearon y violentaron sus herramienta de trabajo a los movileros Ariel Lima de la TV Pública y Jennifer Di Serio de CN23.
Como denunció el diputado bonaerense del PTS-Frente de Izquierda, Christian Castillo, tras la protesta de ayer frente a Lear: “Hoy actuaron violando todos sus protocolos de cómo tienen que moverse en manifestaciones, que según dijo la Ministra de Seguridad en televisión, siguen vigentes. A la prensa, según dice el punto 21 de ese protocolo, no se le puede restringir el movimiento ni tomar imágenes de protesta. Eso dice el protocolo en vigencia. A los manifestantes, si quieren que nos corramos, nos tienen que hablar previamente. Hoy sabían que era una movilización donde había carriles libres y donde íbamos a ir en caravana al Ministerio de Trabajo, y sin mediar palabra alguna, pasaron a la represión abierta. Me vinieron a gasear directamente.”







Temas relacionados

Rodríguez   /    Prensa   /    Protocolo   /    Represión en Lear   /    Sergio Berni   /    Medios de comunicación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO