Cultura

TRIBUNA ABIERTA

Las vanguardias literarias

La literatura, constituye una búsqueda constante de nuevas formas, que se van renovando a través del tiempo. Para los creadores de Gredazul, la innovación y su lenguaje de ruptura es un desafío imprescindible en el oficio del escritor.

Martes 6 de febrero

A propósito, de la noción de arte, como producto social, generador de la identidad cultural de un pueblo, resulta fundamental revisar el concepto de vanguardia y su repercusión en el territorio de la literatura.

El término vanguardia, etimológicamente proviene del francés “ avant garde”, y significa “avanzada “ ; designa a aquellas personas u obras que son experimentales u innovadoras en lo que se refiere al arte, la cultura, la filosofía y la literatura.
Las vanguardias, por tanto, son un fenómeno cultural, cuyos orígenes se remontan a la primera mitad del siglo XX, en Europa y se definen como movimientos de innovación y ruptura estética, que se manifiestan en diversas áreas de la cultura, como la música, la danza, el teatro, la pintura y la literatura. Posteriormente, se extendieron a América donde se enfrentaron con la estética modernista.

Las vanguardias se caracterizaron fundamentalmente por la libertad de expresión, que modificó la estructura de las obras literarias, planteando temas considerados hasta entonces tabú. En poesía, se abandonó la métrica tradicional, la puntuación y la sintaxis. Se recurrió a una actitud de provocación, publicándose diversos manifiestos, que atacaban la tradición literaria anterior, reivindicando lo lúdico y lo original. Se colocó el acento en la audacia del creador y la libertad formal, de modo que, lo verdaderamente esencial, era el carácter experimental de la obra artística . Entre las vanguardias más conocidas figuran: el expresionismo, el fauvismo, el impresionismo, el cubismo, el futurismo, el dadaísmo, el ultraísmo, el surrealismo, entre otros.

En el Taller Literario Gredazul, se abordan variadas temáticas, que dependen fundamentalmente, de las circunstancias particulares y motivaciones de cada autor.

A continuación, presentamos una selección de poetas, que contribuyen desde su oficio como creadores , a la difusión de nuevas estéticas, muchas veces experimentales y/o vanguardistas.

NILO SAGREDO

Poeta y Artesano independiente. Con estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile y en la Escuela de Artes y Oficios de la UTE. Ampliamente conocido por la elaboración de bellas máscaras de cobre y piedras preciosas. Dirigente de la Unión de Escritores Jóvenes. Miembro del Taller Literario Andamio y actualmente del Taller Literario Gredazul, que sesionan en la Sociedad de Escritores de Chile. Tiene una vasta producción literaria, en su mayor parte, inédita e inspirada por el exilio.

DE DLPTLCO A HENRY MARLE RAYMOND DE TOVLOV SE – LAVTREC – MONFA

AU SALON DE LA RUE DES MOULINS

Madre Cloaca
ERNESTO SABATO

Qué verde color sucio

amanecida

París tabacos + un pringoso musgo sin máscara
de gas de la noche:

el sol besuqueado de rouge de potranca

y los ochenta olores del delirio

de la vida alcohólica:

Henry Marie Raymond

de Toulouse-Lautrec-Monfa petiso fauno y todo bien cabalgáste
tus cuantas hembras sólidas ancas forúnculo incluído

  •  algo por ternura o piedad

    no pintado pero punzando en tus cartones-mapas de cuero de un mundo...

    Toulouse-Lautrec y otra vida sin París ni gas

    mas con la puta ya sagrada por maldita

    y greñas de perra:

    por axilas por vientre por verijas arpilleras embarradas
    y el inmortal colmillo quebrado en mil borrascas
    y mesones de sangre ...

    Aquí Mademoiselle Cocyte colorina cojinova

    en tetas de queso blanco

    reina por tu propia boca de vino coronada
    para deleite son tus pecas de oporto

    hombro mediante y codo abajo...

    Madre Cloaca

    boquita de carmín

    santa bestia a nosotros

    a tajo de pincel en carne a todo lo largo

    abajo hasta tus puertas

    de oro y mierda!

    A nos duende en el mono

    con cintillo color sapo: a nos cuello todavía con luz y apto
    para hincar el diente ...

    Petit Toulouse rodando escote abajo en éxtasis de ajenjo!...

    A nos fúnebre y todo

    tango negro conocido por
    AV SALON DE LA RUE DES MOULINS
    y un poco menos como la verde submarina tumba del marino desconocido: a nos
    6 cabalísticas brujas blandas corno bocios

    aparcadas torno la central columna cariada y verde

    y aquello tal vez el olor del mundo a ras del terciopelo color tripa
    perféctamente sólido y palpable ...

    A nos

    admitida final pluma de crepúsculo

    un como eco que entra de plaza con pájaros

    y la perfecta ilusión del arte

    en la máscara que mira fijo a la cámara

    con dolor muerte ocaso y todo en las claras pupilas

    y la vejez de Francia en la sonrisa.

    Tübingen, den 13. November 1990

    JA N E AVR IL
    Que como toda empleadita de tienda sonó ser estrella de cine.
    ERNESTO CARDENAL

    Jane espaldas a Toulouse sostienes la copa de champagne rodeada de niebla saliendo por la chimenea de tu barco es palpable un dolor de cisne al hombro izquierdo...
    Jane el barco no es otro
    que tu boceteado sombrero azul Prusia
    partido por la ola brillante ·y sucia de tu nuca amarilla que guarda luz de infancia todavía : Toulouse
    la Jane Avril esa noche de encaje blanco sudoroso y bohemio con la última gota de
    parfum entre tanto humo carcajadas lámparas can-cán y cognac dando vueltas
    te recordó los almendros la provincia

    la probable colegiala de latín anarquista

    que sonaría ser Jane Avril antes de ser esta alma disuelta a pincela zos de espaldas a la cámara...
    Una f illette Toulouse

    devota de un dios de corazón pop y transparente

    y con llamitas pintadas que era el sapo azul

    el dragón y el príncipe

    de sus amores solitarios...

    y como el Moulin Rouge era el cielo de segunda Jane
    Que como toda empleadita de tienda sonó ser estrella de cine
    llegó a este espejo a sostener

    una copa que tiembla y se desdobla

    esta copa que estallará como Jane en risa azul al final de este instante
    del flasch Toulouse gastado a todo lujo en el sombrero de 8 pétalos celestes
    y 9 golpes secos de rosa

    y el fragmento noctámbulo del aura por que nada más dejáste al ojo: ni tacón fetichista
    ni muslos

    ni húmeros de garza

    ni el fuego del júbilo en la gracia Jane Avril de tus albas
    charmantes ancas galas.

    Tübingen, den 15. November 1990






    Temas relacionados

    Arte Moderno   /   Arte Popular    /   Arte y política   /   Cultura

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO