Géneros y Sexualidades

Bolivia

OPINIÓN

Las tres facetas que intentan cooptar el #NiUnaMenos

En las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Sucre, el #25N, se llevaron a cabo diferentes manifestaciones de lucha contra la violencia a las mujeres en la que tanto el oficialismo y sus instituciones, como la oposición patronal, ONGs y las iglesias, intentaron cooptar el movimiento.

Domingo 27 de noviembre | 09:43

La peor muestra fue la participación de la policía en la marcha de la mañana del #25N, vale recordar que se trata de instituciones represoras al servicio del gobierno de Evo Morales y de todos los gobiernos de turno. La Fuerza de Lucha Contra la Violencia (FELCV) es la instancia menos indicada para la atención de hechos de violencia contra la mujer, es la institución más represora y violenta del país, marcada de corrupción y de actos aberrantes de violencia contra la mujer.

El intento del gobierno, de la oposición patronal y ONGs, de cooptar el movimiento #NiUnaMenos y llevarlo a su cauce tiene diferentes facetas. Para empezar, el temor del gobierno de perder su supuesto liderazgo en la lucha contra la violencia de la mujer y que el #25N se transforme en una manifestación interpelante y anti-gobierno provocó que éste movilice a sus servidores a salir a la marcha para desfilar por las calles con slogans vacíos de contenido.

Por otro lado, algunos representantes de la oposición patronal como Sol.Bo también salieron a marchar con el interés de posicionarse políticamente y beneficiarse en próximos comicios. Por su parte para las ONGs su único y principal interés es conseguir mayor financiamiento para sus proyectos.

Para todos ellos, sin embargo, su cometido se vio opacado porque se toparon con un bloque de mujeres que también salió a las calles a gritar a viva voz por un #NiUnaMenos combativo e independiente, que desenmascaró y enfrentó los intentos de cooptación del gobierno.

Tanto la movilización del 19 de Octubre como la del #25N ha dividido claramente las aguas y el escenario de la lucha contra la violencia machista. Mientras el oficialismo, la derecha, las ONGs y las iglesias perpetúan con sus prácticas reformistas y utilitarias los valores de la sociedad patriarcal, el movimiento #NiUnaMenos combativo y con independencia política ha exigido la declaratoria de alerta roja por el aumento de casos de feminicidios lo que implica un conjunto de disposiciones normativa que protejan a las mujeres con días de licencia con goce de haberes, centros de acogida, subsidios, etc. Asimismo, se planteó conformar una plataforma de diversas organizaciones y colectivos que luche con independencia política para que el NiUnaMenos sea una realidad. “Si tocan a una salimos miles“.




Temas relacionados

#NiUnaMenosCombativoIndependiente   /   #25Ncombativoeindependiente   /   #25N   /   Pan y Rosas Bolivia   /   Bolivia   /   #NiUnaMenos   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO