Internacional

ATAQUE IMPERIALISTA

Las repercusiones del ataque imperialista a Siria

Trump celebró el ataque, junto a Francia y el Reino Unido, contra Siria y recibió apoyo de varios gobiernos. Rusia aseguro que el ataque "tendrá consecuencias".

Sábado 14 de abril | 20:53

En la madrugada de este sábado Estados Unidos ejecutó bombardeos contra Siria, con el apoyo de Francia y Gran Bretaña, en respuesta a un supuesto ataque químico perpetrado el pasado sábado 7 en la ciudad de Duma (a las afueras de Damasco). Trump y sus aliados responsabilizaron al régimen sirio por el ataque, aunque no hay confirmación de cómo o quién lo realizó, en el que murieron al menos 43 personas, según datos de dos ONG apoyadas por EEUU.

Rusia e Irán, aliados del gobierno de Al Assad, han considerado que dichas acusaciones son falsas.

Las potencias que llevaron a cabo el ataque, dijeron haber realizado sus objetivos y que la mayor parte del arsenal químico fue destruido en los bombardeos.
El presidente de los Estados Unidos a través de numerosas declaraciones en twitter dijo que la misión fue perfectamente ejecutada, y agradeció a las potencias imperialistas de Francia y el Reino Unido por su apoyo, “¡misión cumplida!” puede leerse en su mensaje.

El Consejo de Seguridad de la ONU, se reunió para intentar buscar una respuesta conjunta ante las denuncias del uso de armas químicas en Duma. En la reunión de este sábado, se analizó la situación en Siria por quinta vez esta semana, la misma finalizó sin acuerdos y dejó claras las profundas diferencias entre EEUU y Rusia.

En la sesión del consejo general de la ONU, Estados Unidos renovó sus amenazas gerreristas y advirtió que si el régimen de Bachar Al Assad vuelve a usar armas químicas, como aseguran sin pruebas desde Washington, tiene sus propias armas "preparadas y cargadas" para disparar de nuevo.

A su vez, Rusia acusó a Estados Unidos y sus aliados de "pisotear" la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional por la acción armada de las últimas horas. "Es vergonzoso que para ejecutar una agresión (a otro país) se invoque un artículo de la Constitución de Estados Unidos", afirmó en la reunión de hoy el embajador ruso ante la ONU.

James Mattis, secretario de Defensa de EE.UU., hablo sobre el ataque contra Siria invocando el artículo 2 de la Constitución de su país, que permite "el uso de fuerzas militares fuera del país para defender importantes intereses nacionales estadounidenses".

Mientras tanto, el ejército sirio afirmó que "continuará defendiendo Siria y protegiendo a sus ciudadanos". Maihub declaró que la defensa antiaérea siria derribó la mayoría de los 110 misiles lanzados en el ataque, que según el Pentágono tuvo tres objetivos, ubicados cerca de Damasco y en la provincia central de Homs.

El portavoz militar reconoció que no todos los proyectiles fueron interceptados y que algunos impactaron en un centro de investigación en Barze, donde había un laboratorio científico y un centro educativo. En la calles de Siria, muchos ciudadanos salieron a expresar su apoyo a Al Assad en las áreas bajo dominio gubernamental.

Líderes mundiales se expresaron en torno al ataque imperial contra Siria

El Gobierno venezolano condenó hoy el ataque de “unilateral" y "despiadado" y señaló que con esta acción "violan abiertamente la soberanía, el derecho a la vida y todos los derechos humanos" del pueblo sirio.

En Brasil, el gobierno de Temer, producto de un golpe institucional manifestó hoy su "gran preocupación por la escalada del conflicto militar en Siria" y las denuncias de que el régimen de Damasco utilizó armas químicas.

El Gobierno argentino instó hoy a la comunidad internacional a "preservar la paz" y la seguridad para evitar una "escalada de tensión". En un comunicado aseguró que "renueva su firme condena al uso de armas químicas", suscribiendo al relato estadounidense sin que haya una investigación sobre la utilización de ese tipo de armas, tal como ha ocurrido en los últimos días en Siria y "condena la existencia de facilidades dedicadas a su fabricación y/o almacenamiento".

El Gobierno de Chile reiteró hoy su condena al "criminal empleo" de armas químicas en Siria.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mostró el “apoyo total" de Israel al presidente de EEUU.

Desde el gobierno Ruso, Putin declaró: "Rusia condena duramente el ataque a Siria, donde militares rusos ayudan al gobierno legítimo a luchar contra el terrorismo" y afirmó que “El ataque de EE.UU. contra Siria es una burda violación de la Carta de la ONU”

Alí Jamenei, guía supremo iraní, también condenó duramente los ataques sobre Siria, se manifestó en contra y dijo que este ataque sólo "agudiza el conflicto" en ese país.

Siria condenó hoy la ofensiva que calificó de "bárbara y brutal", mientras que sus aliados, Rusia e Irán, advirtieron de que el ataque tendrá consecuencias.

Alto a los ataques imperialistas contra Siria

Nada bueno puede venir de este bombardeo o cualquier otra intervención militar similar. Solo puede aumentar el número de muertos, las lesiones y la destrucción en una guerra que ya ha cobrado medio millón de vidas y ha causado el desplazamiento de millones de personas.

La administración Trump no tiene ninguna preocupación por el sufrimiento del pueblo sirio, recordemos que una de las primeras acciones importantes de Trump en su cargo fue implementar su infame “muslim ban” (“prohibición musulmana”), que prohibía la entrada de residentes de siete naciones de mayoría musulmana, muchas de las cuales huían de la represión de regímenes autoritarios, como el de Al-Assad u organizaciones terroristas como ISIS. En 2018 hasta el momento, solo 11 refugiados sirios han podido establecerse en los Estados Unidos.

Condenar el bombardeo estadounidense de Estados Unidos no significa apoyar a Bashar Al-Assad. Con o sin el uso de armas químicas, el gobierno de Assad ha participado en una represión asesina de las fuerzas de la oposición desde el levantamiento de 2011. Más de 1.000 personas fueron asesinadas por las fuerzas de Assad en solo una semana el mes pasado.

No está claro si esta intervención marcará el comienzo de una escalada progresiva de las hostilidades en Siria, en particular entre los poderes opositores que actúan a través de aliados regionales. La anulación del Consejo de Seguridad de EE. UU. es un factor adicional que aumenta la tensión entre los EE. UU. por un lado y Rusia y China por el otro, lo que eventualmente podría conducir a una guerra interimperialista que surja de un campo de batalla regional como Siria.

El pueblo sirio, con el apoyo de la clase trabajadora de todo el mundo, debe decidir su destino. Ni Washington ni las bombas terminarán con la miseria y la opresión infligidas por el régimen de Assad y el ISIS. Por lo tanto, debemos denunciar y organizarnos contra los ataques de la administración Trump y todas las potencias extranjeras.








Temas relacionados

Donald Trump   /    Al-Assad   /    Imperialismo   /    Medio Oriente   /    Reino Unido   /    Siria   /    Francia   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO