Cultura

CULTURA

Las propuestas culturales de Guillier y Piñera: Más y Más Mercado

La visión mercantil de los candidatos se cala hasta la médula en sus propuestas. En Alejandro Guillier, incorporando conceptos como “Economía Creativa”, y en Sebastián Piñera, a través de su visión de emprendimiento. Ambos cruzan en sus propuestas el fortalecimiento de las relaciones con los sectores privados.

Veronica Zapata Bendel

Intregrante de Escena Obrera

Lunes 27 de noviembre

Según un esquema práctico realizado por el Observatorio de Políticas Culturales, las ideas del candidato oficialista Guillier y el derechista Piñera, tienen diez ítems centrales, y que nos servirán como guía para hablar de las diferencias y las similitudes de ambos programas.

En Sebastián Piñera, el arte y la cultura están sujetos a las ganancias de los empresarios. En su programa no se refiere al bajo 0,4% del PIB que existe de aporte del Estado en cultura actualmente, pero si propone “Desarrollar un sistema de cofinanciamiento de la programación cultural entre el Ministerio, el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, los municipios y el mundo privado.” Es decir, no buscar la forma de poder asegurar financieramente la cultura por parte del Estado, sino de dejarla en las manos de los empresarios, y junto con ello un acceso divido en clases, y una precarización laboral para las y los trabajadores del arte y la cultura.

La simplificación del formulario de postulación a fondos estatales de cultura, integrando los ventanillas abiertas, que es un sistema de cofinanciamiento actual, y la implementación del Vale Cultura que es un “pase cultural para cada joven que cumpla 18 años que permita financiar el 50% del costo de cada bien o servicio cultural que se adquiera con el vale” son parte de las ideas financieras donde Piñera no pierde espacio, ya que con su lógica capitalista, el programa está basado en sacar ganancias.

Pero el candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, no está muy alejado de esto, al decir “economía creativa”, se refiere por ejemplo, a seguir manteniendo la Ley Valdés, ley de donaciones culturales de empresarios a iniciativas artísticas que fue implementado por la Democracia Cristiana en los 90, y donde el mundo privado evade impuestos. Guillier incluso pretende aumentar el crédito de un 50% a un 65% a las y los empresarios, es decir, aumentar la evasión de impuestos.

El “derecho a la cultura” de Guillier se reviste de concesiones como proponer que los grandes espectáculos (más de 20 mil espectadores) paguen el IVA correspondiente, o proponer aumentar muy levemente el aporte del PIB para cultura, ni siquiera se atreve a nombrar directamente el aumento 1%, lo que ya es bajísimo.

Por otra parte, y dándole todo el carácter de mercado al arte y la cultura, propone “una alianza público-privada para financiar las iniciativas artísticas y creativas del país”. Es decir, la agudización del modelo capitalista en la cultura, apoyándose sobre sus bienes de consumo en propuestas “progres" como los “Puntos cultura” y varias iniciativas de redes y trabajo con los barrios para que la gente en su “tiempo libre” pueda disfrutar de ellas, pero no hablando de las altas jornadas laborales, y no especificando el carácter de dicho acceso, si es gratuito o tiene un costo.

De la precarización laboral de las y los trabajadores del arte y la cultura, tanto Piñera como Guillier no se refieren, ni menos que las decisiones la tomen trabajadores de la cultura y las artes junto a trabajadores de otras áreas y organizaciones sociales.

Piñera plantea instalar el Ministerio de las Culturas y las Artes y el Patrimonio “superando las duplicidades y dispersiones que la estructura aprobada pueda generar…”, y a través de ello manteniendo el autoritarismo de las decisiones, mientras que Guillier desea la participación ciudadana en las municipalidades y gobiernos regionales, aislando esa participación y dejando las decisiones de la materia en los gobiernos de turno.

En materia de Lectura, Medios de Comunicación, Guillier si bien avanza en cuanto a formar medios estatales, como un Canal cultural estatal, o una editorial estatal, si bien es progresivo, se vuelve más de lo mismo, ya que no hay una política en que las y los trabajadores tomen las decisiones y aseguren sacar el carácter de mercado de las distintas iniciativas.

Como último punto, sobre el Patrimonio Cultural e Identidad Guillier le otorga facilidad a los propietarios para valorizar la propiedad patrimonial, es decir, financiando y manteniendo espacios patrimoniales privados, incluso apoyando mediante subsidios y rebajas tributarias la mantención y restauración de propiedades privadas patrimoniales. Piñera, en esta misma lógica, pretende revisar La ley de Monumentos Nacionales sobre la composición de Monumentos, la revisión de declaratorias y el sistema de compensación e incentivos como una de las propuestas de fortalecimiento al sistema privado.

Guillier y Piñera reman en botes distintos, pero en una misma dirección, un poco más atrás esta Guillier de Piñera, que focaliza el arte y la cultura en función de la “economía creativa” argumentando que la industria cultural deja grandes ganancias. Pretende fortalecer el carácter de mercado haciendo crecer estas ganancias a través del Ministerio de las Culturas, donde incluso señala “Se evaluará la creación de Centros Regionales de Emprendimiento y Fomento a la Industria Creativa. Instalaremos en CORFO la Agencia Nacional de Fomento a la Economía Creativa”.

Piñera lleva la delantera, ya que todo su programa está en función de la empresa y la precarización de las y los trabajadores del arte y la cultura.

¿Es que es acaso una alternativa para las y los trabajadores de la cultura tales candidatos?.

Es necesario retomar las banderas por el arte y la cultura que no estén al alero del mercado, Piñera y Guillier lo profundizan, y la tercera fuerza, el Frente Amplio, se enfrascan discutiendo si unirse a Guiller.

La tarea del momento es avanzar en retomar las banderas del anticapitalismo, y luchar en contra de este sistema que nos mantiene en condiciones de precariedad, como no tener un derecho efectivo a salud, vivienda, educación, y menos la oportunidad a la cultura.

Sobre Ideas Anticapitalistas, ver el link https://www.laizquierdadiario.cl/Artistas-difunden-sus-demandas-con-Dauno-Totoro-y-apoyan-su-candidatura-anticapitalista






Temas relacionados

Derecha chilena   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO