Mundo Obrero México

SISMO EN MÉXICO

Las prisas de Aurelio Nuño, a costa de la seguridad escolar

Con dictámenes de las escuelas al vapor, al gobierno le urge volver a la “normalidad”. ¿Cuál es la prisa?

Maestro Arturo Méndez

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Viernes 29 de septiembre | 15:50

Tras el sismo del 19 de septiembre, originalmente la SEP había anunciado la reanudación de clases en todas las escuelas de la Ciudad de México a partir del lunes 25.

Sin embargo, la destrucción causada en la Ciudad por el terremoto rápidamente llevó a que en redes sociales se expresara el temor y miles de denuncias a las autoridades por la inseguridad que eso implicaba, además de reuniones durante el fin de semana de madres, padres de familia y maestros para dar una respuesta organizada.

Ante este escenario, el Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera y el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, dieron una conferencia de prensa el domingo 24 de septiembre anunciando que se suspenderían las clases en las delegaciones Iztapalapa, Cuauhtémoc, Xochimilco, Tlalpan, Benito Juárez, Tláhuac y las escuelas de las demás demarcaciones que no contaran con un dictamen de protección civil que asentara que las escuelas son seguras. La vuelta a clases se realizaría entonces de manera escalonada.

En su intervención, Mancera explicó que la decisión respondía a que en dichas delegaciones se realizaban aún labores de rescate, remoción de escombros o reparaciones, lo que hacía inviable la vuelta a clases. Es decir, no por la seguridad de alumnos, padres y maestros, mostrando su desprecio por la vida de las comunidades escolares y en general del pueblo trabajador. Ese mismo domingo, la cúpula de una iglesia cayó sobre las escuelas Italia y Estado de Chihuahua en la colonia Guerrero.

Leer: Se desploma sobre escuela cúpula de iglesia en La Guerrero

Con 355 muertos, cuarenta edificios colapsados y más de cuatro mil con daños en una ciudad que fue declarada zona de desastre, la negligencia de los funcionarios públicos es indignante. Ya el Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles señaló la irresponsabilidad de la SEP al abrir planteles contando únicamente con dictámenes preliminares.

A pesar de ello, la reapertura escalonada de escuelas ha continuado. Este viernes se levantó la suspensión total en las delegaciones Benito Juárez, Tlalpan y Cuauhtémoc, con lo que sumarían 2 mil 512 escuelas operando regularmente.

Frente a esta situación, en distintas delegaciones se vienen realizando asambleas de padres de familia, maestros y vecinos para garantizar una vuelta a clases en condiciones seguras. En la delegación Gustavo A. Madero, las madres están demandando que además de los peritajes oficiales, en los que no confían, se realicen peritajes independientes con profesionales de confianza.

Leer: Madres de familia: “Ninguna escuela abre hasta tener peritajes independientes”

Esta exigencia de peritajes independientes también fue parte de los acuerdos de la reunión de maestros de varias delegaciones convocada por Nuestra Clase el sábado 23 en la Ciudadela, que después se propuso en la asamblea de Iztapalapa.

Leer: ¡Por nuestras vidas y las de nuestros alumnos!

A los gobiernos en sus distintos niveles les urge volver a la “normalidad”, pues tanto a ellos como a los grandes empresarios que representan les resulta inadmisible la organización de miles de ciudadanos en las calles en solidaridad con los damnificados, en momentos de profundo cuestionamiento a los partidos y las instituciones del régimen.






Temas relacionados

Sismo 2017   /   Aurelio Nuño    /   Mundo Obrero México   /   Magisterio   /   CNTE   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO