Internacional

COREA DEL SUR

Las principales empresas surcoreanas relacionadas con el caso de corrupción presidencial

Samsung, Hyundai, LG y otras están relacionadas con el caso de corrupción que ha generado movilizaciones multitudinarias pidiendo la renuncia de la presidenta del país.

Diego Sacchi

@sac_diego

Martes 6 de diciembre de 2016 | 14:00

Los magnates de los ocho grupos más poderosos del país, entre ellos Samsung y Hyundai, se presentaron ante el Parlamento para explicar su implicación en el caso conocido como la "Rasputina", por la amiga de la presidenta Park Geun-hye a la que donaron decenas de millones de dólares para ganar favores oficiales.

En la sesión televisada en las principales cadenas del país, los diputados de la Asamblea Nacional preguntaron a los empresarios para qué aportaron millones a las fundaciones Mi-R y K-Sports dirigidas por Choi Soon-sil, la amiga y confidente de la presidenta, a la que se le acusa de ser su cómplice en el caso de corrupción.

La sesión es considerada histórica en el país, nunca antes los representantes de las principales empresas habían tenido que comparecer en una audiencia pública. Este simple hecho responde a la crisis política y social que esta generando el caso Choi Soon-sil, que ha llevado a los fiscales a registrar decenas de organismos y empresas y a millones de personas a salir a la calle para pedir la dimisión de la presidenta en protestas masivas.

Te puede interesar: Millones en las calles de Corea del Sur

Samsung, Hyundai y otras grandes corporaciones al banquillo de los acusados

Los líderes de los conglomerados empresariales -entre los que se encuentran Samsung, Hyundai, LG o Lotte- respondieron con evasivas a la pregunta más repetida por los diputados ¿fueron coaccionados por la presidenta y su amiga para realizar las donaciones, o recibieron favores a cambio?

Todos negaron haber recibido favores y sugirieron supuestas presiones desde la cumbre del poder, deslindando la responsabilidad en la cuestionada presidenta del país. Pero uno de los más expuestos, y que muestra la relación en el pago de millones a cambio de favores, fue Lee Jae-yong, vicepresidente de Samsung Electronics y líder de facto del Grupo Samsung, que esquivó como pudo la lluvia de preguntas de los diputados.

Samsung, la mayor corporación del país, realizó la contribución más generosa a las fundaciones, unos 20.000 millones de wones (15,9 millones de euros, 17,1 millones de dólares). La sospechas que recaen sobre el grupo son por el pago de estas millonarias sumas para lograr que organismos públicos faciliten las fusiones y adquisiciones del Grupo Samsung.

Los diputados permitieron a los líderes de las principales empresas, que se presentaron a responder preguntas, esquivar sus responsabilidades y complicidad en los casos de corrupción. Pero lo que queda a las claras es que no se trata de funcionarios o una acción individual de la presidenta, es un accionar que se repite en varios países del planeta y que demuestra como los políticos reciben millones, además de sus abultados sueldos, para legislar y gobernar al servicio de los intereses empresariales.

La oposición busca acelerar la renuncia de la presidenta

La presidenta, Park Geun-hye, dijo este martes que está dispuesta a aceptar el resultado de una votación de juicio político en su contra, que se podría realizar esta semana. Pero indicó que no renunciará ahora como lo exige la oposición, según informó a Reuters un funcionario de alto rango.
La mandataria busca llegara un acuerdo para renunciar en abril del próximo año, una perspectiva que habría acordado en una reunión con los líderes del Partido Saenuri .
No obstante, la oposición y parte del Partido Saenuri adelantaron que votarán a favor de un proceso de destitución de la jefa de Estado en la votación que tendrá lugar el viernes en la Asamblea Nacional. De aprobarse el "impeachment" con al menos dos tercios de los 300 votos del Parlamento, requerirá el visto bueno del Tribunal Constitucional, algo que podría llevar entre uno y seis meses.

El gobierno busca imponer un plan para lograr una salida ordenada de la crisis actual. Pero con las manifestaciones contra la presidenta Park que continúan desde hace semanas y con nuevas y cada vez más graves revelaciones sobre el caso de corrupción, parece difícil una salida comandada desde el gobierno a la crisis política en un país que es de vital importancia para los intereses de los Estados Unidos en la región.







Temas relacionados

Crisis política   /    Corea del Sur   /    Corrupción   /    Presidenta   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO