EDUCACIÓN

Las políticas educativas continúan sin escuchar a los docentes

El miércoles 26 de octubre se realizó una nueva jornada de Asamblea Técnico Docente (ATD) en todos los centros de educación secundaria del país, donde en forma horizontal y de manera asamblearia los docentes debatieron distintos aspectos respecto a la educación. Allí se sigue denunciando las distintas políticas educativas que en las últimas décadas hasta nuestros días se vienen aplicando desde los distintos gobiernos.

Martes 8 de noviembre | 14:24

La ATD, pese a ser el espacio de mayor participación docente sostenido en los años, donde se estudia las distintas políticas educativas y se realizan propuestas, sigue siendo de “carácter consultivo”, lo que implica que sus resoluciones y propuestas serán escuchadas o no por las distintas autoridades educativas y gubernamentales. Lamentablemente, pese a que el gobierno y todos los partidos con representación parlamentaria dicen valorar el rol docente y expresa que para una reforma educativa será crucial el aporte del colectivo docente, todos ellos han votado e implementado reformas y presupuestos educativos que han sido criticados en el correr de los años por las ATD, así como también lo han hecho sindicatos docentes y gremios estudiantiles.

Es importante remarcar que las decisiones respecto a qué política educativa, cómo, cuándo, de qué manera, con qué presupuesto, no son definidas por el colectivo docente, ya que los órganos educativos tienen una representación mayoritaria de autoridades designadas por el gobierno, y que pueden, como comúnmente sucede, implementar políticas educativas totalmente contrarias a lo que expresa el colectivo docente. Esto no hace más que demostrar una vez más la necesidad histórica de garantizar la autonomía y cogobierno de toda la educación pública, algo que no lo han permitido ni los gobiernos blancos, colorados ni frenteamplistas.

Para quien no conozca cómo funcionan las ATD expliquemos que básicamente existe dos instancias anuales de asambleas liceales donde discuten y reformulan los documentos enviados por las comisiones permanentes, dichas comisiones se mantienen estables durante el año en el estudio y elaboración de documentos base que se discutirán en cada centro posteriormente (estos documentos son públicos y están disponibles en la página web de Secundaria). Los representantes estables de la ATD a nivel nacional así como los delegados de cada centro son definidos por los propios docentes.

Las distintas aristas a abordar fueron variadas como de costumbre: planes educativos, infraestructura, formación docente, presupuesto educativo, entre otros. Se hace muy difícil sintetizar todo lo que expresa este documento de la ATD, y es por esto que decidí jerarquizar dos, de los cuales se viene hablando más en los últimos años; la profesionalización docente en este artículo y el presupuesto educativo que será publicado posteriormente.

¿Qué criterio pedagógico puede haber en un docente formado como gerente y un liceo visto como empresa?

En la elaboración de la comisión de “profesionalización y estatuto docente” (pág. 101 a 112) se puede ver en primera instancia un marco teórico respecto al “rol del Estado y su concepción de la labor docente como parte de una actividad pública”. Allí se expresa que “Desde la década del 70 se reitera el discurso de la Reforma del Estado, tanto desde las élites empresariales como desde los sectores políticos más diversos”, lo que posteriormente sería una concepción de Nueva Gestión Pública (NGP)”, basada en el supuesto de que la gestión privada es superadora de la gestión pública, y que esta última debe incorporar metodologías y herramientas de gestión del sector privado. En este marco se debe tener en cuenta que “Las corrientes teórico metodológicas que provienen del ámbito privado sustentan la superación de los problemas sistémicos de la administración en los conceptos de eficiencia, calidad y eficacia”. Estas mismas palabras y dicha lógica del ámbito privado puede encontrarse en la reforma del estatuto del trabajador público en Uruguay del año pasado. “Detrás de todo esto subyace el trasfondo económico y la lógica del gerenciamiento privado, que argumenta una supuesta prioridad de la calidad y el buen funcionamiento del sistema, pero en realidad se produce una reducción del gasto, lo que conduce a un empobrecimiento de la calidad de las políticas público estatales.”

Llevado esta concepción de NGP a la educación pública ha implicado que el docente, y más aún directores e inspectores, deban incorporar criterios estándar de “eficiencia, calidad y eficacia”, reduciendo cada vez más la labor pedagógica y sus complejidades a lo que sería un medio de producción en serie, donde se busca mejorar las estadísticas de promoción y pasaje de grado sin tener en cuenta criterios pedagógicos. “De esta manera, se implementan cursos que apuntan a la calidad educativa entendida desde una lógica empresarial”, y para ejemplo el documento muestra el curso “Técnicas y recursos de coaching” que tiene por objetivo “Permitir a los participantes dominar herramientas y recursos fundamentales del coaching, con un enfoque hacia las personas y la empresa. Aportar una metodología concreta para alcanzar resultados efectivos en la labor y la actividad cotidiana.”, el curso “Reingeniería humana” que tiene por objetivo “Analizar la importancia que tienen las personas en la implantación de Sistemas de Gestión de la Calidad. Aprender y desarrollar técnicas y habilidades indispensables para liderar equipos exitosos.”

Por último este apartado dice “Rechazamos la imposición de una racionalidad empresarial en la educación. El new manager tiene como tiene como efectos desestabilizar y cooptar ideológicamente al profesorado, transformándolo en un técnico aplicador. Reivindicamos la autonomía del profesorado, ligada estrechamente al trabajo con el saber y a la defensa de una racionalidad que, en contraposición, responda a un interés crítico-emancipatorio. Autonomía para planificar, seleccionar contenidos, autonomía para reivindicar el lugar del diálogo y la reflexión en el aula, autonomía para comprometerse mucho más allá del resultado de unas pruebas o la acreditación de unas “competencias”.”

Todos estos aspectos mencionados no son más que cambios que exigen los organismos internacionales de crédito, así como en los 90 lo hacía el FMI (Fondo Monetario Internacional), hoy lo hace el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) o el Banco Mundial. Pasados los años, no solo no se avanza hacia una educación al servicio de los sectores populares sino que se sigue aplicando las recetas de los organismos internacionales.

Las autoridades educativas actúan sin criterios pedagógicos

Hace algunos días se conoció una nueva resolución del Consejo de Educación Secundaria donde se insta a los docentes a "realizar el mayor esfuerzo" para que los alumnos que al 3 de diciembre no lleguen con nota de suficiencia, tengan una semana de clase de apoyo y con eso puedan aprobar la materia con una semana más. Si bien la directora de Secundaria, Puente, expresó que no debía ser entendido así, es una medida más que las autoridades toman para presionar a los docentes a que mejoren los “índices de promoción”. Una política que va en sintonía con las declaraciones de María Julia Muñoz y Tabaré Vázquez de intentar lograr el 100% de la promoción en el Ciclo Básico. Desde ya que a las autoridades parece no importarles los contenidos y los procesos de aprendizaje. Solo se busca que los números "cierren" con un criterio meramente cuantitativo para lograr el beneplácito de los organismos multilaterales de crédito como el BID o el Banco Mundial.

Te puede interesar:

Del presupuesto educativo insuficiente al incentivo constante a los privados




Temas relacionados

Uruguay   /   Docentes uruguayos   /   Educación pública en Uruguay   /   Frente Amplio   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO