Internacional

CRISIS GRECIA

Las patronales europeas “aprietan” a Grecia

Representantes de patronales europeas “recomendaron” este lunes a Grecia no limitarse a anunciar reformas sino a presentar un plan "concreto" de medidas y a aplicarlo, pues esa será según ellos la única forma de recuperar la confianza de los inversores.

Martes 19 de mayo de 2015 | Edición del día

Fotografía: REUTERS-Yves Herman

En un simposio sobre crecimiento y competitividad en la Unión Europea celebrado en Atenas, varias patronales europeas, entre ellas la española, coincidieron en que la clave del éxito para recuperar competitividad y salir de la crisis es aplicar lo que se anuncia.

"Necesitamos un buen pliego de medidas y la confianza en que se van a aplicar. Entonces podremos dar un paso hacia adelante", dijo el director general de BUSINESSEUROPE, la confederación de patronales europeas, Markus Beyrer.

Por su parte, el vicepresidente de la española CEOE, José Vicente González, recalcó que "no es suficiente ir a una negociación con una lista de lo que vamos a hacer, sino que es necesario presentar un plan explicando qué se va a hacer, cómo, quién lo va a hacer, cuándo, y cuánto va a costar".

"Las reformas solo funcionan si se aplican y sin ese plan es difícil hacer progresos", recalcó.

Con ello, González aludió a las críticas que se han escuchado repetidamente desde Bruselas sobre la supuesta falta de concreción de los planes presentados hasta ahora por el Gobierno de Alexis Tsipras a los socios acreedores.

Las patronales coincidieron en que las reformas estructurales requieren sacrificios, pero sostuvieron que los ciudadanos están dispuestos a hacerlos si ven con claridad que esos ajustes arrojan resultados.

La patronal griega ha preparado un paquete de 82 medidas que presentará al Gobierno para promover el crecimiento bajo la premisa "innegociable" de la permanencia de Grecia en la eurozona.

El presidente de BUSINESSEUROPE calificó el compendio de medidas de "sustanciales" y profundas" y aseguró que si tan solo se aplicara el 10 %, sería un comienzo muy positivo.

El equipo de Syriza ha venido sosteniendo desde que asumió el Gobierno que las reformas emprendidas en los últimos años, basadas fundamentalmente en el recorte de gasto presupuestario, tan solo han tenido consecuencias devastadoras para la economía.

En una conferencia celebrada la semana pasada en Atenas, el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, aseguró que el Gobierno defiende la necesidad de hacer numerosas reformas, pero culpó a los socios de las “instituciones”, eufemismo con el que el ejecutivo griego denomina ahora a la “Troika” (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) de no haber podido empezar a aplicarlas.

Según Varufakis, Atenas ha ofrecido repetidamente a los acreedores ir aplicando las medidas que se vayan acordando en las negociaciones, con el objetivo de recuperar credibilidad, pero que han sido las “instituciones” las que han insistido en que todo lo que no forme parte de un acuerdo integral sería considerado como una "acción unilateral".

El ex primer ministro conservador Andonis Samarás, orador invitado en este debate, acusó al nuevo Gobierno de haber provocado la salida masiva de capitales y de haber estrangulado los primeros síntomas de recuperación experimentados a finales del año pasado, con una política populista que, en definitiva, "es el peor enemigo del país".

Curiosa definición para quien fuera uno de los máximos responsables de aplicar a rajatabla los planes de la “troika” para pagar la deuda, que sumieron al país en la miseria descargando todo el peso de la crisis capitalista sobre las condiciones de vida de la mayoría del pueblo griego.

Las patronales europeas recalcaron, por otro lado, la importancia del diálogo entre los agentes sociales como una de las claves del buen funcionamiento de una economía. Una manera de hacer referencia al clima de conflictividad laboral que se ha incrementado en los últimos años y que, tras la abolición de los convenios colectivos -tan solo se firman contratos individuales en las empresas-, ha disparado el número de huelgas en distintos sectores.

En declaraciones a Efe, el vicepresidente de la patronal española recalcó que una clave importante para que Grecia pueda salir de la crisis es crear "paz social", con esfuerzos por parte de sindicatos y empresarios para llegar a un consenso, con conciencia de que para llegar a la "tierra prometida es necesario hacer sacrificios".

La receta ya es conocida en el Estado español, en donde los sindicatos han jugado un “valioso” rol de contención de la lucha de clases en los momentos más agudos de la crisis, tanto económica como del régimen político.

Como “ejemplo”, el empresario español citó el reciente acuerdo alcanzado en España con los sindicatos acerca de prolongar la moderación salarial hasta 2017.

"El éxito ha sido el buen ambiente con los sindicatos", dijo González, quien recalcó que los sindicatos se han comportado de una manera "muy responsable".







Temas relacionados

Alexis Tsipras   /    Referendum en Grecia   /    Grecia   /    Syriza   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO