Juventud

AVANZA LA JUSTICIA SOBRE LA REPRESION

Las nuevas armas de la Metropolitana

Como en EEUU y otras partes del mundo, ahora la Policía Metropolitana podrá usar las pistolas Taser. Aunque el gobierno de la Ciudad sostiene que no es letal, centenares de jóvenes ya murieron a causa de su accionar.

Larisa Pérez

@Larisaperez_

Jueves 10 de marzo de 2016 | Edición del día

El 2 de marzo pasado la Corte Suprema rechazó el recurso que había presentado el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad, quedando firme el fallo del Tribunal Superior de Justicia que le permite a la Policía Metropolitana usar las pistolas Taser X26. Las consecuencias de esta decisión resultan brutales para el avance represivo.

A través de sus presentaciones judiciales, el Gobierno de la Ciudad (GCBA) sostuvo la no letalidad de este tipo de armas, pero está comprobado que pueden causar lesiones crónicas, ser usadas como instrumentos de tortura y hasta causan la muerte, efectos confirmados incluso por su fabricante.

El informe presentado en 2008 por Amnesty International sobre su uso en Estados Unidos mostró cifras alarmantes: entre el 2001 y ese año hubo 334 muertes luego de recibir estas descargas eléctricas. Sin embargo se sigue extendiendo su implementación en más países alrededor del mundo.

Gran parte de la población afectada son menores de 30 años ya que, como se sabe, la Policía se ensaña contra los jóvenes en todos los países por cuestiones raciales, de clase, ideología y nacionalidad.

No es muy diferente el accionar de la policía estadounidense respecto la argentina -o tantos otros países- cuando se trata de perseguir a los jóvenes y sin motivo alguno accionan sus armas contra ellos.

Estos son algunos casos donde se implementaron las Taser en Estados Unidos:

  •  En el 2005 a Maurice Cunningham de 29 años le fueron aplicadas seis descargas de Taser dentro de una cárcel en Carolina del Sur, las cuales causaron su muerte pocos momentos después.
  •  Jarrel Gray, de 20 años en 2007, afroamericano, era un estudiante de Universidad de California; estando desarmado cuando le aplicaron dos descargas en el pecho con Taser y murió.
  •  Ese año también Andrew Meyer, estudiante de 21 años en la Universidad de Florida, fue detenido por 6 agentes por querer realizarle una pregunta al ex Senador John Kerry cuando habían cerrado el micrófono. Durante su arresto los oficiales le aplicaron descarga eléctrica de Taser luego de que él les pidiera “Don’t tase me, bro!” (“No me ‘tasees’, bro”). El video con capturas de la situación alcanzó 7 millones de vistos en Youtube, poniendo en la agenda política el abuso de la fuerza policial y el uso indiscriminado de Taser a personas desarmadas que no representan un peligro.
  •  Otro de los tantos casos fue en 2013, cuando el grafitero colombiano de 18 años Israel Hernández-Llach recibió un disparo con una pistola Taser accionada por un agente de Policía de Miami Beach, Florida, y murió.

    Uno de los principales argumentos utilizados por los gobiernos alrededor del mundo para implementar estas armas es su función “preventiva” antes que la utilización de armas de fuego u otras formas que pueden resultar letales.

    Sin embargo está comprobado que su extendido uso, donde fueron permitidas, raramente se emplean como alternativa y más frecuentemente son utilizadas en circunstancias donde no hay riesgo de lesiones ni muerte, hasta que descargan esa electricidad sobre las víctimas.

    Otro de los “beneficios” con los que cuentan las fuerzas de seguridad es que no dejan marcas visibles en el cuerpo, por lo cual pueden utilizarse para torturas.

    En Argentina empiezan por permitir las Taser en la Ciudad de Buenos Aires, lo cual abre la puerta a que otras provincias las implementen, como dijo el ex Secretario de Seguridad Sergio Berni - y actual legislador FPV- cuando aún estaba al mando de las fuerzas: “No dudaría ni un segundo de que mis policías las utilicen en algunas zonas(…)”.

    Sabemos cómo la policía en todo el país se ensaña con los más jóvenes: agarran a los pibes de los barrios como fue el ataque a la murga de Flores, o a los más pobres para que roben y, si se niegan, los torturan y desaparecen como hicieron con Luciano Arruga. También vimos ese ensañamiento en la represión en los cortes de ruta como en Lear y Cresta Roja, o a Ismael Sosa, sumado a los cientos de casos de gatillo fácil, las torturas en comisarías y prisiones.

    La Juventud del PTS se propone organizar la resistencia al avance represivo del gobierno nacional, y de cada provincia. Se opone a la implementación del protocolo para reprimir la protesta social, la emergencia en seguridad -que recluta nuevos efectivos para las fuerzas-, la línea de impunidad a los genocidas de la dictadura y al uso de armas Taser.

    Este 24 de Marzo copemos las calles en todo el país como primer paso para enfrentar la represión.







    Temas relacionados

    Pistolas Taser   /    Mauricio Macri   /    Policía   /    Juventud

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO