Géneros y Sexualidades

MUJERES CONTRA EL RACISMO

Las mujeres y niñas también salimos a las calles contra el racismo en Berlín

El racismo y el sexismo son dos expresiones repugnantes del mismo problema: un sistema capitalista que nos divide y se sirve de esa división para oprimirnos.

Tabea Winter

Berlín

Lunes 3 de octubre | Edición del día

Foto: Klasse Gegen Klasse

La semana pasada la alianza “Juventud contra el racismo”, formada por grupos de izquierda junto a estudiantes universitarios y secundarios se manifestaron en siete ciudades de Alemania para luchar contra el racismo el avance de la extrema derecha. Hace dos semanas se celebraron los comicios regionales de Berlín y la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) alcanzó el 14% de los votos en una ciudad que ha sido en los últimos años el escenario de algunas de las movilizaciones antifascistas y antirracistas más grandes.

Las mueres jóvenes también nos hicimos presentes para luchar contra el machismo y el racismo. Para nosotras, las niñas y mujeres, el activismo político no es una opción sino una necesidad. El sexismo dispone sobre nuestras vidas desde el principio. Desde que nacimos tratan de obligarnos a conformar con el rol femenino, no importa si nos gusta o no. Ya de muy pequeñas nos ponen faldas sin preguntarnos.

Desde siglos las mujeres lucharon por nuestros derechos. Y aún en el 2016 tenemos que salir a las calles para luchar por nuestras reivindicaciones más fundamentales: luchamos para que un “no” realmente sea reconocido como un “no”. Exigimos el derecho el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, que algunos grupos de extrema derecha – como la AfD – nos quiere quitar planteando la prohibición del derecho al aborto. No queremos llevar una vida que sea reglamentada por esa gente reaccionaria y por el Estado patriarcal y capitalista.

Nosotras estamos convencidas: el feminismo no puede existir sin el antirracismo. Desde que el gobierno – cumpliendo con lo que demandan los reaccionarios de la AfD – decide leyes que hace las deportaciones más fáciles bajo el pretexto de los “derechos de las mujeres”, sabemos que ese “feminismo” oficial no puede ser el nuestro. Como mujeres tenemos que luchar a nivel internacional contra toda opresión. Y eso significa que como mujeres tenemos que estar hoy aquí para movilizarnos contra el racismo.

El racismo y el sexismo son dos expresiones repugnantes del mismo problema: un sistema que nos divide y se sirve de esa división para oprimirnos. Nuestra lucha no debe ser entre los géneros y las “razas”: eso es lo que quiere las clase dominante. Nuestra lucha se dirige contra los explotadores y los que oprimen, en el parlamento burgués y en las patronales.

Con el ejemplo de las agrupaciones de mujeres “Pan y Rosas” donde militan muchas mujeres socialistas en Latino América y en el Estado Español, también aquí en Berlín mujeres de la Juventud Comunista Revolucionaria nos organizamos como “Brot und Rosen” para llevar a cabo esas luchas.




Temas relacionados

Racismo   /    Alemania   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO