Mundo Obrero Chile

OPINIÓN

Las mujeres trabajadoras decimos: ¡No al aumento de la edad de jubilación que recomienda la OCDE!

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico recomendó a Chile aumentar la edad jubilatoria para las mujeres, ¿qué decimos las mujeres trabajadora?

Martes 27 de febrero | 07:09

Así lo ha recomendado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que la edad de jubilación aumentaría a los 66 años, siendo que en este momento la edad de jubilación en Chile para los hombres es a los 65 años y para las mujeres es a los 60.

Ya para muchos, el sistema de pensiones es conocido como retrógrado y neoliberal, que con el "retorno a la democracia" no se ha modificado, y que en circunstancias de precariedad e inestabilidad económica durante la dictadura militar, había sido creado por miembros del grupo ideológico político a cargo de consolidar una nueva institucionalidad en las que los derechos sociales garantizados, cómo las pensiones, se convertirían en ingresos para dinámicas flexibles de acumulación de capital.

De las pensiones que pagaban las AFP en el 2015, se podría decir que de cada 100 pensiones, 91 de ellas son inferiores a 150.519 pesos, y que en la última estadísticas arroja que la pensión de vejez es en promedio a $209.981 pesos.

Nosotras, las trabajadoras, creemos que aumentar la edad de jubilación es verdaderamente una humillación a la calidad de vida de quienes sacrifican su día a día para poder sobrevivir con salarios indignos. Ante tantas sacrificios laborales e emocionales, nosotras exigimos un levantamiento con respecto a nuestro trabajo y la edad de jubilación. El aumento de la edad para recibir mayor pensión es una verdadera brutalidad.

Soy parte de una empresa de retail y veo el abuso que se hace hacia las mujeres, se puede ver expresado diariamente, de igual forma y con eso el oportunismo que tienen estas gigantesca empresas hacia las trabajadoras, aprovechando sus necesidades de madre, de única solvencia económica para sus hogares

Están acostumbrados a pisotear los derechos laborales, exponiendo la integridad física y mental de las y los trabajadores más precarizados a un ambiente de estrés laboral, bajo presión y flexible. Las trabajadoras han tenido que renunciar o tomar licencias médicas para amortiguar la explotación por parte de jefaturas.

Es aquí que hago un momento reflexivo hacia nosotras las trabajadoras: ¿cuántas horas de trabajo realmente hacemos diariamente? ¿Cuántas horas realmente son nuestras? ¿Cuántas horas al día tenemos para darnos cuenta que el trabajo no nos puede quitar todo? Y por si fuera poco, nos quieren aumentar la edad para poder jubilar. Acá definitivamente no se trata de comparar la fuerza de trabajo con los demás países.

Acá hay una realidad muy clara, y es que la vida de un trabajador en Chile es de agotamiento, fatiga emocional, y trabajo mal remunerado. Las horas laborales para nosotras no acaba, saliendo de nuestros lugares de trabajo, no se trata de aumentar los años de la jubilación.

La derecha buscará implementar en 20 meses los cambios que les permitan una nueva estabilidad a favor de los empresarios y cerrar los procesos de luchas sociales que se abrieron en los últimos años.

La reforma laboral, profundizó el código laboral de la dictadura, precarizando al conjunto de los trabajadores y a la mujeres doblemente, lo que impactará en sus pensiones y los empresarios buscan compensar aumentando los años de doble jornada laboral.

Pero sólo será posible si enfrentamos el robo de los recursos naturales, para ponerlos bajo control de la clase trabajadora. Para que que las empresas no sigan adelante con los robos que por años que han cometido contra los trabajadores. Es necesario poner en marcha la fuerza social de la clase trabajadores, el movimiento estudiantil, el movimiento de mujeres, para poner conquistar un sistema solidario de pensiones, tripartito y bajo control de rabajadores y pensionados. A su vez, encender una antorcha de decisiones y organizaciones de lucha contra el capitalismo.

Hace más más de 100 años en una fábrica mueren incendiadas más un centenar de mujeres trabajadoras, la mayoría de ellas protestando por las calles de Nueva York por las miserables condiciones de trabajo, y bajo una brutal represión, sucede este episodio de muerte que dejó marcas imborrables en nuestras memorias y que no han borrado la semilla y lecciones de lucha y convicciones de nuestra fortaleza. No nos detiene para seguir avanzando en por el camino de nuestros derechos…

¡Y decimos con gritos y organización que el 8 de marzo no es de celebración, es de conmemoración y saldremos a las calles a decir que la mujer Trabajadora de ayer de hoy y de mañana está presente, que nuestras vidas valen más que sus ganancias!







Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /    NO + AFP   /    Jubilaciones   /    OCDE   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO