Mundo Obrero

Bahía Blanca

Las “donaciones” de las multinacionales a educación y el encubrimiento del ajuste patronal

El viernes pasado, la Escuela de Educación Técnica N°1, de Ingeniero White, recibió una “donación” de quince computadoras por parte de la empresa Aegis Argentina S.A, para equipar el laboratorio de electrónica. Es la misma empresa que acaba de cerrar sus puertas, dejando decenas de trabajadores en la calle, sin pagarles el salario.

Iván Moya

Congresal SUTEBA

Lunes 15 de abril | Edición del día

Este call center de capitales indues es una empresa que terceriza sus tareas para Movistar, empleando a 170 trabajadores. En su momento de esplendor llegó a tener 500 en la Argentina. A principios de año, y aprovechando el veranito financiero, las multinacionales de líneas telefónicas y call center comenzaron a avanzar en su plan de guerra contra sus trabajadores para precarizar aún más sus condiciones laborales, buscando encuadrarlos bajo el convenio de la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros Contacto (ATACC), un convenio aún menor que el actual de Comercio. Con el aval del gobierno nacional, este apriete precarizador se llevó adelante previo a “un programa de retiros voluntarios” para así evitar la resistencia de los trabajadores. La mayoría, algunos con casi diez años de antigüedad, prefirieron continuar con sus tareas.

A principios de abril, la patronal despidió a los 170 trabajadores que todavía resistían y se deshizo de sus principales herramientas de trabajo, “donándolas” a la escuela técnica de Ingeniero White, en un intento de lavarse la cara como una empresa con responsabilidad social.

No es la primera vez que pasa esto. A principios del actual ciclo lectivo, la citada escuela, como muchas otras instituciones escolares, aducían falta de mobiliario escolar, que las llevó a rotar los alumnos para que puedan sentarse a estudiar. Pero la bondadosa “donación” de Profertil, de 50 mesas y 100 sillas, les permitió morigerar esta situación.

La injerencia de estas empresas multinacionales reflejan las ansias de convertir a la educación pública en un gran negocio capitalista, reclutando mano de obra barata y precarizada. En contrapartida, este avance es una posibilidad para el estado burgués de sacarse de encima este “gasto”, para así afrontar los pagos de la deuda externa. Solo con analizar la caída estrepitosa de la inversión en infraestructura del presente presupuesto escolar nos da una idea al respecto. A medida que esto sucede, las empresas multinacionales avanzan buscando modificar programas escolares, como la suspendida reforma de las escuelas técnicas, o implementando prácticas profesionalizantes que les permite bajar sus costos laborales.


Te puede interesar:Presupuesto 2019: migajas para educación, millones para la deuda y el FMI


Desde la Agrupación docente Marrón-PTS en el FIT repudiamos este intento de lavar la cara de esta patronal precarizadora, que deja a cientos de familias en la calle, y que con la complicidad de la burocracia sindical y el gobierno nacional, refleja un ataque más contra los trabajadores. Solo la acción mancomunada, la coordinación de las luchas de los trabajadores de todos los sectores puede derrotar al FMI y poner fin a este saqueo, para que la crisis la paguen los grandes empresarios, banqueros y especuladores.


Te puede interesar: Derrotemos al FMI, Macri y los gobernadores, que la crisis la paguen los grandes empresarios








Temas relacionados

Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO