Géneros y Sexualidades

XXXI ENM ROSARIO

Las campañas de Zanon y MadyGraf

Aquí están, estas son las obreras sin patrón” es el canto que las acompaña a donde vayan y que se hizo sentir también en Rosario. Ellas llevaron al Encuentro sus experiencias de lucha.

Viernes 14 de octubre | Edición del día

Mucha emoción, lágrimas y una voluntad inquebrantable de defender las gestiones obreras transmitieron las obreras de Zanón y MadyGraf (ex Donnelley) en la comisión de empresas recuperadas donde participaron los dos días en que funcionaron los talleres del ENM.

Las obreras de Zanon viajaron a Rosario a participar del ENM y a difundir su campaña y fondo de lucha, para que esa gesta obrera, que acaba de cumplir 15 años, no sea ahogada por falta de financiamiento, créditos para renovación de maquinarias que el gobierno kirchnerista había prometido y que nunca llegaron.

Las obreras de MadyGraf, junto con sus compañeros, ya llevan dos años de gestión obrera. Hace unas semanas lograron la media sanción de la expropiación de la fábrica, en la legislatura de la provincia de Buenos Aires. Después de que el año pasado quedara cajoneada su tratativa en el senado, habiendo sido aprobada en diputados a instancias del FIT, como este año. Ellas viajaron al Encuentro con su campaña por la expropiación, pero también para estar junto a sus hermanas de clase, las trabajadoras de Zanon. Juntas dieron a conocer ante las 70 mil mujeres su lucha en defensa de las gestiones obreras. Las obreras de Zanon recorrieron cientos de talleres, acompañadas por militantes de Pan y Rosas, para recaudar fondos para su campaña.

También estuvieron, en una de las principales plazas de Rosario junto a MadyGraf, dando a conocer a la población rosarina la lucha de ambas fábricas.

Hermanadas en la lucha y en la solidaridad

Al finalizar el taller del que participaban, las obreras de MadyGraf le entregaron a sus hermanas de Zanon el fondo de lucha que habían recaudado para ellas, surgido de la entrega de cuadernos y venta de indumentaria: las lágrimas brotaban entre ellas y entre quienes eran testigos de ese gesto solidario. Todas se fundieron en un fuerte abrazo. Gloria Godoy, de Zanon, agradeciendo esa solidaridad de clase, expresó: “No vamos a bajar los brazos, ustedes tampoco tienen que bajar los brazos. Como decimos todas: familias en la calle nunca más”

Minutos antes de que arrancara la enorme marcha de las mujeres que asistieron al Encuentro, Gloria también decía: “Estoy feliz de haber venido y del apoyo que en todo momento nos dieron las compañeras de Pan y Rosas. La gestión obrera no tiene que caer, ni la nuestra, ni la de MadyGraf, ni ninguna. Estamos felices de haber participado en este Encuentro” Anahí Mora, otra obrera de la fábrica neuquina, expresaba: “Fue un orgullo compartir con las compañeras de MadyGraf el taller. Feliz me voy de acá, con toda la fuerza para llevar allá y salir a luchar de nuevo” Jéssica Silva, también de Zanon emocionada contaba: “Estoy feliz por el recibimiento que tuvimos en cada taller donde fuimos a llevar nuestra campaña, todo esto es una emoción muy grande”.

De vuelta en su provincia patagónica, las trabajadoras de “la fábrica del pueblo” rindieron todo lo recaudado en la campaña, $ 28.981, que se suman a los $ 3023 entregados por las obreras de MadyGraf.

Las obreras sin patrón dejaron una enseñanza en Rosario, que ellas tienen como convicción: es necesario organizarse y luchar para defender los puestos de trabajo y con la enorme delegación de Pan y Rosas cantaban: “Si una mujer avanza, ningún hombre retrocede”.

“Me llevo una experiencia enorme y la fortaleza para salir adelante”

Nuestra fábrica está tomada porque hace 4 meses que no se pagan los salarios, estamos en una situación bastante mala económicamente, sin obra social, sin nada. El dueño no se ha presentado ni dado explicaciones, no le importamos.

Pero los trabajadores estamos saliendo de la empresa y planteando la situación. Estamos todos juntos en este tema.

Somos 70 trabajadores y de esos, 3 somos mujeres. Yo estoy al pie del cañón con los chicos. Nunca me imaginé vivir esto, conocer a las chicas de Zanon, de MadyGraf, todo lo que ellas hicieron, me llevo una experiencia enorme para transmitirles a mis compañeros.

Podemos salir adelante, no hace falta el patrón.
Laura, trabajadora de Tarcol (empresa tomada de Maipú, Mendoza).

“Nos sentimos parte de esta lucha”

María: “estamos re felices por haber venido. Nosotras participamos en muchas marchas por nuestros reclamos, pero esto no tiene nada que ver. Nos gustó mucho participar del taller de fábricas recuperadas, escuchamos muchas experiencias parecidas a las nuestras. Vendieron La Casona, y ahora nos quieren desalojar. Nosotros vamos a pelear para que no lo hagan, porque somos muchas familias las que dependemos de este trabajo. En total somos 50 trabajadores.

Rosa: En este encuentro nos sentimos parte de las luchas que dan todas las chicas. Al comienzo, cuando empecé a participar de las marchas, me sentía por fuera. Hoy acá, es distinto.

En La Casona hacemos actividades para mostrar nuestra lucha. Nosotros cobramos un sueldo todo los meses, tenemos obra social, pero estamos con la preocupación de que nos desalojen.

Rosa y María, de La Casona (restaurante de la Ciudad de Buenos Aires, autogestionado por sus trabajadores).




Comentarios

DEJAR COMENTARIO