Internacional

VENEZUELA

Las cámaras empresariales apoyan el "paro cívico" de la oposición venezolana

Miércoles 26 de julio | Edición del día

Para este miércoles y jueves la oposición aglutinada en la MUD convoca a otro “paro cívico nacional” de 48 horas, como parte de lo que llaman “la fase superior de la lucha cívica" contra el gobierno de Maduro. La principal federación patronal, Fedecámaras, declaró que apoya activamente el paro cívico reconociéndola como una "protesta ciudadana". De igual manera lo hacen cámaras empresariales de los distintos estados del país.

El dirigente de la MUD, Manuel Olivares, de Primero Justicia, en declaraciones de este martes fue enfático en su llamado al sector patronal: “Señores empresarios, dueños de empresas: no abrir sus negocios, no tomar sanciones contra los trabajadores”. A lo que los patronos están respondiendo afirmativamente.

En un comunicado de prensa, Fedecámaras declara que "damos libertad plena a nuestros trabajadores y empresarios que decidan sumarse a esta convocatoria cívica. Reconocemos y defendemos cualquier mecanismo de protesta ciudadana como expresión democrática, siempre y cuando se mantenga apegada a la Constitución y a las leyes". Se trata de la misma federación empresarial que no le importó durante el golpe del 2002 pisotear esta misma Constitución que ahora dicen defender, un golpe que disolvió ipso facto la Asamblea Nacional de entonces y demás poderes públicos.

Fedecámaras ratificó que rechaza la Constituyente convocada por Maduro, a la que considera "inconstitucional e innecesaria", y hace énfasis en que esa "no es la vía para resolver las exigencias de la población", declarando que “no apoya” ningún proceso constituyente que esté "de espaldas al pueblo soberano", por lo que le exige al presidente Maduro "abandonar su intención de imponer una nueva Constitución". Pero hay que destacar que mientras esta cúpula empresarial habla de que nada se puede hacer “de espaldas al pueblo”, ha venido apoyando todos los encuentros tanto abiertos y secretos que tanto la MUD como el propio gobierno de Maduro han venido, y están, llevando a cabo. Más aún, a estas horas las negociaciones secretas se siguen llevando a cabo buscando tanto el gobierno como la oposición derechista llegar a algún tipo de acuerdo y que se termine levantando las elecciones para la “Constituyente” convocadas para este domingo 30 de julio.

Esta nueva medida es parte de un plan que denominan "la hora cero", una serie de acciones contra el gobierno de Maduro que comenzaron el martes de la semana pasada con una agenda de cuatro puntos para esta semana, como antesala de lo que llaman histriónicamente la "escalada definitiva" para frenar la Constituyente convocada por el gobierno. Para esta semana, además del paro cívico de 48 horas, han convocado también a una nueva movilización en Caracas y las ciudades del interior del país, a la que en la capital han dado en llamar “la toma de Caracas”.

Como hemos escrito cuando la MUD convocó al paro cívico de 24 horas del miércoles pasado, se trata de paros claramente patronales, con el puro objetivo de allanarle el camino hacia el gobierno avanzando en sus objetivos reaccionarios de “gobierno de unidad nacional” y un plan de ajuste económico peor que el que padecemos hoy. Son paros que nada tienen que ver con las demandas y luchas de los trabajadores. No fue casualidad que en las declaraciones oficiales que realizaron los dirigentes de la MUD, como Freddy Guevara, de Voluntad Popular, y José Manuel Olivares, de Primero Justicia, lo primero que hicieron fue agradecer a los empresarios, declarando “gracias a los empresarios por cerrar sus empresas”. Para éste de 48 horas, como vemos, Fedecámaras nuevamente se pone a la cabeza para que tenga la mayor efectividad que se busca.

Te puede interesar: El “paro cívico” de la MUD: un lockout patronal para imponer su agenda reaccionaria

Este paro patronal nuevamente vuelve a ser apoyado por burócratas sindicales propatronales como la CTV, que tiene ya “tradición” apoyando estos lock out, incluso golpistas, como en 2002-2003, y que en verdad a estas alturas es un cascarón vacío y sus dirigentes son integrantes orgánicos de partidos de la MUD, o burócratas como la dirigente Marcela Máspero, de Unete, de largo pasado por el chavismo y ahora una dirigente de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López.

Como verdaderas correas de transmisión, buscan arrastrar a los trabajadores tras las políticas de la MUD, hacerlos pasar como paro de trabajadores por sus reclamos. Nada más ajeno a esto, pues el descontento de los trabajadores por los niveles de carestía de vida, la caída brutal del salario, el agobio de la pesada crisis económica que cae sobre sus espaldas, en nada estará presente en esta jornada convocada por la MUD. Desgraciadamente algunos sectores de la izquierda como el PSL apoyan al paro patronal de la MUD, transformándose en furgón de cola de las políticas de esta variante reaccionaria.

Te puede interesar: El escandaloso seguidismo "crítico" del PSL a la derecha de la MUD

La clase obrera necesita su agenda propia y su propia política para darle una salida a la situación. La necesidad más urgente de esta situación es poner en movimiento y en pie de lucha esa gran fuerza potencial para no quedar presos de la disputa entre dos bandos reaccionarios. Una vez más decimos, los trabajadores y los sectores populares nada tenemos que ganar con estos “paros cívicos” que convoca la MUD, sostenidos centralmente por los sectores empresariales, por lo que hay que denunciar su verdadero contenido reaccionario, patronal y que hasta países imperialistas han saludado.

Enfrentar al gobierno de Maduro, que busca atornillarse en el poder contra la voluntad del pueblo e imponer un suprapoder desde el cual gobernar con su “Constituyente”, no pasa por sumarse al polo de la MUD, como desgraciadamente hacen algunos sectores de la izquierda. Se trata de avanzar en forjar una salida independiente desde la clase trabajadora, al tiempo que se le da la espalada a este fraude “Constituyente”, con una abstención activa y sin brindarle un solo voto a esta farsa, impulsar asambleas en los lugares de trabajo, encuentros sectoriales y regionales de trabajadores, y demás espacios en la perspectiva de un Encuentro Nacional, que permitan avanzar hacia un plan nacional de lucha por las demandas de los trabajadores y el pueblo pobre, y por una salida a la crisis política desde la perspectiva de la clase obrera y los sectores populares.

Ver declaración política de la Liga de Trabajadores por el Socialismo: Desde la izquierda, contra la farsa de “Constituyente”: ¡Ni un solo voto a este fraude! ¡Abstención activa!








Temas relacionados

CTV   /    Fedecámara   /    Crisis Venezuela   /    Derecha Venezuela   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Burocracia sindical   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO