Internacional

REINO UNIDO

Las alternativas del Brexit profundizan las brechas en el Gobierno

A doce días de la fecha en la que el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea (12 de abril), el Parlamento se prepara para una segunda ronda de votos indicativos. ¿Qué significa?

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Lunes 1ro de abril | 12:41

Este lunes los diputados votarán nueve alternativas al plan de salida de May, con el objetivo de intentar desbloquear el impasse en el que se encuentran las negociaciones por el Brexit.

Estas mociones alternativas varían desde una votación pública confirmatoria, hasta un plan que contempla dejar la Unión Europea (UE) sin acuerdo el 12 de abril, pasando por concederle al Parlamento el derecho a revocar el artículo 50 (que anularía el Brexit), hasta una nueva extensión de los plazos de negociación. El presidente de la Cámara, John Bercow, está a cargo de la selección de las opciones que se votarán. Vale recordar que los votos indicativos expresan la opinión de los diputados de la Cámara, pero no son vinculantes.

Cuando se pensaba que las divisiones internas no podían profundizarse más, diputados a favor de “quedarse” y a favor de “irse” amenazan con dimitir.

El gobierno de Theresa May está al borde del colapso debido a que ministros de su gabinete van a adoptar posiciones enfrentadas en la votación de alternativas de este lunes sobre si apoyar un Brexit suave y la posibilidad de solicitar un aplazamiento antes de abandonar la Unión Europea.

El domingo, durante una entrevista televisiva, el diputado conservador y Secretario de Justicia, Davie Gauke, expresó: “si el Parlamento aprueba una salida de la UE que contemple una Unión Aduanera, la Primera Ministra tendrá que aceptar la posibilidad de respaldar dicha opción”. Sin embargo, esto fue rechazado por diputados a favor del Brexit, que han amenazado con dimitir si May acepta una salida que contemple una Unión Aduanera o una extensión que vaya más allá del 22 de mayo. En otro giro político, Julian Smith, el encargado de mantener la disciplina partidaria declaró que un “Brexit suave” era inevitable dado que el gobierno perdió la mayoría parlamentaria en las elecciones de 2017.

La ronda de votos indicativos de este lunes llega después de que la propuesta de la May fuera rechazada por tercera el viernes último por 58 votos de diferencia. Ante la perspectiva de dimisiones de altos miembros del gabinete, se optó por permitir el “voto libre”, es decir sin disciplina partidaria.

Dos planes para un "Brexit suave"

En la última semana dos planes para un “Brexit suave” han ganado apoyo: uno es la propuesta del excanciller Ken Clarke, que contempla una Unión Aduanera con la UE negociada como parte del Brexit. Esta propuesta fue derrotada la semana pasada por apenas ocho votos. En el segundo plan, conocido como “Mercado Común 2.0” (también como “Noruega Plus”) perdió por 95 votos la semana pasada, pero desde entonces ha ganado adeptos.

No se puede descartar que en la ronda de votos indicativos de este lunes la Cámara de los Diputados adopte una propuesta de un “Brexit suave”, ya sea quedándose en la Unión Aduanera o el Mercado Único; sin embargo, puede que la primera ministra se niegue a llevarlo adelante debido a que el manifiesto electoral de su formación rechaza ambas opciones.

Las asperezas son tales que el domingo varios ministros del gabinete del ala europeísta crearon un agrupamiento de diputados conservadores socialmente liberales, llamado “One Nation” (Una Nación). Se proponen desafiar las políticas del ala dura euroescéptica referenciada en el Grupo de Investigación Europeo (ERG, por sus siglas en inglés).

Por su parte, los miembros del ERG temen que el proceso de votos indicativos, controlado por una alianza interpartidaria, conduzca a un Brexit suave. Los euroescépticos están furiosos y se anunciaron dispuestos a bloquear todos los esfuerzos para evitar una propuesta que implique ser parte de una unión aduanera. Quieren que uno de ellos suceda a May y lleve adelante la siguiente fase del Brexit.

La situación no puede ser más desesperante. El Brexit se concretará el 12 de abril, por lo que Gran Bretaña tiene apenas doce días para proponer un nuevo plan o justificar una nueva extensión de la fecha de salida, que deberán ser aprobados de manera unánime por todos los líderes europeos.

La posición de May es cada vez de mayor debilidad, hay una lista de ministros del gabinete esperando para sucederla como líder y cinco facciones que se preparan para empujar su agenda si el plan de May fracasa de nuevo. ¿Saldrá el Reino Unido de la UE con algún tipo de acuerdo? ¿Saldrá de manera salvaje sin acuerdo? ¿Se concederá una extensión? ¿Habrá elecciones adelantadas? ¿Dimitirá May? Si el Brexit mostró algo, es que todo es posible.

¿Cuáles son las diferencias entre una Unión Aduanera, el Mercado Único y Noruega Plus?

La Unión Aduanera de la UE facilita el comercio a las empresas de la UE y armoniza los derechos de aduana sobre las mercancías procedentes de fuera de la UE. En la práctica, implica que las autoridades aduaneras de los 28 países de la UE aplican las mismas tarifas a las mercancías importadas en su territorio procedentes del resto del mundo y no aplican tarifas internas.

En cambio, el Mercado Interior Único (sin fronteras) de la UE garantiza la libre circulación de mercancías, servicios, capitales y personas con la eliminación de barreras técnicas, jurídicas y burocráticas.

Es decir, una de las diferencias centrales entre estas dos opciones es la circulación de personas (y movilidad de trabajadores) entre los estados miembros. Este punto no es menor ya que una de las razones que motivaron votar a favor del Brexit fue la campaña xenófoba de que los “inmigrantes” le quitan el empleo a la población nativa.

Mercado Común 2.0” (también “Noruega Plus”) propone que el Reino Unido se una a la Asociación Europea de Libre Cambio (AELC, o EFTA en inglés), se quede en el Espacio Económico Europeo (EEE) y en el mercado único, y que establezca un acuerdo hasta que se encuentre una solución a la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Contribuiría al presupuesto de la UE, pero no se acataría a la política agrícola común (PAC), ni a la política pesquera común (PPC); tampoco a las normativas de la UE en el ámbito de la justicia y los asuntos de interior.







Temas relacionados

Theresa May   /    Brexit   /    Europa   /    Unión Europea   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO